Ecopilas quiere alcanzar 50% de recogida de pilas en 2018 y poner un punto de depósito cada 1.500 habitantes

Posted by aclimaadmin | septiembre 8, 2017 | Noticias del Sector

Dieciséis países europeos celebran este sábado el Día Europeo del Reciclaje de Pilas.

El sistema integrado de gestión que se encarga de las pilas y baterías usadas Ecopilas quiere aumentar de aquí a final de 2018 del actual 40 hasta el 50 por ciento la recogida de las pilas puestas en el mercado y, al mismo tiempo, reducir el número de habitantes por punto de recuperación de 2.000 a 1.500 habitantes, para lo que tendrá que aumentar los 38.000 puntos actuales.
El presidente de Ecopilas, José Pérez, ha explicado esta intención en una entrevista concedida a Europa Press con motivo de la celebración el 9 de septiembre del Día Europeo del Reciclaje en 16 países para reivindicar la importancia de la recogida selectiva y el reciclaje de las pilas y baterías en desuso.
En la actualidad, ha dicho que cada día se recogen 320.000 pilas a través de Ecopilas, lo que se traduce en la recuperación de 1,5 y 2 toneladas de hierro y zinc o 548 toneladas de hierro y 730 toneladas de zinc al año, según un análisis sobre recuperación de materiales en desuso a través del reciclaje realizado por Recyclia y Recypilas.
«A tenor de estas cifras, cuando en el entorno del reciclaje nos referimos a esta actividad como minería urbana, no estamos usando un eufemismo. Estos datos corroboran que la reutilización de materiales y su efecto positivo en la sostenibilidad de los recursos, mediante la aplicación de tecnologías avanzadas de gestión de residuos, es ya una realidad», ha asegurado.
Pérez ha señalado que el Día Europeo del Reciclaje de Pilas es una iniciativa que partió del grupo de 16 sistemas de recogida y gestión ambiental de pilas y baterías usadas de 16 países que están integradas en una asociación a nivel europeo y que vieron la conveniencia de fijar un día para llamar la atención sobre esta cuestión.
En cuanto a España, ha dicho que la jornada europea coincidirá con una de las etapas reinas de la Vuelta Ciclista a España, la que va de Corvera en Asturias y el Alto de L’Angliru. Ecopilas colabora desde 2011 con la competición ciclista para acercar los puntos de recogida a los ciudadanos y aficionados a este deporte. A ese respecto, ha destacado que en la Vuelta a España de 2016 los contenedores recogieron 2,2 toneladas.
En el Día Europeo, el presidente del SIG pide a los ciudadanos que lleven pilas a los contenedores de la vuelta y ha anunciado que en esa jornada un par de ciclistas «de los de los primeros puestos en la clasificación general» depositarán sus pilas en un contenedor.
Desde su constitución en 1998 hasta la fecha, Pérez cifra las pilas recogidas en unas 17.000 toneladas y añade que en 2017 fueron 2.800 toneladas, que supusieron en torno al 40 por ciento de las pilas vendidas. Además, ha destacado que en realidad no son 20 años de actividad, ya que en la práctica, Ecopilas lleva 9 o 10 años recogiendo baterías.
ESPAÑA, SEXTO PUESTO EUROPEO
En todo caso, pese a la voluntad de crecer admite que la «aspiración de llegar al 100 por cien es casi imposible» porque no todo lo que se vende se recupera, pues una pila puede durar hasta cinco años.
En este contexto, ha precisado que los datos de recogida sitúan a España en el sexto puesto de nivel de recogida. «Está muy bien porque hay muchos países con una tradición más larga. España ha avanzado bastante en muy poco tiempo», ha valorado.
El presidente de Ecopilas ha precisado que de una pila o batería se puede recuperar prácticamente el 95 por ciento, que se convierte en una nueva materia prima, y que el 5 por ciento restante que, en su mayoría son plásticos se destinan a la combustión.
Entre el 95 por ciento de componentes de una pila se puede encontrar principalmente cinc, manganeso, una pequeña cápsula de acero y polvo de cartón. «Todo esto se separa, se acumula y se puede volver a utilizar como materia prima», ha insistido Pérez.
Del total de pilas, ha indicado que el 97 por ciento de las que se venden en España son alcalinas y, por suerte, desde hace años ya no tienen materiales peligrosos como el mercurio, cuya utilización fue prohibida pero ha advertido de que el 3 por ciento restante sí tiene un potencial efecto perjudicial para el medio ambiente, ya que se trata de pilas o baterías con litio o cadmio que son «más peligrosas» y que conviene recuperar y tratar adecuadamente.
Pérez ha puesto de ejemplo de pilas peligrosas las baterías de móviles, las lámparas de emergencia o seguridad y otras aplicaciones más profesionales e industriales que domésticas. «Por eso su porcentaje es menor», ha concluido.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 16 octubre 2020
La Comisión Europea acaba de publicar su estrategia para la rehabilitación y renovación de viviendas y oficinas, con el objetivo de hacer más eficientes energéticamente 35 millones de edificios y...
Posted by aclimaadmin | 16 octubre 2020
La primera Ley de Cambio Climático de la que se dotará España sigue su proceso en el Congreso de los Diputados. Este miércoles acaba el plazo de presentación de enmiendas, un momento clave tras...
Posted by aclimaadmin | 16 octubre 2020
EU leaders on Thursday (15 October) said they will decide on a more stringent climate target for 2030 at a summit in December, leaving more time to forge a united...
X