Europa impulsa la minería de tierras raras y metales para no depender de China en su transición verde

Posted by aclimaadmin | julio 20, 2022 | Noticias del Sector

La minería no es un sector desaparecido en Europa. Según datos oficiales de Eurostat, en 2019 había casi 17.00 empresas dedicadas a esta actividad que, en conjunto, daban empleo a 392.000 personas. De igual modo, las industrias dependientes de las materias primas en la UE aportaron 206.000 millones de euros de valor añadido. Y en países como Austria, Finlandia, Grecia, Irlanda, Polonia, Portugal y Suecia solo la minería de metales contribuye en más de un 1% a la producción mundial.

Sin embargo, no cubre la necesidad de recursos naturales necesarios para la transformación tecnológica ‘verde’ en la que está embarcada. Lo cierto es que el Viejo Continente sigue teniendo una gran dependencia de los metales que provienen de otras regiones, especialmente de China, para poder cumplir con su transición energética.

Los cálculos apuntan a que la dependencia de la Unión Europea de las importaciones de metales oscila entre el 75% y el 100%, según el metal del que se trate. De las 30 materias primas que la UE clasifica como críticas, 19 se importan desde China. La lista incluye el magnesio, las tierras raras y el bismuto, en los que China tiene un monopolio de facto, proporcionando hasta el 98% de los suministros necesarios en la UE.

El coche eléctrico, pero también los aviones

Estos materiales se destinan a la fabricación de muchos productos clave para la transición energética. Por ejemplo, las baterías de los vehículos eléctricos o las que se usan para almacenar la energía de fuentes renovables como el sol y el viento requieren materias primas como el cobalto, litio, grafito y níquel.

El disprosio, el neodimio y el praseodimio son elementos de tierras raras (REEs) que son vitales para la construcción de motores para vehículos eléctricos y generadores eólicos.

Además, otros sectores, como el de la defensa y el aeroespacial y el de la digitalización, también son consumidores de estos materiales.

No es de extrañar que, en este contexto, los responsables europeos quieran reducir estas dependencias estratégicas. Maroš Šefčovič, vicepresidente de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva, considera que Europa debe «evitar la trampa de la dependencia cuando se trata de materias primas críticas. Porque sin ellas, sencillamente no hay transformación verde y digital».

Litio, uno de los minerales clave

Según el informe 2022 Strategic Foresight Report , se prevé que el uso de litio en la UE, un componente clave para la movilidad eléctrica, aumente en un 3.500% para 2050. Sin embargo, Chile posee actualmente el 40% de los depósitos de litio del mundo, mientras que China alberga el 45% de las capacidades mundiales de refinado de litio.

De suceder como con el gas ruso, un problema geopolítico alteraría los planes climáticos europeos. Según el Banco Mundial , Europa importa minerales de más de 160 países del mundo, siendo Brasil, Canadá, Sudáfrica y Estados Unidos los principales exportadores.

En contra de este escenario, Europa sigue teniendo recursos naturales que pueden ser extraídos de manera que el suministro de minerales siga desempeñando un papel crucial en la economía y la sociedad europeas.

Los minerales se utilizan en la vida cotidiana, como materiales de construcción (roca triturada, arena y grava) para infraestructuras, edificios y carreteras, y con fines industriales (por ejemplo, metales, cal, caolín, arena de sílice, talco) en la producción de acero, automóviles, ordenadores, medicamentos, alimentos para humanos y animales y fertilizantes, por citar sólo algunas aplicaciones clave. España, sin ir más lejos, extrajo en 2021, materiales como aluminio, cobre, oro, hierro, níquel, plata, tungsteno, zinc o magnesio.

Aunque estos minerales también pueden ser en muchos casos reciclado, la industria considera que el potencial de esta acción solo cubriría el 30 o el 40 % hasta 2030, algo que no será suficiente para conseguir las existencias para una Economía Circular que funcione.

El proyecto vector

Dado que Europa cuenta con sus propios yacimientos de materias primas clave, considera que dar un nuevo impulso a la producción nacional contribuiría a asegurar las cadenas de valor estratégicas e industriales.

Por eso ha puesto en marcha VECTOR, un nuevo proyecto bajo el paraguas Horizonte Europa. Coordinado por el Instituto Helmholtz de Freiberg para la Tecnología de los Recursos (HIF) en el Helmholtz-Zentrum Dresden-Rossendorf (HZDR), están implicados 18 socios de siete países, entre ellos el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España.

Todos los participantes trabajan para mejorar la eficiencia de la exploración en Europa desarrollando nuevas tecnologías y modelos de exploración y proporcionando a todas las partes interesadas directrices para un abastecimiento de metales más sostenible.

En el caso del CSIC, este organismo está trabajando en el desarrollo de una herramienta de prospección geológica, que utiliza el aprendizaje automático, para realizar mediciones geológicas, geoquímicas y geofísicas más sostenibles y menos invasivas.

La clave, hacer prospecciones menos invasivas y sostenibles

«Lo importante de esta iniciativa es que pretendemos llevar a cabo una integración de herramientas. Algunas de ellas ya existen, otras se encuentran en distintos niveles de desarrollo», explica Ramón Carbonell, uno de los investigadores del Geociencias Barcelona del CSIC (GEO3BCN-CSIC.

Para hacer esta herramienta, contarán con la colaboración del Instituto de Geociencias, (IGEO-CSIC-UCM), cuyos investigadores se encargarán en este proyecto de la caracterización geológica y mineralógica de las muestras de sondeos, una información que será integrada con los datos de observaciones indirectas del subsuelo.

Además, los investigadores llevarán a cabo un estudio de aprobación social que identificará, por primera vez, los valores que el público europeo invoca a la hora de decidir sobre la explotación de los minerales. Con esta información será elaborado un índice de aceptación social.

El proyecto Vector cuenta con una financiación de 7,5 millones de euros en los próximos tres años.

 

Fuente: ABC

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 23 julio 2022
Iberoamérica se comprometió este martes a reforzar su lucha contra la crisis climática y a elaborar una carta ambiental consensuada que recoja las posturas comunes en su lucha contra este...
Posted by aclimaadmin | 23 julio 2022
Los canales que la recorren son uno de los mayores atractivos de Venecia. La ciudad, fundada en el siglo V, está construida sobre un archipiélago de 118 pequeñas islas, al norte de...
Posted by aclimaadmin | 23 julio 2022
Los farmacéuticos Gorka Orive y Unax Lertxundi trasladan sus reflexiones publicadas en ‘Science’ sobre el impacto medioambiental de los medicamentos a ‘La Ventana Euskadi’ Los autores reconocen que publicar en...
X