Bilbao refuerza su sistema de detección de ruidos para frenar la contaminación acústica

Posted by aclimaadmin | marzo 29, 2022 | Noticias del Sector

Amplía la cifra de medidores hasta 75 y habilita unidades en todos los distritos para que puedan ser consultadas por los vecinos en tiempo real.

En los últimos dos años ha habido muchos meses de silencio triste en Bilbao por los confinamientos y las restricciones a la movilidad. Tanta tranquilidad forzada ha tenido un efecto curioso: «Desde que ha regresado la vida normal mucha gente se está quejando por el ruido», cuenta Álvaro Pérez, concejal adjunto de Movilidad y Sostenibilidad.

Cree, de un lado, que a menudo hay poca tolerancia en relación con los peajes que hay que pagar por el hecho de residir en una ciudad viva. Pero, de otro lado, asume que hay margen de mejora.

¿Cuánto? Primero hay que tener el diagnóstico, conocer la realidad. Y en eso estamos. El Ayuntamiento está terminando de instalar ahora 24 sonómetros en el distrito de Abando. Se da así respuesta a una petición vecinal en la que los residentes reclamaban más dispositivos y que sus mediciones fuesen conocidas al momento. Hay que tener en cuenta que la ciudad cuenta ya con 51 medidores operativos repartidos por todos sus distritos, que son los que se utilizan para elaborar el mapa acústico.

El último ya es viejo, de 2017, y se está preparando el de este año. Se elaborada cada lustro.

Una de las cualidades que en un principio tenían los aparatos que ahora se están instalando en Abando es que se daría a los vecinos la posibilidad de acceder a las mediciones al momento. La queja vecinal era que los datos que se manejan para hacer el diagnóstico son medias anuales, y lo que a ellos y ellas les molesta es el jaleo frecuentemente nocturno, y normalmente concentrado ciertos días de la semana. En fin, que quieren saber qué pasa realmente a ciertas horas, y noc ontar únicamente con medias anuales que diluyen el problema.

Álvaro Pérez replica que, salvo casos específicos (Uribitarte, Ledesma, Pozas…) el ruido realmente pernicioso no es el del ocio nocturno, sino el de los coches. Es en el que más se fija el mapa acústico de 2017, que apunta como zonas más castigadas aquellas que tienen más tráfico, como la avenida Zumalacárregui, Maurice Ravel, Sabino Arana, Juan de Garay…

Carreras y estruendo

En cualquier caso, desde el equipo de gobierno municipal consideraron que era poco justo que sólo el vecindario de Abando tuviese acceso a las mediciones en directo de sus sonómetros. Así que lo que han resuelto es que haya «dos o tres medidores en cada distrito» que ofrezcan datos en tiempo real. En estos momentos se están haciendo los ajustes tecnológicos y la intención es que tras la Semana Santa esté habilitada en la página web municipal una ventana donde poder consultar esta información.

Con todo, el concejal socialista recuerda que lo realmente pernicioso para la salud, lo que castiga al organismo humano con cardiopatías y estrés, entre otras patologías, es el ruido continuado y sostenido –también, naturalmente, el jaleo persistente debajo de casa ciertos días de la semana, pero este sería otro problema–. Es decir, el del tráfico.

«Lo que marca la ley es que hay que hacer mediciones anuales porque es ahí donde realmente se refleja la situación». Lo dice porque siempre puede haber picos en los que pasa un camión, o alguien tira un petardo. O en ciertas épocas, como Aste Nagusia –cuando la había– «las mediciones son tremendas». Lo compara con la contaminación: aunque normalmente la calidad del aire en la ciudad es buena, siempre hay episodios puntuales (el último, la calima) que arrojan datos muy negativos. En lo que hay que fijarse, sostiene, es en las medias. Pero asume que el asunto del ruido es complejo.

Con los nuevos medidores, en cualquier caso, se va a tener una visión más fiel de la realidad minuto a minuto. Y con más información habrá más mimbres para tomar medidas para contener el problema. En realidad, Pérez recuerda que Bilbao lleva tiempo embarcado en tranquilizar la ciudad. De hecho, con la implantación del límite de 30 kilómetros por hora la media de decibelios pasó «de 68,58 a 66,46». También se está poniendo más énfasis en limitar las molestias en ciertos eventos. Por ejemplo, «en una carrera popular no hace falta tanta megafonía como a la que nos tenían acostumbrados».

Fuente: El Correo

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 26 enero 2023
La publicación aborda una serie de indicadores de salud del suelo para apoyar la política común y garantizar así ecosistemas saludables y un uso sostenible de los suelos de la...
Posted by aclimaadmin | 26 enero 2023
Esta información, extraída del último informe de la AEMA, enfatiza que la legislación de la UE debe enfocarse en intensificar el monitoreo para una mejor recopilación y análisis de datos...
Posted by aclimaadmin | 26 enero 2023
Los impuestos medioambientales de la UE representaron el 5,4% de los ingresos totales procedentes de impuestos y cotizaciones sociales en 2021, una proporción aún menor que en 2019. En 2021,...