Zamudio implanta una tasa de basura pionera en Europa que penalizará a quien menos recicle

Posted by aclimaadmin | uztaila 29, 2019 | Sektoreari buruzko albisteak

Los vizcaínos concienciados que tratan de generar menos residuos y reciclan en casa no ven premiado su esfuerzo. Pagan lo mismo por la tasa municipal que otros vecinos despreocupados por el medioambiente que tiran todo donde les apetece. Pero el Ayuntamiento de Zamudio está a punto de implantar una tasa de basuras única en Europa con bonificaciones para las familias que menos desperdicios depositen en el contenedor gris (el de rechazo o resto y que acaba en Zabalgarbi) y más reciclen. Y también penalizaciones para quien genere más basura de la cuenta. Las empresas, que son las que más volumen de desperdicios producen, también tendrán que cambiar el chip y pagarán menos si reciclan más, porque si no su factura se verá encarecida.

Se trata de un programa piloto dentro del proyecto internacional ‘Waste4Think’, financiado por la Unión Europea, y que pretende elevar al 30% la tasa de recogida selectiva en cuatro municipios a través de diferentes sistemas: además de Zamudio, en Cascais (Portugal), Halandri (Grecia) y Seveso, (Italia) se desarrollan otros «experimentos». «Al igual que pagas en función del agua que consumes, habría que pagar en función de la basura que generas. Porque es un coste para la Administración y también para el medioambiente», explica el alcalde, Igotz López. El modelo de pago por generación de residuos que Zamudio va a poner en marcha el próximo año –los preparativos terminan el 30 de noviembre y se espera implantar la tasa el 1 de abril a más tardar– será pronto una exigencia de Europa, porque está demostrado que incrementa en un 25% la tasa de recogida selectiva.

El punto de partida del proyecto son los datos de basura del año 2016 en Zamudio. El 84% se recogió en masa, de los contenedores grises. Terminó directamente en la planta de Zabalgarbi. Es decir, solo se separaron el 16% de los residuos. Pero como una gran parte fueron impropios o materiales inservibles, el índice de reciclaje se quedó en un 12%. «53 toneladas procedentes de la recogida selectiva terminaron también incineradas. Los datos me preocuparon bastante», asegura el regidor. Además, cada seis meses realizan una caracterización de los residuos de la fracción resto y la mayoría del contenido de la bolsa podría reutilizarse.

El coste del proyecto, seleccionado entre cien y para cuya implantación el Ayuntamiento se ha aliado con Deusto Tech, supera el millón de euros, del que la Unión Europea sufraga cerca del 80%. El Consistorio dio los primeros pasos en 2013, cuando ya estaba en marcha una tarjeta ciudadana que los vecinos utilizan, por ejemplo, para ir al polideportivo, y se inauguró el primer contenedor de orgánicos que se podía abrir con esta txartela. Después, en todos los depósitos marrones se instaló ese sistema de apertura para premiar a la gente que reciclaba. Ahora, a partir de septiembre, este plástico será obligatorio para poder tirar toda la basura doméstica y el Ayuntamiento podrá saber, a la hora de calcular la tasa trimestral, qué tipo de residuos ha tirado cada vecino y cuántas veces.

En septiembre, todos los contenedores de la localidad, excepto los blancos de Koopera y los de aceite, incorporarán la cerradura electrónica. Habrá 50 islas con cinco tipos de containers. Ya se han colocado, además, específicos para pañales y compresas, para no perjudicar a las mujeres, familias con niños o mayores, porque estos desechos ocupan mucho en la bolsa de la fracción resto.

«La basura tiene un coste para la Administración y el medio. Cuanto más se separe, menos se pagará»

Garbigune móvil

Los depósitos grises tendrán un cajón con un máximo de 25 litros de capacidad. El Ayuntamiento también instalará un pequeño Garbigune móvil donde, por ejemplo, se podrán llevar las cápsulas de café. El sistema afectará a los 3.250 habitantes que residen en 1.400 hogares, pero también a todas las empresas. «A quien pase de todo, la broma le va a salir cara. Pero en general, cuanto más se separe, menos se pagará», dice el alcalde. Los hosteleros y comerciantes deberán abonar un plus por cada bolsa de fracción gris adicional que tiren al contenedor. Las oficinas también depositarán sus residuos en contenedores con cerradura electrónica. Otras 450 empresas de los polígonos tendrán depósitos de reciclaje en sus instalaciones y se les realizará una recogida puerta a puerta de la fracción resto y de otros residuos a demanda. Se les cobrarán 6 euros cada vez que llamen al camión y 20 céntimos por kilo depositado. «Así verán que les sale más rentable reciclar», afirma López. Los camiones de la basura incorporan cámaras que leerán el ‘tag’ de los contenedores y básculas de pesaje: sabrán cuánta basura es de cada empresa. Antes de que se implante, los vecinos recibirán una doble factura: lo que pagan con el sistema actual, y lo que hubieran pagado con la nueva tasa.

Además, el Ayuntamiento ha hecho un trabajo previo importante. Hay islas de papeleras donde depositar las diferentes fracciones de residuos. También repartió un kit por familia con una bolsa de la compra, otra para el bocadillo y tuppers para ir a los comercios a por el pescado o la carne sin usar plásticos, y además, las tiendas utilizan bolsas compostables. El Consistorio tendrá un asiento de lujo en el congreso mundial de medio ambiente ISWA que se celebrará en octubre en Bilbao, donde expondrá su proyecto junto a ciudades de la talla de Oslo.

Tasa fija y variable

26euros es la tasa de basuras fija (igual que ahora) que se paga al trimestre. Dará derecho a tirar 13 bolsas de fracción resto de hasta 25 litros cada 3 meses (1 a la semana). Quien demuestre que está reciclando (al menos deberá tirar otras 13 de orgánico, 13 de envases, 13 de papel y 1 de vidrio) pagará la reducida, de 16. Quien tire más de 13 bolsas al contenedor gris pagará un plus de 2 euros por cada una. Si demuestra que recicla, tendrá un descuento. Su tasa será la reducida (16 euros), y pagará 1 euro de recargo por cada bolsa adicional de resto que tire. Comercio y hostelería.Los comercios (25) pagarán 26 euros cada tres meses. Podrán tirar 13 sacos de fracción resto. Por cada bolsa adicional, se les cobrará 6 euros. Los 20 locales de hostelería pagarán 64 euros por tirar hasta 90 bolsas de resto y al menos el mismo número de bolsas de orgánico, envases, papel y un mínimo de 26 de vidrio. Si no reciclan y además tiran más de 90 bolsas de resto, pagarán 1o4 euros más 2 euros por bolsa de resto adicional. Si generan mucha basura pero reciclan, pagarán 64 euros más un euro por bolsa de resto adicional. 65%Las 450 empresas que reciban el servicio de recogida puerta a puerta pagarán hasta un 65% menos que en la actualidad si demuestran que reciclan. Tendrán contenedores de resto, orgánicos y papel. Solo se les cobrará la recogida de resto: 6 euros por viaje y 20 céntimos por cada kilo. Otras 100 empresas tendrán una tarjeta ciudadana. Pagarán 196 euros de tarifa fija, y 98 de tarifa reducida.

FUENTE: EL CORREO

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 24 uztaila 2019
Urbaser, Ferrovial y FCC son las principales empresas que optan a gestionar la limpieza en Vitoria-Gasteiz. Hoy se han abierto los primeros sobres, con los que se ha podido determinar que...
Posted by aclimaadmin | 24 uztaila 2019
Aprobado el Decreto que actualiza las áreas protegidas y los controles para evitar su contaminación por nutrientes de los vertidos urbanos o agrícolas El Consejo de Gobierno, a propuesta del...
Posted by aclimaadmin | 24 uztaila 2019
El Gobierno Vasco realizará en 2019 Inversiones Financieramente Sostenibles –IFS- por valor de 97,8 millones de euros, al poderse acoger a la Disposición Adicional 116 de los Presupuestos Generales del...
X