Agua digital, una fuente inagotable de datos para ciudades resilientes

Posted by aclimaadmin | noviembre 18, 2021 | Noticias del Sector

El cambio climático ha puesto sobre la mesa numerosas incertidumbres que nos abocan a un proceso transformador de las bases de la sociedad y la economía, en las que la sostenibilidad y la digitalización se erigen como los dos grandes pilares de ese puente que hay que cruzar para entrar en la nueva era: la de los datos

Las nuevas tecnologías protagonizan esta transformación que ya impacta en los modelos de producción, en la mano de obra, en la relación con los consumidores, etc.

La Inteligencia Artificial (IA), el machine learning, el big data, las impresoras 3D y 4D, el 5G, la Realidad Virtual, el blockchain, la Realidad Aumentada o el Internet of Things (IoT) son algunas de las tecnologías que ya marcan nuestro presente y que determinarán nuestro futuro.

En esta era de la resiliencia digital como palanca estratégica del cambio, el darwinismo digital cobra especial importancia: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, rápidas o inteligentes, sino las que mejor se adaptan al cambio”.

Y ahí parte con ventaja la gestión de los recursos hídricos y los operadores del ciclo integral del agua, como el grupo Agbar pionero en la adaptación a las nuevas coyunturas que han surgido de la mano de la digitalización, conscientes de que los datos son el gran recurso del siglo XXI que requiere de buenas herramientas de gestión.

En este segmento hidrológico, la telelectura se presenta como palanca de transformación del ciclo integral del agua, una herramienta que va mucho más allá de medir los consumos de los usuarios para tarificar.

La telelectura ofrece un copioso caudal de información que permite alcanzar grandes objetivos, no solo para optimizar la eficiencia en el uso del agua y funcionamiento de las redes de distribución y abastecimiento, sino para la mejora de la calidad de vida de las personas y hasta de la resiliencia y seguridad de las ciudades.

La montaña de datos que ofrece la telelectura no ayuda por sí misma, es necesario desarrollar herramientas que traduzcan todos esos datos en beneficios reales para operadores, administraciones y ciudadanos, tal y como nos explica Claudio Cosentino, director de Smart Metering de Agbar.

Uno de los primeros paradigmas a la hora de implementar los contadores digitales es el coste de la implantación de la telelectura si solo nos centramos en una herramienta para tarificar, tal y como se usa actualmente la lectura manual. El coste de una y otra manera de medir los consumos arroja un gap de  4-5 euros por abonado al año; sobre una estimación del coste de la lectura de siete euros anuales frente a los once de los sistemas de contadores digitales.

Los beneficios de la telelectura para el ciudadano

El reto que se plantea entonces, es sacar partido de los múltiples beneficios y oportunidades que genera la telelectura, que revierten absolutamente ese GAP, de cara a la completa sustitución del actual parque de contadores por sistemas inteligentes que permitan, entre otras cosas, medir en tiempo real los consumos en los hogares.

Uno de los principales beneficiados de estos sistemas digitales es el ciudadano, que gozará de una mayor transparencia a la hora de acceder a sus consumos, en línea con la nueva Directiva de calidad del agua potable, ya que la telelectura le permite conocer sus consumos reales, no estimados, en tiempo real 24/7.

Esta información a su vez permite identificar consumos anómalos que destapan fugas, incluso ocupaciones no autorizadas de viviendas.

Además, facilita la lectura de contadores interiores al poder realizarse la lectura sin intervención del lector y es especialmente beneficiosa, a la hora de poder elegir los periodos de tarificación en función de las preferencias de cada usuario y reducir las reclamaciones por el cobro de consumos estimados reforzando la satisfacción de los ciudadanos con este servicio esencial.

De cara a las administraciones locales y ayuntamientos, competentes en la prestación del servicio del agua potable, la implantación de la telelectura les proporciona una imagen actualizada del municipio convirtiéndolas en Smart Cities. Permite un control exhaustivo de consumos municipales, redunda en una mayor transparencia suministrando datos a los portales municipales.

Un avance que será obligatorio en pocos años tras la transposición al ordenamiento nacional de la nueva Directiva Europea de calidad del agua para consumo humano.

El hecho de permitir segmentaciones por épocas del año, geografía y tipo de usuario la información aportada por los contadores digitales puede ayudar al diseño de nuevas estructuras tarifarias.

En este mismo ámbito, la telelectura impulsa avances en la Agenda 2030 ya que al favorecer consumos responsables mejora la protección del medio ambiente con una clara contribución al ODS6 (Derecho universal al agua potable y saneamiento adecuado).

Al reducirse los desplazamientos para las operaciones de lectura manual de contadores se reduce la emisión de CO2 a la atmósfera (ODS13), cae la siniestralidad laboral contribuyendo al ODS8; y es capaz de aportar información al ámbito social (ODS 3) facilitando, por ejemplo, la implantación de sistemas de teleasistencia.

En el ámbito de las aportaciones de la telelectura al propio sistema de prestación del servicio de agua potable, la infonomía que aporta la telelectura permite llevar a cabo un control diario del rendimiento hidráulico, reduce drásticamente las fugas en las redes de distribución, así como las pérdidas aparentes.

Un mayor control de los consumos en puntos estratégicos, como no facturables, bonificados, deficitarios e incorporar mejoras en la red de distribución y en la calibración de herramientas de modelización del sistema.

Más allá de todas estas aportaciones de la telelectura para una mejor gestión del recurso hídrico, las operadoras se benefician de un mejor servicio y satisfacción de los usuarios al minimizar los errores de lectura y factura, una mejora del control del fraude, y en la planificación y previsión de los consumos pudiendo establecer estrategias segmentadas a partir de los consumos identificados.

Sobre casos reales sólo con un panel digital de información de consumos en tiempo real de instalaciones municipales de riego, baldeo y otros usos se ha logrado incluso reducir hasta un 50% estos consumos en apenas dos años. Se trata de ofrecer a los responsables municipales información sencilla con control de alarmas ante consumos excesivos no previstos. Y se ha comprobado que después de esta reducción en dos años se mantiene la bajada del consumo de agua en riegos de jardines y baldeos de calles. No solo se evita desperdiciar recursos hídricos, sino que se ahorra en el coste del agua para las arcas municipales.

En el ámbito de instalaciones interiores, en lugares de costa donde hay un gran parque de viviendas de segunda ocupación la telelectura facilita una correcta lectura de los consumos al evitarse la estimación, se factura sobre datos reales y eso hace que se reduzcan en 30 veces las reclamaciones de los usuarios. Durante la pandemia, en la que las limitaciones de movilidad y acceso a los hogares para realizar las lecturas de contadores manuales, la posibilidad de seguir facturando con datos reales mediante los contadores digitales ha sido un hito para las operadoras del sector del agua urbana.

En lo que se refiere a los periodos de facturación, disponer de datos de consumo en tiempo real ofrece una oportunidad de adaptarse a las necesidades de los usuarios.

En definitiva, la  telelectura va mucho más allá de un simple sistema de cuantificación de consumos para su tarificación y ofrece un mundo de información y datos que bien leídos facilitan la y mejoran la vida de los ciudadanos.

Fuente: El Ágora 

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 23 mayo 2022
La Fundación Cursos de Verano de la UPV/EHUko Uda Ikastaroak Fundazioa (UIK) ha preparado el curso “Construyendo el futuro de Euskadi desde la Investigación y la Innovación”, que se celebrará ...
Posted by aclimaadmin | 23 mayo 2022
El Ayuntamiento de Vitoria-Gasteiz ha comenzado el proceso participativo para la elaboración de la Agenda Urbana de la ciudad: Vitoria-Gasteiz 2030, la estrategia de futuro que permitirá afrontar los nuevos...
Posted by aclimaadmin | 20 mayo 2022
Key messages The circular economy action plan target to halve residual municipal waste by 2030 and the EU recycling targets for municipal waste are intrinsically linked. Over the last 5 years,...
X