Europa se compromete a reducir aún más sus emisiones para luchar contra el cambio climático

Posted by aclimaadmin | 27/04/2023 | Aclima Blog

La UE ha asumido el liderazgo mundial en la adopción de medidas para mitigar el calentamiento del planeta. El Pacto Verde plasma la intención europea de ligar el crecimiento económico con la sostenibilidad, el cuidado ambiental y la adaptación al cambio climático. Además, la hoja de ruta “Fit for 55” compromete a la Unión Europea a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero un 55% al final de la década. Sin embargo, los últimos datos de los expertos evidencian que con las políticas actuales la mitigación del calentamiento global está lejos de cumplirse. Por eso, la Comisión Europea ha dado un paso más allá y acaba de anunciar una revisión de sus medidas para aumentar del 55 al 57% la reducción de emisiones para 2030 y asegurar la neutralidad climática del continente para 2050.

En concreto, la CE ha adoptado una serie de reglamentos integrados dentro de la iniciativa “Fit for 55”. Así, se ha aprobado la directiva revisada sobre el sistema de comercio de emisiones (ETS) , que integra las emisiones del transporte marítimo y las de la aviación, un nuevo Fondo Social para el Clima (con un monto total de 86.700 millones de euros para apoyar a los más vulnerables, comenzará a funcionar en 2026), el nuevo Mecanismo de Ajuste Fronterizo de Carbono (MACF), y un esquema de comercio de emisiones por separado para el transporte por carretera y la construcción.

Además, el pasado mes se aprobaron de manera formal otras medidas como los estándares de emisiones de CO2 para automóviles, reglas sobre objetivos nacionales de reducción de emisiones en sectores no cubiertos por el ETS y la mejora de los sumideros naturales de carbono. De igual manera, se alcanzaron acuerdos provisionales sobre la directiva revisada sobre eficiencia energética y la directiva sobre energías renovablesla infraestructura para combustibles alternativos y la propuesta FuelEU Maritime sobre combustibles sostenibles para el transporte marítimo. También se está trabajando en la propuesta REFuelEU sobre combustibles sostenibles para la aviación. Es importante señalar que el transporte marítimo nacional y por carretera, los edificios, agricultura, residuos y pequeñas industrias son responsables del 60% de las emisiones de GEI en Europa.

A partir de ahora, los Estados miembros tendrán que dedicar todos sus ingresos del comercio de emisiones a proyectos climáticos y energéticos y abordar los aspectos sociales de la transición, además del gasto climático previsto en el presupuesto de la UE.

Europa a la vanguardia de la reducción de emisiones

En julio de 2021 la Comisión Europea presentó “Fit for 55, un paquete normativo encaminado a reducir las emisiones de gases de efecto invernadero un 55% para 2030, aumentando ese límite del 40% previamente acordado. La intención es aumentar el ritmo anual de reducción de emisiones, y para ello los Estados de la UE tienen la responsabilidad compartida de asumir su parte. En este sentido, el Reglamento de reparto del esfuerzo fija objetivos reforzados de reducción de emisiones a cada Estado miembro de la UE para los edificios, el transporte por carretera y marítimo nacional, la agricultura, los residuos y las pequeñas industrias. También el Reglamento sobre el uso de la tierra, la silvicultura y la agricultura determina un objetivo global para la absorción de carbono por los sumideros naturales equivalente a 310 millones de toneladas de emisiones de CO2 para 2030. Los objetivos nacionales exigirán a los Estados miembros que cuiden y amplíen sus sumideros de carbono para alcanzar este objetivo.

Un aspecto importante es la producción y uso de la energía, ya que se calcula que agrupa el 75% de las emisiones de la UE. De ahí que se hayan impulsado la Directiva sobre fuentes de energía renovables con la meta de que en 2030 el 40% de la energía provenga de fuentes renovables, y la Directiva relativa a la eficiencia energética que marca objetivos ambiciosos de ahorro energético a los Estados miembros. Todo esto tiene como objetivo acelerar la transición energética del continente, profundizando en la circularidad y la descarbonización de la economía.

Aumento del calentamiento global

Durante la última Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la COP27, la Unión Europea anunció su acuerdo para la aprobación de la segunda parte legislativa de «Fit for 55», con el objetivo de aumentar la ambición de sus metas de reducción de emisiones. De hecho, el vicepresidente de la Comisión Europea para el Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, anunció que la UE incrementaría su nivel de reducción de emisiones al 57% para 2030, superando el 55% determinado en “Fit for 55″.

Estas medidas son una respuesta a las estimaciones de los expertos, que coinciden unánimemente en señalar que las políticas ya aplicadas para reducir las emisiones y mitigar el cambio climático no están siendo efectivas.

La Organización Meteorológica Mundial (OMM) afirma que la temperatura media mundial registrada en 2022 estuvo 1,15 grados por encima de los niveles preindustriales y la Agencia Internacional de Energía (AIE) avisaba de que el consumo de carbón de la UE aumentaría un 7% a finales de 2022, como consecuencia de la crisis energética. También un estudio publicado en la revista “Nature Climate Change” recoge que siguiendo la senda actual es probable que el planeta se caliente por encima de los 1,5ºC. Por su parte, la plataforma científica Climate Action Tracker proyecta un aumento de temperatura global de al menos 2,4Cº a final de siglo.

Pero los datos más concluyentes son los aportados por el IPCC, Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, que alertan de que de no controlarse las emisiones, para 2040 podrían alcanzarse un incremento en la temperatura global de 1,5°C.

Esta es la conclusión más importante del Sexto Informe de Evaluación (AR6) que el IPCC ha presentado respecto a los efectos del cambio climático. El estudio incluye el Informe Especial sobre Calentamiento Global de 1,5 °C (octubre de 2018), el Informe especial sobre el cambio climático y la tierra (agosto de 2019), el Informe especial sobre el océano y la criosfera en un clima cambiante (septiembre de 2019), los informes de los Grupos de Trabajo (Las bases de la ciencia física, Impactos, adaptación y vulnerabilidad y Mitigación del cambio climático) y el Informe de síntesis.

Sus conclusiones dejan claro que el cambio climático es de origen antropogénico y que se está agravando. Además, avisan de que, si no se controlan las emisiones, los 1,5°C podrían alcanzarse en alrededor de una década, en 2040. También dan por seguro que los fenómenos extremos irán en aumento. Además, certifican que se han producido cambios que ya son irreversibles en siglos o incluso milenios, sobre todo en lo relativo a los océanos y las capas de hielo, ya que el ciclo hidrológico del planeta se ha visto alterado.

Así mismo, enfatiza la necesidad urgente de acción, si las emisiones de gases de efecto invernadero no se reducen de manera inmediata, rápida y a gran escala, limitar el calentamiento a cerca de 1,5ºC o incluso a 2ºC es un objetivo inalcanzable.

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 19 abril 2024
Las emisiones europeas de CO2 procedentes de combustibles fósiles han caído un 8% en 2023 respecto al año anterior, lo que supone que se sitúen en su nivel más bajo...
Posted by aclimaadmin | 12 abril 2024
La UE debería incrementar en 406.000 millones de euros adicionales al año sus inversiones para estar en posición de lograr las metas fijadas en el Pacto Verde. Esta es la...
Posted by aclimaadmin | 22 marzo 2024
La ONU ha definido a la sequía como la próxima pandemia, y razones no le faltan ya que una cuarta parte de la población mundial se enfrenta a un estrés...