La circularidad de los envases, clave en los planes estratégicos para 2023 de las empresas españolas

Posted by aclimaadmin | diciembre 22, 2022 | Noticias del Sector

Está muy reciente el cierre de la COP27, donde, de nuevo, quedó patente que los efectos del cambio climático se están intensificando, una información de la que ya ha advertido la Organización Meteorológica Mundial (OMM). Este organismo, vinculado a la ONU sostiene que el planeta está en un calentamiento de 1,1 grados y la concentración de los principales gases de efecto invernadero (dióxido de carbono, metano y óxido nitroso) en la atmósfera sigue marcando récords cada año, lo que acarrea importantes riesgos para los seres humanos.

Esta es la preocupación de los 190 países que participaron en la Convención y que tenían el objetivo de seguir avanzando en las medidas que permitan combatir el cambio climático que finalmente, y para decepción de muchos, culminó sin avances en este sentido, aunque con la firma a un acuerdo histórico para poner en funcionamiento un fondo de pérdidas y daños para las naciones más vulnerables a la crisis climática.

El impacto en el clima es, precisamente, un punto clave. Y la economía circular es el modelo que abraza la Unión Europea, y que las empresas impulsan, para reducir la dependencia de los recursos y materias primas, así como sus emisiones contaminantes.

El ecodiseño cobra, de esta forma, aún más importancia dentro del marco legislativo europeo, y también nacional, como vía para conseguir los nuevos objetivos de reducción, de incorporación de plástico reciclado y aumentar la reciclabilidad y circularidad de todos los envases. En España la entrada en vigor de la nueva Ley de residuos y suelos contaminados para una economía circular (Ley 7/2022, de 8 de abril) plantea retos muy relevantes para las empresas. Una tarea a la que se sumará en breve el nuevo proyecto del Real Decreto de envases y residuos de envases.

Para las compañías, el impacto ambiental de su actividad e integrar la sostenibilidad de manera transversal y efectiva en sus estrategias de negocio es, desde hace años, una prioridad. Y cada vez más, la circularidad tiene un gran peso en las políticas de sostenibilidad que aplican. En este sentido, muchas de las empresas envasadoras en España trabajan en el ecodiseño del packaging para impulsar la sostenibilidad ambiental, social y, también, económica de sus negocios.

Por poner un dato: en 2021 el VIII Plan Empresarial de Prevención de Ecoembes recogió 4.632 medidas de ecodiseño puestas en marcha por las más de 2.000 empresas que forman parte del citado Plan, con el objetivo de reducir el impacto ambiental de sus envases. Estas medidas evitaron la emisión de más de 163.000 toneladas de CO₂ a la atmósfera, redujeron el consumo de 1,38 millones de MWH de energía y ahorraron más de 60.000 toneladas de materias primas. Y lo hicieron, principalmente, reduciendo el peso de los envases (34% de las medidas implementadas), reintroduciendo material reciclado (15%) o eliminando elementos del envase (10%).

Qué están haciendo ya las empresas en España

Las empresas se han puesto ya desde hace años manos a la obra para reducir su impacto ambiental de manera integral. La lucha contra el desperdicio alimentario, la protección del bienestar animal o la reducción de la huella de carbono configuran parte del esqueleto de las políticas de sostenibilidad del sector de la alimentación y la distribución, a lo que se suma también el ecodiseño de envases.

“Somos conscientes de que en los próximos años vamos a ver cambios importantes en materia de economía circular en el retail. En Alimerka por ejemplo llevamos años realizando cambios en nuestros envases para conseguir que sean más sostenibles. Por ello trabajamos con cajas plásticas reutilizables en distintas secciones de los supermercados con las que conseguimos reducir nuestra huella de carbono; y lo mismo con los palés de madera. El proyecto de Ley de Prevención de las Pérdidas y el Desperdicio Alimentario es también otra norma que busca la circularidad de los alimentos y que está en desarrollo”, señala Paula Díaz-Caneja, responsable de Calidad y Medio Ambiente de Alimerka.

Avanzar hacia modelos de envase y embalaje más sostenibles es una de las prioridades del sector

Por su parte, Luis Farré, director general para España y Sur de Europa de Lactalis-Nestlé, señala que los grandes retos que se han marcado en materia de sostenibilidad están enfocados en prioridades que atañen a toda su cadena de valor de elaboración de alimentos lácteos “continuar fomentando el bienestar animal, seguir reduciendo la huella de carbono de nuestra actividad industrial y, sobre todo, acelerar el desarrollo de un packaging más sostenible, con el avance en circularidad y la progresiva utilización de plástico de origen reciclado”. Unos objetivos que no distan demasiado de algunos de los que señala Francisco Hevia, director corporativo de Galletas Gullón, que se centran en la “innovación en los envases y materiales, el impulso a las medidas de descarbonización de la economía y el impulso al Plan de Prevención de Desperdicio Alimentario que ponga el valor todo el trabajo que venimos haciendo en la materia desde hace años”.

El futuro del packaging

Son numerosos los retos que afrontan las empresas de cara a 2023 en materia de envases. “Las empresas han hecho de la sostenibilidad, y en concreto de la sostenibilidad de los envases, un elemento estratégico y de competitividad empresarial”, considera Begoña de Benito, directora de Relaciones Externas y RSC de Ecoembes. Efectivamente, en lo que respecta a los envases y embalajes, los retos son ambiciosos; y el compromiso de las empresas y la sociedad también. “Desde nuestra empresa seguimos trabajando, con la ayuda de organizaciones como Ecoembes, en la reducción de los gramajes, en el ecodiseño, en la búsqueda de plásticos más y mejor reciclables. Avanzar hacia modelos de envase y embalaje más sostenibles es una de las prioridades del sector. Una opción es reducir la cantidad de material empleado y otra es la de incrementar el uso de material reciclable o reutilizable, y por supuesto, los objetivos de reutilización”, asegura el director corporativo de Galletas Gullón, refiriéndose a los ambiciosos objetivos establecidos por Europa y traspuestos en España en las nuevas normativas.

Para responder a este reto europeo de la economía circular, es fundamental centrarse en la reutilización, recuperación y reciclaje. De ahí que la Ley de Residuos aprobada en abril plantea objetivos retadores de reducción de residuos, reutilización y reciclado para los residuos municipales y específicamente para los de envases. En relación con el objetivo de reciclado, la normativa establece un ambicioso objetivo para 2025 del 55%, incrementándose un 5% cada 5 años hasta alcanzar el 65% en 2035.

«Estos objetivos solo se pueden alcanzar desde la colaboración, innovación, un marco regulatorio armonizado y la anticipación» (Begoña de Benito)

Según Díaz-Caneja, el futuro del envase ha de avanzar “hacia la sencillez y la reducción del embalaje, así como hacia el uso de materiales que ya sean reciclados o que provengan de materias primas o biodegradables”, también hace énfasis en el ecodiseño, teniendo “muy en cuenta a la hora de diseñar el producto la mayor optimización del envase”.

Por su parte, Hevia considera que en el envase alimentario del futuro “debe de haber un balance claro entre la seguridad alimentaria, con la innovación y búsqueda de materiales provenientes de fuentes renovables que, además, tengan su consiguiente óptima gestión al final de su vida útil”.

Asimismo, De Benito añade que una de las armas fundamentales para conquistar los logros que exige la situación es trabajar juntos: “Los objetivos que tenemos por delante solo se pueden alcanzar desde la colaboración, la innovación, un marco regulatorio armonizado y la anticipación”.

El papel del consumidor en la economía circular

No solo la forma de producir, también la forma de consumir es clave para la economía circular. Comunicar e implicar a los consumidores es crítico para las empresas. “El papel del consumidor es fundamental para que saquemos partido al sobreesfuerzo que estamos haciendo en colocar la información en el envase, reducir la intensidad y mezcla de materiales, e incrementar el porcentaje de materiales de origen reciclado”, señala el director general de Lactalis en España y Sur de Europa, Lluís Farré, cuya compañía, asegura, está trabajando ya en este sentido con diversas iniciativas a través de la Asociación de Fabricantes de Yogur (AEFY).

El papel de las empresas a la hora de mantener al consumidor informado es relevante, así lo considera también Hevia. En su opinión, generar mayor concienciación será generar más apoyo para la economía circular, y se trata de un trabajo que han de hacer no solo las empresas, sino “de todos”, ya que, asevera, “para que se incorpore realmente este modelo de economía circular es fundamental que los cambios legislativos lleguen al ciudadano, a la distribución y al resto de los eslabones de la cadena de valor”. No obstante, apunta, el reto va más allá de “informar, formar y convencer”, pues, según el directivo, “para implicar al consumidor tenemos que buscar el equilibrio en los precios y sensibilizarle al máximo posible”.

Formar a las empresas en economía circular

Esta comunicación hacia el consumidor, la innovación requerida en la producción de los envases y la colaboración entre todos los actores de la cadena de valor pasa por conocer en detalle hasta dónde podemos llegar con la economía circular. El conocimiento y la búsqueda de soluciones capaces de resolver los desafíos presentes y futuros son esenciales, lo que requiere de una adaptación de determinados perfiles profesionales que, gracias a formación específica, sepan trasladar al negocio las necesidades medioambientales.

“La alta demanda de profesionales que se está produciendo en estos ámbitos ha acelerado en gran medida la incorporación de profesionales especializados en esta materia y las personas que no tenían la cualificación profesional suficiente están haciendo un gran esfuerzo y formándose para poder adaptarse”, asegura el director corporativo de Galletas Gullón.

En este escenario, Ecoembes lanzaba en abril del pasado año, TheCircularCampus, un espacio de formación y conocimiento sobre economía circular y sostenibilidad de envases pensado para impulsar el conocimiento de las compañías, “imprescindible para avanzar en este camino”, apunta la directora de Relaciones Externas y RSC de Ecoembes.

Este tipo de espacios suponen un importante recurso para las empresas, que buscan dotar a sus equipos de las herramientas informativas necesarias que les permitan introducir estos criterios de sostenibilidad en toda la organización. El interés es claro: como dato, entre enero y junio de este año, más de 6.000 profesionales participaron en alguna de las 46 actividades formativas de TheCircularCampus, junto con otros cursos online y gratuitos organizados por la institución.

Algunos de los temas que despiertan interés están relacionados con la economía circular y el reciclaje, la colaboración público-privada, la sostenibilidad en las pymes o el análisis del ciclo de vida, tal y como ha constatado la citada institución a lo largo de sesiones desarrolladas en colaboración con organizaciones como Cepyme (Confederación Española de la Pequeña y Mediana Empresa), Facyre (Federación de Cocineros y Reposteros de España), la Cámara de Valencia y CEOE Valladolid.

La plataforma formativa cuenta con el reconocimiento del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miterd) que lo incorporó al segundo Catálogo de buenas prácticas en economía circular en 2021, y está articulada en tres áreas: información, formación y participación, con las que pretende “impulsar el conocimiento, la innovación y el networking entre las compañías con el fin de que puedan estar aún más preparadas en este camino”.

Fuente: El Confidencial

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 06 febrero 2023
Este informe presenta los resultados para todas las masas de agua de la categoría ríos de su estado/ potencial ecológico del año 2021, así como su evolución en los últimos...
Posted by aclimaadmin | 01 febrero 2023
Un nuevo análisis del ciclo de vida (ACV) encargado por la industria europea de la reutilización y el reciclado de textiles ha confirmado el importante ahorro de CO2 y agua que supone...
Posted by aclimaadmin | 01 febrero 2023
Los planes de la Comisión Europea para crear nuevos fondos de la Unión Europea para las industrias verdes enfrentan una creciente oposición en el bloque de 27 naciones, ya que...