Luz verde a las plantas de biometanización y tratamiento de escorias de Gipuzkoa

Ambas instalaciones se añaden a las plantas de tratamiento mecánico biológico y de valorización energética ya en construcción, completando así el Complejo Medioambiental de Gipuzkoa.

La asamblea del Consorcio de Residuos de Gipuzkoa ha ratificado el plan de viabilidad y el proyecto de construcción y explotación de la segunda fase del Complejo Medioambiental de Gipuzkoa (CMG-2) que fue aprobado por el Consejo de Administración el pasado 28 de julio. El 75% de los miembros de la Asamblea ha votado a favor, frente al 9% que se ha opuesto.

A partir de aquí se abre un plazo de un mes para presentar alegaciones. Una vez finalizado ese plazo se dará inicio al proceso de licitación de las nuevas infraestructuras, una planta de biometanización y otra de maduración de escorias. Ambas instalaciones se añaden a las plantas de tratamiento mecánico-biológico (TMB) y de valorización energética que forman parte del CMG-1 y completan el sistema de infraestructuras de cierre del tratamiento de los residuos de Gipuzkoa.

El CMG-2 se ubicará en el Polígono de Eskuzaitzeta, en el ámbito de Zubieta, sobre una parcela de 31.988 m2, a escasos 300 metros de distancia de la CMG-1. La inversión prevista para la segunda fase del complejo medioambiental (CMG-2) se sitúa en torno a los 37 millones de euros.

La ejecución del CMG-2 se realizará paralelamente a la primera fase y está previsto que las obras finalicen simultáneamente. El inicio de las obras se estima para mayo de 2018, con un plazo de construcción de doce meses, y con su puesta en marcha prevista para 2019. A este respecto, el diputado de Medio Ambiente, José Ignacio Asensio, ha manifestado que es un paso decisivo porque “con la puesta en marcha de las dos fases del CMG, Gipuzkoa tendrá solucionado el problema de los residuos al final de la legislatura y se habrá cumplido el compromiso adquirido con la ciudadanía”.

La planta de biometanización prevista en el CMG-2 tendrá una capacidad inicial de tratamiento de 40.000 toneladas anuales y recibirá materia orgánica recogida selectivamente. Esta instalación dispondrá de una tecnología que permitirá obtener biogás a partir de la fracción orgánica de los residuos y producir energía.

La planta de valorización de escorias tratará los restos sólidos procedentes de la planta de valorización energética, tendrá una capacidad de 52.000 toneladas/año y desarrollará distintos procesos para transformarlos en áridos reciclados que puedan ser empleados en obra pública (carreteras, etc.). Una vez en marcha, se estima que el CMG-2 creará 30 puestos de trabajo directos.

El cronograma previsto para el desarrollo y puesta en marcha del CMG-2 comenzó con la modificación del Plan Territorial Sectorial (PTS) de Infraestructuras de Residuos Urbanos de Gipuzkoa, cuya tramitación se prevé que finalice a primeros de 2018. Paralelamente y coincidiendo con el plazo anterior, se realizará el proyecto básico y ya se ha solicitado la Autorización Ambiental Integrada para la segunda fase del CMG. Finalizados estos procesos se abordará la ejecución y construcción de las instalaciones del CMG-2 que finalizarán a mediados de 2019, coincidiendo con las del CMG-I, y comenzando su operación ese mismo año.

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 11 apirila 2024
Las ayudas, con cargo al Plan de Recuperación, tendrán un límite de 2,5 millones de euros al año y empresa y con un máximo del 50% de los costes subvencionables...
Posted by aclimaadmin | 11 apirila 2024
Today, the European Parliament approved the Carbon Removals Certification Framework (CRCF) setting the scene for the quantification and accounting of emission removals in the EU through carbon farming (land and...
Posted by aclimaadmin | 11 apirila 2024
A partir de 2027, todas las nuevas baterías con una capacidad superior a 2 kWh que se comercialicen en la UE requerirán un pasaporte digital, con el objetivo de garantizar...