El triple beneficio sostenible de reutilizar el agua

Posted by aclimaadmin | junio 9, 2022 | Noticias del Sector

La regeneración beneficia al medio ambiente al reducir el consumo de un recurso limitado, fomentar las energías limpias y potenciar el aprovechamiento de residuos.

El agua, como casi todo hoy en día, tiene una fecha propia marcada en el calendario: el 22 de marzo. Durante esa jornada no se cierran los grifos ni las acequias dejan de abastecer, porque la celebración del agua es tenerla y poder usarla. Aseguran desde Greenpeace que cerca del 75% del territorio español corre el riesgo de convertirse en un desierto a finales de siglo. Se considere o no alarmista, lo cierto es que Naciones Unidas declaró el periodo 2018-2028 como el Decenio Internacional para la Acción Agua para el Desarrollo Sostenible, porque se trata de un recurso limitado.

La gestión integral del líquido elemento constituye uno de los factores clave para alcanzar el éxito en el camino hacia el desarrollo sostenible. Mejorar un 10% la eficiencia en su uso es uno de los puntos de la Estrategia Española de Economía Circular del Ministerio de Transición Ecológica, que tiene en la reutilización del agua a una de sus principales palancas.

Dando una segunda vida al agua mejoramos la nuestra mucho más de lo que pueda parecer. En reutilización, España está a la vanguardia mundial, «al nivel de California o Israel, grandes actores en usos de reutilización», asegura Fernando Morcillo, presidente de la Asociación Española de Abastecimientos de Agua y Saneamiento (Aeas).

No obstante, el sistema tiene déficits y en depuración de aguas residuales -esencial para la reutilización- «faltan 25.000 millones anuales para los próximos 10 años», afirma Javier Santos, director de Tratamientos de Agua y Economía Circular del grupo Agbar, de cuyas 650 estaciones sale el 25% de las aguas residuales que se tratan en España.

Acciones y ahorro

La sostenibilidad del sector pasa, según el XVI Estudio Nacional de Suministro de Agua Potable y Saneamiento, por reducir las pérdidas en la red de distribución y crear nuevas infraestructuras. Pero simplemente la reutilización del agua lleva unos beneficios aparejados, constatados en el Plan Nacional de Depuración, Saneamiento, Eficiencia, Ahorro y Reutilización (Dsear), que prevé destinar 344 millones de euros a 204 actuaciones entre 2022 y 2027.

Reutilizar no es solo una forma de obtener agua para suministrar a zonas con estrés hídrico, lo que será cada vez más necesario por el cambio climático. Este proceso es también un mecanismo para ahorrar que se sitúa en el mismo corazón del concepto de economía circular.

Los gestores del agua defienden tres pilares en relación con la circularidad y el aprovechamiento de este recurso limitado. De entrada, «reutilizar el 100% del agua depurada en las plantas, regenerándola con la calidad óptima», explica Santos, permite recortar el uso de agua de fuentes naturales para, por ejemplo, regar parques públicos, limpiar las calles o apoyar el regadío de cultivos.

«La reutilización es una fuente alternativa y puede ser una solución», reconoce el presidente de Aeas. No obstante, opina Morcillo, mientras tengamos dichas fuentes naturales no tiene sentido superar el 8% que actualmente se regenera. «Tiene que haber un equilibrio; si reutilizásemos todo el agua multiplicaríamos por tres el precio sin razón».

Dentro de ese equilibrio, aprovechar agua desalada es otra de las alternativas. En este sentido, Aqualia desarrolla la desaladora Mar de Alborán, en colaboración con los regantes almerienses, que permitirá la recuperación de los acuíferos. Pero, en líneas generales, «la desalación eleva mucho la demanda de energía y el coste», puntualiza Morcillo. «Hoy por hoy, es más barato fabricar un metro cúbico de agua reutilizada que de agua desalada», añade.

Energía y lodos

Pero la reutilización no tiene por qué suponer siempre un gasto energético adicional. Por ejemplo, la citada desaladora de Aqualia tiene una planta de energía renovable que alimentará la instalación, haciéndola más sostenible. Y es que, de entrada, el sector del agua es más sostenible que la media de la industria en términos de emisiones contaminantes y huella de carbono porque produce el 28% de la energía que consume, frente al 6% de media del resto de actividades.

«Podemos utilizar tecnologías eólicas o solares en las cubiertas o edificios industriales de los depósitos para producir energías sostenibles, lo que es un beneficio asociado al uso del agua», dice el responsable de Aeas. Además, una reciente orden ministerial permitirá instalar paneles solares flotantes en los embalses. «Es importante hasta el aprovechamiento de la energía que pueden producir pequeños saltos naturales de agua», añade.

La filtración para volver a usar el agua conduce, además, a la recuperación de residuos. Y con ella viene el aprovechamiento de los desechos que se obtienen en las depuradoras. Señala el responsable de Agbar que, de los residuos generados en el proceso de depuración, se puede valorizar el 100% y «aprovechar el biogás procedente de los lodos», ya que los fangos tienen valor para la inyección de gas en la red y la producción de fertilizantes. «Incluso hay tecnología, que en el futuro irá avanzando, para extraer elementos como el fósforo», aporta Morcillo.

En cualquier caso, y más allá de la reutilización, la transición necesaria en torno al agua pasa, según Aeas, «por preocuparnos más del ahorro energético y el aprovechamiento marginal de las energías».

Fuente: Expansión

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 23 junio 2022
¿Sabías que las cápsulas de café no se desechan en el contenedor de plásticos? Es un nuevo residuo que nos ha pillado desprevenidos. Se fomenta el reciclaje en los contenedores...
Posted by aclimaadmin | 23 junio 2022
Tras 17 años de operación, la planta vizcaína de valorización energética ha recibido la tonelada 4 millones de residuos no reciclables. Desde su puesta en marcha en junio de 2005,...
Posted by aclimaadmin | 22 junio 2022
La sostenibilidad también es esto, más allá de los números (cuánto cuesta). La nueva ley de residuos, aprobada en el Congreso a finales del pasado mes de marzo, y su segunda parte, el real...
X