Una oportunidad para las empresas vascas

Posted by aclimaadmin | mayo 6, 2019 | Noticias del Sector

Excepto por los sectores más pertinazmente negacionistas acerca de la existencia y/o efectos del cambio climático inducido por el hombre, una parte muy importante de los ciudadanos, empresas y administraciones, así como el conjunto de la sociedad civil, es consciente y se manifiesta con creciente preocupación al respecto de los problemas y costes de todo tipo derivados de las emisiones de gases con efecto invernadero. Es por ello por lo que se hace imprescindible adoptar soluciones técnicas y financieras que permitan abordar con la urgencia necesaria y de manera global y eficaz la lucha contra el cambio climático y sus efectos. El interés por el clima y por la financiación de proyectos climáticos es también un acicate para fortalecer el mercado y la competitividad de las empresas que centran su oferta de bienes y servicios en actividades ligadas a la sostenibilidad y a la economía circular.

Dada la magnitud y aceleración de los impactos negativos percibidos (y aún por percibir) por el cambio en el clima, para el combate contra el cambio climático y sus efectos no son suficientes los recursos públicos que se pudieran movilizar a nivel global. Es imprescindible la implicación del sector privado para lograr movilizar tanto una inversión de 100.000 millones de dólares anuales para una transición a economías bajas en carbono y resilientes al clima, como las ideas, iniciativas y proyectos del sector privado. De ese modo, los recursos públicos servirán como financiación directa capaz de apalancar a la iniciativa privada para proveer soluciones que permitan alcanzar los objetivos marcados por el Acuerdo de París en 2015; y más en concreto, el objetivo de limitar el calentamiento global a 1,5 °C sobre la temperatura de la época preindustrial.

El Fondo Verde para el Clima de las Naciones Unidas es el instrumento multilateral más ambicioso creado por la comunidad internacional para financiar proyectos que reduzcan las emisiones contaminantes y combatan los efectos de las mismas sobre el clima y las sociedades, con particular hincapié en sus efectos sobre las poblaciones más vulnerables y de menores ingresos. El Fondo dispone de más de 10 mil millones de dólares (dotado mediante aportaciones de más de 40 países, entre los que se encuentra España) y aspira a movilizar, además de ideas y soluciones, recursos procedentes del sector privado a través de, entre otros, fondos de pensiones, compañías de seguros y el propio mercado de capitales. Un objetivo importante del Fondo es sentar las bases de un cambio de modelo productivo, buscando potenciar el tránsito hacia una economía baja en carbono y crecientemente resistente al cambio climático. Con este fin, el Fondo ofrece a los inversores y promotores de proyectos una variedad de instrumentos financieros (donaciones, préstamos en condiciones concesionales, participaciones en capital y garantías) para financiar proyectos públicos y privados de mitigación (es decir, acciones para reducir la emisión de gases de efecto invernadero o para aumentar la captura de CO2) y adaptación al cambio climático (acciones para promover la resiliencia a los efectos del cambio climático) en países en desarrollo y emergentes.

El Fondo Verde para el Clima opera a través de entidades acreditadas que han superado un riguroso proceso de homologación de sus procedimientos internos. La Compañía Española de Financiación del Desarrollo (COFIDES) es la única entidad española que cuenta con dicha acreditación, lo que la habilita para presentar al Fondo proyectos climáticos al objeto de movilizar la financiación necesaria para hacerlos viables, así como a estructurar, gestionar y seguir los referidos proyectos.

Se abre por tanto un nuevo marco de oportunidades para las empresas que se dediquen a los sectores de energías renovables, transporte y movilidad sostenibles, eficiencia energética, seguridad hídrica y alimentaria, infraestructuras resilientes, entornos urbanos, agricultura sostenible y conservación de bosques y ecosistemas. COFIDES ha lanzado recientemente una primera convocatoria de proyectos (que finaliza el 30 de junio), al objeto de generar una cartera potencial de operaciones. Con posterioridad se continuará con sucesivas convocatorias.

Hay muchas empresas vascas altamente competitivas y punteras en los sectores elegibles para el Fondo Verde. Muchas empresas del País Vasco son líderes globales en los sectores relacionados con la sostenibilidad. Por ello, desde COFIDES animamos a todas ellas a que nos presenten proyectos que contribuyan a combatir el cambio climático en países en desarrollo y emergentes. En COFIDES pueden encontrar un aliado que defienda sus proyectos ante el Fondo Verde para el Clima y lograr así la financiación con la que hacerlos posible.

Fuente: EL CORREO

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 29 julio 2019
Los vizcaínos concienciados que tratan de generar menos residuos y reciclan en casa no ven premiado su esfuerzo. Pagan lo mismo por la tasa municipal que otros vecinos despreocupados por...
Posted by aclimaadmin | 24 julio 2019
Urbaser, Ferrovial y FCC son las principales empresas que optan a gestionar la limpieza en Vitoria-Gasteiz. Hoy se han abierto los primeros sobres, con los que se ha podido determinar que...
Posted by aclimaadmin | 24 julio 2019
Aprobado el Decreto que actualiza las áreas protegidas y los controles para evitar su contaminación por nutrientes de los vertidos urbanos o agrícolas El Consejo de Gobierno, a propuesta del...
X