Los retos a los que se enfrentan las empresas para adaptarse a la Economía Circular

Posted by aclimaadmin | maiatza 3, 2019 | Aclima bloga, Ekonomia zirkularra

El futuro modelo de desarrollo global tiene que estar basado en la Economía Circular. Esta evidencia viene determinada por el sentido común y la lógica, no podemos continuar empleando patrones de economía lineal, basados en el consumismo y el derroche de recursos sin medida porque, lisa y llanamente, el planeta no puede soportarlo. Por ejemplo, según datos del Ministerio para la Transición Ecológica España necesitaría casi 2,4 veces más superficie de la que dispone para mantener el nivel de vida y población actuales. Las empresas, por su importancia en el tejido económico, son agentes clave para la promoción y extensión de la Economía Circular. Sin embargo, la adaptación a este nuevo modelo conlleva una serie de desafíos que han de afrontar, con la colaboración de las administraciones públicas.

A día de hoy, la Economía Circular supone solamente el 9,1% de la economía global. Pero su crecimiento va a ser notable y exponencial, y sin duda va a constituirse en una oportunidad de negocio para las empresas. De hecho, la Comisión Europea augura un incremento del 8% del volumen de negocio anual de las empresas de la UE, y un ahorro neto anual de 600.000 millones de euros con la transición hacia un modelo circular. Otros efectos positivos son el impulso a la innovación y desarrollo de nuevas tecnologías, que permitirán nuevas oportunidades de mercado, y la reducción de costes de fabricación y optimización de los procesos productivos. Además, no se pueden obviar los beneficios ambientales que la Economía Circular acarreará, como el recorte a las emisiones de la industria pesada de hasta 206 millones de toneladas de CO2 por año para 2050, y de unos 3.6 billones de toneladas por año a nivel mundial.

Pero para que todo esto sea posible, debemos avanzar hacia la transición de las empresas al modelo de Economía Circular. Y en ese camino, las empresas han de afrontar una serie de retos ineludibles.

Economía Circular en las empresas

La Economía Circular desarrolla nuevos modelos de negocio basados en la innovación, potenciar el Eco-diseño, trabajar para extender el ciclo de vida de los productos a través de su reutilización y su reparación y poner en práctica los programas de prevención de residuos, entre otros. Por ello, las empresas necesitan realizar cambios para adaptarse e integrar la economía circular en la estrategia empresarial.

En este sentido, el Centre for European Policy Studies (CEPS) ha realizado un estudio en el que se plantean los principales retos a los que se enfrentan las empresas para poder llevar a cabo los cambios que conlleva convertir sus empresas al marco de la economía circular. Estos desafíos se enmarcan en ocho áreas temáticas distintas:

1-Estrategia: La UE tiene que clarificar la estrategia europea común en Economía Circular. No basta con legislar cuando existen en los diferentes estados aplicaciones distintas de las normativas. Las empresas deben sentirse integradoras de un frente común y homogéneo.

2-Ecodiseño y responsabilidad extendida del productor: El ecodiseño y la trazabilidad de los materiales son elementos clave que han de desarrollarse para incrementar el ahorro de recursos y ponderar su recuperación.

3-Digitalización y tecnologías emergentes: La aplicación de nuevas tecnologías al sector ambiental y a la sostenibilidad tienen un impacto claro en los costes y procesos de producción y distribución de las empresas.

4-Retos normativos: La legislación europea es un marco normativo, pero que puede tener desarrollos distintos en los estados miembros que generan diferencias competitivas entre empresas de un mismo sector. Así, por ejemplo, en los 24 países que han implementado un impuesto al vertedero, las tasas varían significativamente, desde 3 €/ton de residuos a más de 100 €/ton. Los problemas normativos se dan fundamentalmente en los campos del traslado de residuos, el tratamiento de sustancias peligrosas y la refabricación, y la propia implementación de la regulación de la UE en todos los estados miembros.

5-Finanzas: Es necesario cambiar la conceptualización de la financiación para poder hacer efectivo el desarrollo de los nuevos modelos de negocio circulares. Con la Economía Circular pueden desarrollarse mercados BSC (Business-to-Consumer), en los que las empresas comerciales llegan directamente al cliente o consumidor final. Pero esto tiene varios frenos; los sistemas de licencias que implican pagar un precio mínimo regularmente chocan con la concepción tradicional de propiedad que existe entre los consumidores, que se muestran renuentes a “alquilar” servicios en vez de adquirirlos completamente. Además, también existe a veces la percepción errónea de que los productos y servicios circulares son de menor calidad o más costosos que los productos y servicios tradicionales. Otros desafíos son la falta de transparencia sobre el origen o contenido de productos, recursos y materiales, lo que puede desalentar a las empresas para que adopten prácticas circulares. La mayor dificultad para financiar los modelos circulares es que, si bien se cuenta con proyecciones de su resultado, las entidades financieras requieren certezas para dotar económicamente a los nuevos proyectos.

6-Informe de sostenibilidad corporativa: Las empresas tienen que integrar la circularidad en su modelo de negocio y saber comunicarlo tanto interna como externamente.

7-Compra pública verde: Los requisitos de las contrataciones públicas según criterios ambientales deben ser claros y públicos, para que las empresas sepan a qué atenerse.

8-Nuevos enfoques en los impuestos: Las cargas impositivas tienen que ser estables, ya que cualquier variación imputa un mayor coste para las empresas. No tiene sentido que los impuestos pongan el acento en los productos acabados cuando estamos en un modelo circular, en el que el ciclo de vida de los productos puede incrementarse mediante el reciclado o la remanufactura.

Así, pues, para avanzar hacia un modelo circular es indispensable una mayor definición de los requerimientos y modelos de negocio innovadores. Las Administraciones Públicas pueden establecer incentivos que impulsen la innovación, manteniendo un marco jurídico estable y favorable para las empresas.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 13 ekaina 2019
La Comisión Europea  ha lanzado a todas las regiones el reto de abordar la aplicación de estrategias de Especialización Inteligente (RIS3) que permitan  concentrar los recursos humanos y financieros de...
Posted by aclimaadmin | 07 ekaina 2019
Uno de los aspectos más relevantes para las empresas actuales es el impulso de la innovación tecnológica. Ya sea porque se trate de entidades orientadas a ámbitos relacionados con la...
Posted by aclimaadmin | 06 ekaina 2019
El próximo martes 18 de junio, el consorcio del Proyecto ORHI, cuyo objetivo es fomentar la Economía Circular en el Sector Agroalimentario, celebrará un encuentro transfronterizo dedicado a soluciones innovadoras...
X