Birziplastik, la empresa vasca que fabrica piezas de coche de plástico 100% reciclado a toneladas

Posted by aclimaadmin | 26/07/2023 | Sector News

La historia de esta joven empresa nace en 2019 fruto de una “necesidad” que detectaron que existía, no solo en Euskadi, sino en todo el país: darle una nueva vida al plástico y reutilizarlo en el sector de la automoción; un sector que en los próximos años, y por el cambio en la normativa europea, va a experimentar una revolución en su producción.

Confinamiento y pandemia superados, Birziplastik comenzó a “trabajar de manera efectiva” en 2021. Mikel Llona, CEO de la startup, admite que, mientras todas las empresas dedicadas al plástico vienen de reciclar chatarra o metales, ellos nacieron con la experiencia de haber trabajado en el diseño y fabricación de piezas plásticas para el sector automovilístico: “Yo había trabajado en una empresa de diseño de moldes y tenía el conocimiento de que en toda España ninguna compañía era capaz de suministrar plástico reciclado, porque es un material muy técnico”.

El objetivo de esta jóven empresa vasca, con sede en Balmaseda, es devolver a grandes empresas el residuo que ya ha sido usado como materia prima, una vez ha sido tratado; residuo que en la mayoría de ocasiones supone un 10-20% de material utilizado en la producción: “Nos encargamos de recoger el residuo, gestionarlo, hacer su documentación, si no tiene departamento medioambiental también hacemos nosotros de consultoría medioambiental… Y después de eso, lo llevamos a nuestras instalaciones y  trabajamos para recuperar el 100% de su residuo. Analizando el material desde un punto de ingeniería química, hacemos todas las fases del reciclado”, explica.

La normativa europea: clave para su expansión

Aunque los primero años “no fueron fáciles”, confiesa Llona, “porque no se estaba aplicando ninguna directiva europea en España y porque no había ningún seguimiento por parte de las autoridades medioambientales en todo este aspecto”; la nueva normativa y la poca flexibilidad de la UE en los últimos meses, como las tasas en vertederos, la prohibición de tirar plásticos en ellos, la obligación de que las empresas tengan que pasar por un gestor medioambiental, o el impulso hacía el el reciclaje a grandes empresas como Volkswagen, Mercedes o Volvo, “ha provocado que crezcamos considerablemente”.

“A día de hoy trabajamos con dos grandes compañías del sector de la automoción vascas y dos compañías medianas a las que les devolvemos material. Hay piezas de coche que actualmente van con 100% de plástico reciclado, que se están fabricando en Euskadi y a toneladas”, detalla. Con esta técnica, ahorran a sus clientes, que generan al año entre 40 y 2.000 toneladas de residuo, en dos aspectos: en meter el material en el vertedero y en que no tengan que volver a comprar material nuevo, insiste. Y asegura, además, que a esto se le suma otro factor: “la dinámica que viene a partir de 2024 es diferente y va a revolucionar toda la industria, y es la huella de carbono. Nosotros contamos un proceso productivo cuya huella de carbono es negativa. Además, por cada tonelada que nosotros gestionamos, reducimos en dos toneladas el CO2”.

Doble colaboración con Tecnalia

Bajo este contexto y con el objetivo de llevar la economía circular a la industria, a través de tecnologías que favorezcan, la sostenibilidad de sus procesos y su competitividad, en los últimos meses Birziplastik se ha unido a Tecnalia, institución con la que ya está llevando a cabo dos proyectos.

Uno a nivel del Gobierno vasco, Replastik, “en el que se trabaja con inteligencia artificial, para que las empresas intenten reducir ese 10-15% de residuo hasta el 5%. Nosotros aportamos material y lo homogeneizamos, y ellos prueban con IA como funciona y cómo se comporta”, explica el CEO de la compañía.

El otro proyecto, es la joya de la corona. Un trabajo europeo de una duración de 36 meses en el que están presentes 28 compañías de 7 regiones de Europa diferentes; que aborda “un problema muy importante, la nueva vida de las palas eólicas y los residuos aeronáuticos. Plásticos que usualmente no se han reciclado. Por ejemplo, las palas eólicas, al final de su vida útil, nadie las gestiona y las chalupas de los buques pesqueros las hunden”, analiza. Su apuesta es gestionar y reciclar este plástico, para recuperarlo y darle una salida lo más sostenible posible, en concreto en materiales reciclados para mejorar la movilidad eléctrica.

“A través de este reciclaje, queremos conseguir que si un coche ahora pesa 2 toneladas, dentro de 5 años pese 800 kilos. Para ello necesitas materiales que se comporten igual que el acero o el aluminio pero que pesen menos o sean más baratos, y ahí es donde aparece el plástico”, concreta Llona; director de un trabajo innovador, nunca visto en España pese a la necesidad real que había, más en estos tiempos, de darle una segunda vida a todos esos plásticos que la industria ya no quiere.

Fuente: El Español

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 22 febrero 2024
En un esfuerzo por frenar la creciente generación de residuos textiles y alimentarios en la UE, la Comisión Europea propuso en julio de 2023 una revisión específica de la Directiva Marco...
Posted by aclimaadmin | 22 febrero 2024
El Consejo ha adoptado hoy una Directiva destinada a empoderar a los consumidores para la transición ecológica. Las nuevas normas mejorarán los derechos de los consumidores mediante la modificación de...
Posted by aclimaadmin | 22 febrero 2024
A fin de lograr un transporte marítimo más seguro y más limpio en la UE, la Presidencia del Consejo y los negociadores del Parlamento Europeo han alcanzado un acuerdo provisional...