Janez Potočnik: “los indicadores son el reconocimiento político de la importancia de la economía circular”

Posted by aclimaadmin | octubre 6, 2016 | Noticias del Sector

Entrevista a Janez Potočnik, Co-Presidente en el Panel Internacional de Recursos de la UNEP.

El Dr. Janez Potočnik se convirtió en miembro de la Comisión Europea en mayo de 2004. ExComisario para el Medio Ambiente, el Dr. Potocnik es reconocido por su fuerte compromiso en la incorporación de la dimensión medio ambiental en el desarrollo de una economía más eficiente, tal y como reafirma su reciente trabajo “New Environmentalism”. Bajo su mandato se publicó, en julio de 2014, la primera propuesta del paquete de economía circular, posteriormente modificada por el actual equipo de la Comisión Europea y publicada en diciembre de 2015.

El trabajo del Dr. Potocnik’s también destaca la necesidad de reducir los desechos alimenticios y apoya las iniciativas de la Comisión Europea que pretenden reducir los desperdicios, lo que ha llevado al objetivo de la UE de reducir los desechos alimenticios a la mitad para 2020. Actualmente es Co-Presidente en el Panel Internacional de Recursos de la UNEP.

1. Ahora usted trabaja como Co-Presidente en el International Resource Panel de la UNEP. ¿Cuáles son sus prioridades en el ámbito de la economía circular y el consumo de recursos?

En primer lugar, me gustaría darle las gracias por haberme invitado y quiero disculparme por no haber podido asistir en persona a este evento. En el Panel Internacional de Recursos hemos estado muy ocupados en el último año. Hemos publicado algunos informes muy importantes, entre ellos, uno relativo a cómo disociar el crecimiento económico del consumo de agua y la producción de la misma; y otro, una evaluación rápida de la eficiencia de los recursos que hemos hecho con el propósito de la reunión del G-7, en Toyama, Japón.

Después debatimos sobre el sistema alimentario y los recursos naturales, para la asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente en Kenya, y por último hablamos sobre el flujo de los materiales globales en la productividad de los recursos, que se hizo en el foro político, de alto nivel, en Nueva York.

Durante el año pasado, contribuimos en un evento importante, COP, para el Cambio Climático y nuestro mensaje se centró básicamente en la necesidad de añadir el estudio de la disociación de la descarbonatación. Y si esto no es suficiente, deben plantearse cuestiones importantes aparte de las que están conectadas con los gases de efecto invernadero, como la gestión del agua, la gestión de la tierra y la gestión de los materiales.

Para finales de este año o tal vez para el próximo, también tenemos dos informes sobre los temas importantes para la economía circular: por una parte, la implicación de los recursos de la futura urbanización y, por otra, un enfoque directo hacia la economía circular, la innovación y la refabricación.

Aunque todos estos informes no tienen en su título “economía circular”, prácticamente todos ellos hacen referencia a esta. Todos ellos tienen en común la búsqueda del nuevo modelo económico, cosa que está en la esencia que hay detrás de la economía circular.

Si nos queremos tomar en serio este proceso, para poner en práctica el desarrollo sostenible ya que nos hemos comprometido a nivel mundial, creo que esta es la única opción posible.

Es posible que se haya oído hablar de que el Panel Internacional de Recursos es un gran defensor del concepto de disociar que en realidad significa que debemos separar el crecimiento económico del uso de los recursos, y también de la implicación medioambiental. En ese sentido creo que es posible que podamos ir en esa dirección.

2. ¿Cree que sería necesario establecer objetivos sobre la eficiencia o el consumo de recursos? ¿Por qué? En caso afirmativo, considera que deberían ser vinculantes o no?

Sí, los objetivos y los indicadores ya están incluidos en nuestra propuesta original de economía circular de la Comisión que fue adoptada, si no recuerdo mal, en julio de 2014. Estaban basadas en recomendaciones de IRP, pero desafortunadamente no estaban incluidas en el sistema de propuesta de la Comisión (IRP es un cuerpo de consulta que consiste en que todos los agentes implicados se involucren en poner la propuesta sobre la mesa). Siempre he pensado que los objetivos y los indicadores son muy útiles porque son el reconocimiento político de la importancia de la economía circular, y esto significa que de aquí en adelante todos  los países deberán incorporar esta idea en sus propios programas. Aunque no fueran obligatorio funcionaría, pero si lo es, aún mejor.

He propuesto como objetivo principal la productividad de los recursos,  los materiales en relación con el producto interior bruto, pero puesto que no es posible medir todas las cosas necesarias que están conectadas con la economía circular, creo que es necesario añadir indicadores cruciales que estén conectados con el agua, la tierra, los gases de efecto invernadero y los materiales. Además es muy importante conectar con Eurostat y otras agencias estadísticas, porque es realmente importante que al final del día dispongamos de esos datos, y que esos datos desarrollados estén disponibles para todos los Estados miembros.

Es importante mencionar que España está trabajando, en el marco de vuestro plan nacional de gestión de los residuos de 2016-2022. Sois uno de los primeros Estados miembros que habéis introducido un objetivo nacional de preparación al objetivo Europeo, de manera separada al ciclo Europeo. Pienso que esto es una buena idea y es algo a lo que doy la bienvenida.

Algunos colegas del Panel Internacional de los Recursos, yo incluido, hemos publicado un artículo sobre la sostenibilidad cuyo título es: “Gobernanza multiescala del uso de los recursos naturales: retos y oportunidades de monitorizar el desarrollo institucional a nivel nacional y global”. En este  artículo hemos intentado explicar nuestra visión, en los Gobiernos globales, de cómo estos objetivos e indicadores deben ser incorporados en estos Gobiernos como parte de la gestión de los recursos.

3. ¿Cómo se podrían conciliar las necesidades de recursos de ámbito mundial con las de proximidad o local? ¿Qué papel debería jugar la UE a nivel mundial?

Está claro que la globalización tiene muchas cosas buenas, pero por otro lado, también muchos nuevos desafíos. Así que, básicamente, debemos tener cuidado de que no se dirija solo hacia un punto de vista de blanco o negro. Pero es muy parecido y la verdad es que el concepto de economía circular debe fortalecer la importancia de los componentes locales, la importancia de la proximidad. Creo que es muy importante que lo que sea analizado, debe hacerse desde la perspectiva de un ciclo de vida para conseguir una especie de comprensión, para hacer cumplir, en la medida de lo posible, todos los efectos. Estamos viviendo en un mundo complejo y muchas de las respuestas, desafortunadamente, no son todas simples ni en una sola dirección y creo que sería también importante que cada vez nosotros, los europeos, hagamos cualquier tipo de aportación o  cualquier tipo de juicio, mirando a través de la perspectiva de lente de los ciclos de vida.  La globalización, por desgracia, no sucedió exactamente de la manera como los países desarrollados han asumido, por lo que se espera que obtendremos nuevos mercados emergentes de productos de alta tecnología. Pero, en esencia, al mismo tiempo, también han surgido competidores con grandes habilidades  en los mercados globales e incluso en nuestros mercados.

La economía europea está anclada en antiguos sistemas de producción, en antiguos sistemas de extracción, en modelos de negocio, modelos financieros… Estamos afrontado precios volátiles en lo que a recursos se refiere, aunque la tendencia de los últimos años haya sido un poco distinta. Hemos visto que los costes compartidos de los materiales en las empresas están constantemente incrementándose, comparándolo con los costes laborales. Y lo más importante es que Europa es muy dependiente de la importación de recursos críticos; existe al respecto una estimación, por parte de la Comisión Europea, de que importamos más del 90% de dichos recursos críticos.

Está claro, para concluir, que tiene sentido que si nosotros fabricamos productos usando agua, materiales y energía sostenible, si producimos productos que puedan ser reparados, re-fabricados, donde se puedan usar otros modelos de negocios basados en compartir, se convierte en algo fundamental e imprescindible para la economía circular. En definitiva, la economía circular es un  concepto crucial para mejorar nuestra competitividad además de proteger mejor nuestro medio ambiente.

4. A nivel mundial (o en política exterior), ¿cuáles crees que podrían ser las propuestas de la UE sobre economía circular?

En el último año se han tomado dos decisiones realmente importantes en el mundo. La primera de ellas está conectada a los objetivos de desarrollo sostenible en Nueva York y la segunda hace referencia al Acuerdo de Acción contra el Cambio Climático, que en realidad es un compromiso concreto para implementar uno de los temas más importantes de la lista de los 17 objetivos globales de sostenibilidad.

La precondición de implementar este compromiso es el cambio de modelo de economía, el modelo en el que estamos viviendo actualmente, produciendo y consumiendo. Algunos de los efectos preocupantes de los recursos que utilizamos y su análisis, hemos llegado a la conclusión de que los países ricos consumen 10 veces más materiales de lo que producen,  que el consumo ha sido el gran conductor del uso de materiales, más fuerte que el propio crecimiento de la población.

Y la tercera conclusión es que el bienestar conseguido en los países ricos y en los países industriales no puede ser generalizado de manera global, con el mismo sistema de consumo y producción, por lo que si somos serios en el desarrollo sostenible y sus objetivos, globalmente, si queremos erradicar la pobreza es una precondición que deberíamos combatir.

En primer lugar, creo que la misión de la Unión Europea es mostrar que está dispuesta a hacer los cambios necesarios en casa e introducir la lógica de la economía circular en nuestro sistema económico, puesto que hay muchos análisis que son garantía sobre la mesa y prueban que puede ser un oportunidad para la economía. Si actualmente no están disponibles es importante tener en cuenta que aquellos que sean los primeros en mirar en esa dirección, serán también los ganadores de esta transición. Por lo que si hiciéramos esto en casa, creo que tendríamos suficiente credibilidad como para dar soporte a la introducción de los principios de la economía circular  y los globales en cualquier foro internacional, incluido el sistema Europeo. Creo que el foro político de alto nivel es probablemente el mejor ajuste, porque su tarea es monitorizar la implementación del desarrollo sostenible y los objetivos por un lado y, por el otro, está conectando la visión económica, social y ambiental por las que son necesarias ver, si queremos seriamente integrar, de alguna manera, el medio ambiente en la perspectiva económica global.

En resumen, la implementación de SDG, las siglas en inglés de las metas del desarrollo sostenible, deberían ser nuestra estrella guía a la que deberíamos seguir en todas nuestras decisiones internacionales y nacionales. El cambio de sistema económico es una condición previa que nos encontramos, y poner en práctica los objetivos de desarrollo sostenible y la economía circular es, en realidad, el eje central de este cambio económico.

El Dr. Janez Potočnik, participó en el Meeting Point “Impulsando la economía circular”, organizado por la Fundación para la Economía Circular el pasado 21 de septiembre, en Madrid.

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 26 noviembre 2020
El Banco Mundial acaba de poner en marcha un portal de datos sobre agua para sacar provecho de las evidencias más adecuadas y ayudar a los países a tomar decisiones...
Posted by aclimaadmin | 26 noviembre 2020
El Gobierno destinará parte de los mil millones para la Dirección General del Agua que prevé obtener del Fondo de Recuperación a acometer las obras prioritarias en saneamiento que acaben...
Posted by aclimaadmin | 26 noviembre 2020
La instalación es el resultado del proyecto HaloSep y permite reducir en un 40% el volumen de cenizas generadas en el proceso de incineración de residuos, obteniendo materiales reutilizables y...
X