COP25 (Segunda parte): Movilizar el compromiso con medidas efectivas contra la crisis climática global

Posted by aclimaadmin | diciembre 13, 2019 | Blog, Blog Aclima

La 25.ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP25) que se está celebrando estos días en Madrid pretendía establecer la agenda en materia climática y de medio ambiente que las naciones del mundo tienen que cumplir para alcanzar el objetivo global de combatir la crisis climática y detener el incremento de temperaturas como mínimo por debajo de 2ºC.

Y es que los científicos llevan años alertando de la situación de emergencia climática en la que se encuentra nuestro planeta, y cada vez son más palpables las acciones políticas en sintonía con esta idea. Sin embargo, los esfuerzos pueden no ser suficientes si los países no cumplen los compromisos adquiridos en materia de reducción de emisiones de CO2.

Según un informe del PNUMA, informe del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, las emisiones mundiales de gases deberían bajar un 7,6% cada año entre 2020 y 2030 para contener el aumento de temperaturas en 1,5°C, o dicho de otra forma, la emisiones tendrían que reducirse un 45% para el año 2030 respecto a los niveles del 2010. Este objetivo sería un paso intermedio para alcanzar la neutralidad climática en 2050, o sea, que las emisiones provocadas por el hombre se compensen con la acción de bosques u otros sumideros que las neutralicen.

Para esto, es imprescindible una labor continuada y global, en la que todos los países acometan los cambios necesarios para descarbonizar la economía global. En el punto en el que nos encontramos, es necesaria una transición rápida en casi todos los sectores de la actividad humana: energía, agricultura, transporte, edificación etc.

Ambivalencia internacional

Respecto al compromiso internacional, existen diferencias muy importantes entre las naciones. China, Estados Unidos e India son, en ese orden, los países responsables de la mayoría de las emisiones de gases efecto invernadero y no han enviado delegaciones de primer  nivel a la COP25.

Particularmente, si no se produce ningún cambio Estados Unidos se retirará del Acuerdo de París en noviembre de 2020, provocando la paradoja de que la primera economía mundial no avance en sintonía con las medidas que deben implantarse internacionalmente para combatir la crisis climática.

También en Europa hay noticias poco esperanzadoras, ya que actualmente sólo diez de los 28 países de la UE están en condiciones de alcanzar la meta de reducir sus emisiones en un 40% para el 2030 respecto a las de 1990.

Sin embargo, la acción diplomática y la concienciación acerca de la delicada situación ambiental en la que se encuentra el planeta ha llevado a otras naciones a aumentar su compromiso en la lucha contra el cambio climático. Por ejemplo, recientemente Rusia anunció que se adhería al Acuerdo de París, tras darlo de lado durante años.

También, en la anterior Cumbre de Acción Climática organizada por la ONU, 77 países acordaron reducir a cero sus emisiones de carbono para 2050.

¿Y qué ha pasado en esta cumbre de Madrid? De momento, que un total 73 países (los que forman la Alianza por la Ambición Climática) prometen reforzar sus planes de acción climática a partir de este próximo 2020. Parece una gran suma, pero tan solo emiten el 10% de los gases mundiales. De hecho, EE.UU., China, India y Brasil, los que más gases emiten, no están en esta lista.

Sin embargo, hay que mirar el lado positivo: 11 de estos países de la Alianza ya han comenzado los procesos internos para relanzar sus nuevos objetivos. También, 14 regiones, 398 ciudades y 787 empresas, además de 16 grandes inversores, están trabajando para la neutralidad de carbono en el año 2050.

UE, liderazgo en la acción climática

La Unión Europea ha querido dar un paso al frente ante la situación de emergencia climática en la que el planeta se encuentra. La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, ha anunciado que en enero se aprobará la primera ley europea de transición hacia la neutralidad climática, que tiene como objetivo hacer irreversible la evolución hacia una economía descarbonizada.

Además, también ha anunciado un plan de inversiones global por un valor de un billón de euros para los próximos diez años, sustentado en la investigación, la innovación y las nuevas tecnologías. En este sentido, el Banco Europeo de Inversiones ha manifestado que a partir del año 2021 no financiará inversiones en proyectos relacionados con el petróleo, gas y carbón.

Por su parte, Frans Timmermans, vicepresidente de la Comisión Europea, ha reconocido que será necesaria una inversión de entre 260.000 y 300.000 millones de euros anuales para que Europa sea neutral en 2050. Además de subrayar que “el precio de invertir es menor que el de no hacer nada.”.

Y es que la UE se ha marcado el objetivo de convertir a Europa en el primer continente neutro en clima. Para ello se ha propuesto un Pacto Verde Europeo que persigue abandonar los combustibles fósiles como máximo para el año 2050 y convertir parte del Banco Europeo de Inversiones en Banco Climático.

Regulación de los mercados de carbono, uno de los grandes escollos de la Cumbre

De momento, la regulación de los mercados de carbono (que era uno de los grandes puntos a tratar) se ha enquistado y posiblemente tenga que esperar al próximo año, a decir de los expertos que siguen el desarrollo de la cita de Madrid.

Poner de acuerdo a los 200 países que participan en esta cumbre no es tarea fácil (en la anterior cumbre en Katowice (Polonia) tampoco se llegó a buen puerto). Y es por esto que la presidencia de la COP25, que recae en Chile, ha nombrado a los ministros de Medio Ambiente de Sudáfrica y de Nueva Zelanda para coordinar la negociación para alcanzar un consenso sobre el desarrollo de este espinoso artículo 6.

¿Por qué tanto escollo? La explicación está en las unidades de reducción de emisiones que se han generado durante el periodo de vigencia del Protocolo de Kioto. Encabezados por Brasil, varias naciones quieren que esas unidades se puedan continuar usando para que los países cumplan sus compromisos firmados en el marco del Acuerdo de París a partir del próximo año. Y es que, según un estudio reciente, son unos 4.000 millones las unidades sobrantes (créditos de emisiones) que pueden quedar del Protocolo de Kioto, lo que significa ahorros que equivalen a 4.000 millones de toneladas de CO2, siendo Brasil uno de los países que más unidades acapara. Sin embargo, la mayoría de los estados no está de acuerdo porque entienden que los planes pactados en la cumbre de la capital francesa se refieren a recortes nuevos a partir de la siguiente década.

También en Madrid se ha visto la resistencia de varias naciones, de nuevo es Brasil la cabeza más visible de esta postura, para el desarrollo de un mecanismo potente para evitar la doble contabilidad (que la reducción de emisiones fuera contabilizada por el país que compra y el país que vende en las anotaciones de sus respectivas contribuciones nacionales). Hasta el momento, este tema queda en stand by.

Sin embargo, sí que ha habido avances. Como es el caso de la creación de una tasa a las transferencias de derechos de emisiones, especialmente, entre empresas. Esta tasa se convertiría en ayudas para que países con menos recursos se adaptasen a los impactos del calentamiento global.

“El mundo nos está mirando y espera soluciones concretas de nuestra parte, la crisis climática es una realidad y los ciudadanos del mundo entero lo saben, la están viviendo ahora, cada medida que tomemos es un paso de esperanza, el planeta nos necesita unidos y más comprometidos que nunca”. Es lo que expresaba la presidenta de la COP25 y ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt en la Cumbre de Madrid. A falta de unas horas para que termine, el balance final de la COP25 dirá si se han cumplido las expectativas o habrá que esperar a la reunión el año próximo en Glasgow.

 

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 14 febrero 2020
El 31 de enero se consumó oficialmente la salida del Reino Unido de la UE, el denominado Brexit. Este hecho va a tener consecuencias para Europa en muchas áreas, y...
Posted by aclimaadmin | 07 febrero 2020
El 25 de septiembre de 2015, los líderes mundiales adoptaron un conjunto de objetivos globales para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte...
Posted by aclimaadmin | 31 enero 2020
El pasado viernes 24 de enero se celebraba la asamblea de invierno de Aclima, cluster de medioambiente de Euskadi, en el Palacio Euskalduna. Durante la sesión, Aclima presentó la hoja...
X