IK Ingeniería facilita a las empresas la incorporación de la variable ambiental en sus diseños y producto

Posted by aclimaadmin | febrero 18, 2022 | Noticias del Sector

La economía circular, la huella ambiental o el ecodiseño son términos que cada vez resuenan más en todos los sectores industriales. Son tanto empresas como clientes finales quienes buscan que la actividad empresarial sea más resiliente y adaptada al cambio climático, con un menor impacto en el medioambiente. Este interés es creciente pero también reciente, por lo que muchas compañías requieren de asistencia técnica a la hora de incorporar la variable ambiental al proceso de diseño y desarrollo de sus productos.

IK Ingeniería, asentada en Basauri, comenzó con esa actividad en 2004. La idea nació después de que sus dos fundadores, Rubén Carnerero Acosta y Francisco Campo Rámila, participasen en una iniciativa denominada ‘Aula de Ecodiseño’, organizada por la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco, IhobeDZ Centro de Diseño, de la Diputación Foral de Bizkaia; y la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Bilbao (UPV/EHU), en la que estudiaban Ingeniería Industrial. Se formaron en temas como medioambiente, ecodiseño, ecoetiquetado y, en general, en materia de ecoinnovación. Tras finalizar sus estudios, trabajaron en esta temática en varias empresas vascas.

Un año después decidieron crear IK Ingeniería. En el inicio, su ámbito de actuación “se centraba en el País Vasco, trabajando para aquellas empresas, generalmente del sector mobiliario o del sector eléctrico-electrónico y de la máquina-herramienta, que empezaban a incorporar criterios de ecodiseño en su actividad, principalmente a través de los servicios ofrecidos desde Ihobe, para quien actuábamos como asistencia técnica”, explica el director gerente, Francisco Campo.

Sin embargo, afirma que en sus más de 15 años de actividad se ha ido ampliando su horizonte geográfico, hasta contar ahora con clientes a nivel estatal, principalmente, y también un porcentaje significativo a nivel internacional. «También hemos ampliado nuestros sectores de actuación para cubrir prácticamente la totalidad del tejido industrial (metal-mecánico, agroalimentario, generación de energía, automoción, ferroviario, materiales de construcción, telefonía, envases, equipamiento eléctrico, textil…)”, añade Campo.

La tipología de servicios que ofrece IK Ingeniería se ha adecuado también a las necesidades de sus clientes, y actualmente está especializada en la cuantificación del impacto ambiental de productos y servicios (análisis de ciclo de vida, huella ambiental, declaraciones ambientales de producto, huella de carbono, huella hídrica), “pero trabajando también en la definición de actuaciones en economía circular y de sostenibilidad en general”. De hecho, frente a otras consultoras que abarcan un mayor número de servicios, utilizar metodologías de análisis de ciclo de vida les ha permitido «ser pioneros en su aplicación para el desarrollo de declaraciones ambientales de producto, en proyectos de ecodiseño y actualmente en el ámbito de la economía circular”.

Francisco Campo afirma con seguridad que hay un interés creciente por parte de las empresas en cuanto a temas de medio ambiente o sostenibilidad. “Cuando creamos la empresa muchas solo apostaban por las actuaciones de mejora ambiental si existía un programa de financiación que les diera soporte, porque no era una necesidad real. Sin embargo, en los dos o tres últimos años, los clientes que contactan con nosotros lo hacen porque tienen una necesidad real impuesta por el mercado, donde son sus clientes, tanto públicos como privados, quienes están exigiendo productos con un menor impacto ambiental”.

La razón para el director gerente es que “somos cada vez más conscientes de la problemática ambiental existente, y tanto los clientes finales como los propios clientes industriales están adquiriendo compromisos que intentan minimizarla (neutralidad en carbono para una determinada fecha, incorporación de un determinado porcentaje de material reciclado, prohibición de uso de ciertos materiales y sustancias…)”. Solo en el área de las Declaraciones Ambientales de Producto, han pasado de desarrollar una o dos al año en 2008 a estar trabajando en más de 30 en estos momentos.

Junto a esa área, hay otras cinco en las que IK Ingeniería organiza sus servicios: Análisis de Ciclo de Vida, Huellas Ambientales, Ecodiseño, Economía Circular y Formación. El fin es único: dar asistencia técnica a sus clientes ayudándoles a medir y comunicar el impacto ambiental de sus productos, servicios y organizaciones, y también en el desarrollo de actuaciones de mejora aplicando estrategias de economía circular, sensibilización y capacitación de su personal.

En este ámbito, hay dos conceptos que cada vez tienen más repercusión en la industria. Uno de ellos es la economía circular, que para Campo “es necesaria para que la industria sea más competitiva. La escasez de recursos es una realidad y optimizar la eficiencia en el uso de recursos es clave para poder seguir fabricando. Algo que hace 10 años era algo puntual e innovador, hoy en día empieza a ser algo cada vez más habitual en las empresas, y en un futuro próximo se convertirá en algo imprescindible”, opina.

IK Ingeniería también tiene muy presente la ecoinnovación, que define como “la generación de nuevos productos o servicios, que son más sostenibles que aquellos a los que sustituyen, y que surgen del análisis de la problemática ambiental asociada a los mismos y de las actuaciones que se propongan para mejorar su desempeño ambiental, consiguiendo una reducción de impacto ambiental en todo su ciclo de vida y/o un uso más eficiente y responsable de los recursos naturales”.

El Grupo SPRI es uno de los agentes que ponen en marcha la estrategia RIS 3 Euskadi, que representa la apuesta estratégica de Euskadi por la Investigación y la Innovación enmarcada en el Plan de Ciencia, Tecnología e Innovación PCTI 2030.

El nuevo PCTI 2030 establece 3 prioridades estratégicas: Industria Inteligente, Energías más limpias, Salud personalizada. Establece a su vez 4 territorios de oportunidad: Alimentación saludable, Ecoinnovación, Ciudades Sostenibles y Euskadi Creativa, e introduce el concepto de Iniciativas Tractoras Transversales, entendidas como un instrumento que potenciará el trabajo colaborativo entre las áreas RIS3 en ámbitos estratégicos concretos, y que contribuirán a que Euskadi pueda afrontar la triple transición tecnológico-digital, energético-climática y social y sanitaria. Descarga el PCTI 2030 completo.

Fuente: SPRI

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 19 mayo 2022
La Comisión Europea ha publicado una presentación con los resultados de la encuesta sobre la disrupción en la cadena de suministro elaborada por la European Cluster Collaboration Platform y la...
Posted by aclimaadmin | 18 mayo 2022
Los próximos 14 y 15 de junio tendrá lugar la Conferencia final del proyecto europeo SmartEnCity en el Palacio Europa de Vitoria-Gasteiz. El proyecto SmartEnCity ha sido una iniciativa, enmarcada...
Posted by aclimaadmin | 18 mayo 2022
Hoy, 17 de mayo, es el #díamundial del #reciclaje, la ocasión perfecta para presentar la recientemente concedida Autorización de Gestor de Residuos No Peligrosos bajo el código de instalación EUX/006/22,...
X