Bioeconomía Circular, buscando la sostenibilidad de los recursos naturales

Posted by aclimaadmin | mayo 27, 2022 | Blog Aclima

Aunque nuestra sociedad disfrute de un nivel tecnológico nunca visto en la historia comparte con otras épocas una clave fundamental, la naturaleza es la base de nuestra prosperidad. El Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF) calcula que  la naturaleza proporciona servicios por un valor aproximado de 110 billones de euros anuales y, de igual manera, los expertos indican que aproximadamente la mitad del PIB mundial, 40 billones de euros, depende en alguna medida de los recursos naturales. La Bioeconomía Circular es un nuevo paradigma que integra la bioeconomía con la circularidad, para promover la sostenibilidad de los recursos naturales poniendo el foco en la conservación del medio ambiente como un principio innegociable.

Resulta lógico aplicar a la economía basada en la naturaleza los principios circulares, ya que en ningún otro caso es tan perentorio incrementar la sostenibilidad. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) alertaba en su informe “Biodiversidad: Las finanzas y la economía. Argumentos para la acción” que la pérdida de biodiversidad y el colapso de los ecosistemas son las mayores amenazas a las que se enfrenta la humanidad en la próxima década. El año pasado el Día de la Sobrecapacidad de la Tierra fue el 29 de julio, es decir, a partir de esa fecha entramos en deuda con el planeta, pues ya habíamos consumido los recursos que el mundo es capaz de generar en un año. Ante esto, la Bioeconomía Circular es la respuesta más eficaz que podemos adoptar para optimizar la eficiencia y sostenibilidad de los recursos naturales.

Un nuevo paradigma

El concepto de Bioeconomía Circular surge de unir la bioeconomía con la Economía Circular, para definir un nuevo modelo económico sostenible en lo económico, social y ambiental. Su creación es reciente en el tiempo, pero en los últimos años ha ido adquiriendo relevancia. Los objetivos que plantea son la mejora de la competitividad, la generación de nuevos puestos de trabajo y oportunidades comerciales, y el incremento de los beneficios económicos. Para ello, propugna sincronizar el desarrollo económico con el cuidado del medioambiente y la mejora en los avances sociales. Es decir, se trata de aplicar principios circulares en la producción, utilización, reutilización y conservación de los recursos biológicos, maximizando la sostenibilidad.

En la Bioeconomía Circular se encuadran las actividades económicas con base biológica, y que aplican la Economía Circular en sus procesos. Así, sectores como la agricultura, ganadería, pesca, industria agroalimentaria, textil, químico, biotecnológico, bioenergía etc. pueden englobarse en la Bioeconomía Circular. La idea es promover la sostenibilidad de los recursos naturales, buscando el menor impacto ambiental, fomentando la renovación de esos recursos, generando el mínimo posible de desechos biológicos, y reciclándolos para que puedan volver a ser aprovechados.

Como sabemos, la Economía Circular define un modelo económico donde se maximiza el volumen de insumos que se reciclan para volver a ser usados, mejorando de esta manera la sostenibilidad y el cuidado del medio ambiente. Sus claves son cerrar el ciclo de vida de los productos, minimizando el volumen de desechos e incrementando a la vez el aprovechamiento de los residuos. A partir de los años 80 del pasado siglo se popularizó y hoy día aparece como una de las claves más importantes del desarrollo del planeta en el futuro.

Por su parte, el término Bioeconomía se empleó por primera vez en el libro “La Ley de la entropía y el proceso económico”, de Nicholas Georgescu, publicado en 1996. Aquí, se definía el desarrollo económico integrándolo con una visión ecológica en el marco de la evolución del planeta, como una fase temporal de la biosfera. Más tarde, Mansour Mohammadian y René Passet, definieron a la bioeconomía como la síntesis de la biología con la economía.

Bioeconomía Circular, sector estratégico

La preocupación por la conservación del medio ambiente y las consecuencias del cambio climático centran el debate mundial en las últimas décadas. Para afrontar estos retos, la ONU ha promovido los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y la Agenda 2030, que insta a los gobiernos y organizaciones a adoptar medidas para promover la prosperidad al tiempo que protegen el medio ambiente. La clave de este propósito es la sostenibilidad y el respeto por los recursos naturales.

En este contexto, sectores como la agricultura, la ganadería, la agroindustria y la pesca adquieren una relevancia estratégica debido a su incidencia en los recursos biológicos y su importancia en el suministro de alimentos e impacto ambiental. De esta manera, la Bioeconomía Circular es una de las áreas en las que la innovación y la investigación deben aplicarse con mayor intensidad para asegurar un uso más eficiente de los recursos. Asimismo, se necesita ampliar la interrelación entre el ámbito empresarial y el público, fomentando alianzas y sinergias que permitan el establecimiento de objetivos comunes, transferencias de conocimiento y divulgación de la importancia de la Bioeconomía Circular para el conjunto de la sociedad. Solo de esta manera se podrá incrementar la sostenibilidad y la eficiencia en el uso de los recursos biológicos, a la vez que se reduce el impacto ambiental y se avanza hacia una economía descarbonizada.

Bioeconomía Circular en Europa y Euskadi

En los últimos años la Bioeconomía Circular está ganando importancia. La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos publicó en 2018 el informe “Afrontar los desafíos de las políticas para una bioeconomía sostenible”, en el que abordaba el desarrollo de la bioeconomía en el futuro, relacionándolo con la necesaria integración de la sostenibilidad como eje vertebrador de su actividad.

Se calcula que en la actualidad más de 50 países poseen una estrategia de bioeconomía o políticas relacionadas. En nuestro ámbito más cercano, la UE lleva tiempo tratando este tema y ya en 2012 aprobó la Estrategia europea de bioeconomía dirigida a orientar la economía europea hacia un uso mayor y más sostenible de los recursos renovables. En 2018 se impulsó la actualización de la Estrategia Europea de Bioeconomía con un plan de acción para el desarrollo de una bioeconomía sostenible y circular. Su objetivo es acelerar la bioeconomía europea sostenible alineándola con los ODS y la Agenda 2030, y para ello establece medidas concretas que se enmarcan en tres áreas: incrementar y reforzar los sectores con base biológica; implantar rápidamente la bioeconomía en toda Europa; proteger el ecosistema y entender las limitaciones ecológicas de la bioeconomía.

En España se adoptó en 2015 la Estrategia española de Bioeconomía: Horizonte 2030, que afecta sobre todo a los sectores agroalimentario, forestal, bioproductos industriales, bioenergía obtenida de la biomasa, y sus servicios conexos.

En lo que respecta a Euskadi, el Gobierno Vasco aprobó el año pasado el primer Plan de Economía Circular y Bioeconomía, con los objetivos de impulsar la eficiencia en el consumo de materias primas, reducir los residuos y optimizar la producción limpia. En él se incluyen cuatro ejes estratégicos (la producción, el consumo, la gestión de residuos y materias primas secundarias, y la competitividad e innovación), once líneas de actuación y 53 acciones concretas. Entre ellas, las más destacadas son la creación del Basque Circular Hub, el refuerzo de la inversión pública y privada en proyectos de innovación, el impulso del Basque Ecodesign Center o el programa de apoyo a la ecoproductividad en pymes denominado Pyme Circular, en el que participa Aclima.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Z:\Comunicacion\CLIENTES\ACLIMA\POST\2022\EStrategia de protección de suelo de Euskadi
Posted by aclimaadmin | 23 junio 2022
Evitar, a través de la gestión sostenible del suelo, la degradación de este medio en términos netos para mitad de siglo, a la vez que se garantiza su conservación en...
Posted by aclimaadmin | 10 junio 2022
El Pacto Verde plasma la voluntad de que Europa avance hacia una economía descarbonizada y circular, pero para conseguirlo es imprescindible contar con los materiales necesarios para dar forma a...
Posted by aclimaadmin | 03 junio 2022
El domingo 5 de junio se celebra el Día Mundial del Medio Ambiente, la fecha que ha ONU escogió hace más de 40 años para visibilizar los problemas ambientales y...
X