Impacto de estrógenos en el medio ambiente

Posted by aclimaadmin | mayo 23, 2019 | Noticias del Sector

Desde hace una década, las autoridades responsables de vigilar el impacto de la contaminación ambiental, tanto en agua, como en aire y suelo, han enfocado su interés hacia el estudio y monitoreo de los llamados contaminantes emergentes; llamados así, ya que, en la mayoría de los casos, estas sustancias han emergido recientemente, por lo que no están reguladas, pero pueden llegar a ser contaminantes en el futuro, según algunas investigaciones mencionadas adelante, las cuales relacionadas su presencia con efectos tóxicos en el medio ambiente.

Dentro de los contaminantes emergentes resaltamos dos grupos: por un lado, fármacos y productos de cuidado personal y, por otro, los disruptores endocrinos —término con el cual nos referimos a una sustancia química sintetizada por la acción humana, capaz de alterar el equilibrio hormonal y provocar efectos adversos en un organismo o en su descendencia—.

En las pasadas dos décadas, ha habido una creciente preocupación científica, así como debate público y atención por parte de los medios informativos sobre los posibles efectos nocivos, en humanos y fauna, resultantes de la exposición a sustancias con potencial para interferir con las acciones del sistema endocrino: un sistema de comunicación que mantiene el equilibrio fisiológico normal a través de múltiples órganos; por lo que los contaminantes mencionados terminarían siendo un disruptor endocrino.

La importancia de que conozcamos cuáles son los contaminantes emergentes, es que cada día nos enfrentamos a ellos en fármacos, productos para limpieza del hogar y de cuidado de personal; incluso, en alimentos. En tal sentido, Kolle1 y Robinson2con sus colaboradores, han reportado que, en seres humanos, estos contaminantes pueden interferir con la función reproductiva y el desarrollo normal, además de aumentar la posibilidad de padecer cáncer mamario y testicular.

Se estima que la principal fuente de contaminación son las aguas residuales urbanas no tratadas y los efluentes de las plantas de tratamiento de aguas residuales, ya que estas sustancias terminan siendo liberadas en el agua superficial, en el suelo o, en casos muy específicos, reinyectadas al acuífero.

Más de 500 sustancias químicas sintéticas han sido encontradas, sobre las cuales se sabe o sospecha que tienen capacidad de alterar el equilibrio del sistema endocrino en seres humanos y en otras muchas especies de seres vivos. Esto abarca varias clases de sustancias: aquellas usadas en industria, productos farmacéuticos hormonas naturales y sintéticas, pesticidas…, entre las que destacan: Bisfenol-A (resinas epoxi, contenedores de alimentos), dioxina clorada (producto de la incineración de residuos), atrazina (herbicida), ftalatos (plastificantes), perclorato (carburantes y fuegos artificiales), mercurio, plomo, arsénico, sustancias químicas perfluoradas (utilizadas en envolturas y recipientes de alimentos y cosméticos), estrógenos (presentes en anticonceptivos y terapias de reemplazo hormonal), de todos los cuales algunos autores como Ze-Hua3 y Bolong4 mencionan que tienen la mayor disrupción endocrina…leer más.

Fuente: ECOTICIAS

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 30 julio 2021
La Comunidad #PorElClima ha puesto en marcha, por cuarto año consecutivo, los 101 Ejemplos Empresariales de Acciones #PorElClima. Se trata de una iniciativa con la que se busca reconocer el...
Posted by aclimaadmin | 30 julio 2021
De las 167 ciudades examinadas en el estudio, las mayores emisoras de carbono resultaron ser grandes ciudades asiáticas como Shanghái. Entre los principales responsables, se encuentran las 1.058 centrales eléctricas...
Posted by aclimaadmin | 30 julio 2021
According to an analysis from Reports and Data, the global microbiological testing of water market was valued at $1.19 billion in 2018 and is expected to reach $2.03 billion by 2026,...
X