La contaminación del aire es un problema de salud de primer orden

Posted by aclimaadmin | septiembre 14, 2018 | Blog Aclima

Nuestro mundo es un lugar con cada vez mayores retos medioambientales. La industrialización y la sociedad tecnológica han provocado en los últimos siglos un aumento de la polución del aire, problemas de salubridad en el agua potable, consecuencias como el efecto invernadero o el cambio climático y la contaminación ambiental en general.

Este fenómeno es un riesgo de gran magnitud, sobre todo si tenemos en cuenta su influencia en la salud de los habitantes del mundo. Recientemente se ha publicado un estudio realizado por ingenieros ambientales e investigadores de salud pública de la Escuela de Ingeniería Cockrell en la Universidad de Texas en el que se concluye que la contaminación del aire reduce la esperanza de vida a nivel mundial en más de un año. Se trata de un dato impactante que da idea de las consecuencias, a veces poco visibles en un primer momento, de la polución en el organismo de los seres vivos. Para este análisis se recogieron muestras en 185 países de partículas en suspensión del aire (PM) menores de 2.5 micrones y se cuantificaron el impacto nacional en la esperanza de vida para cada país individualmente, así como a escala global.

Este mismo año se publicaba también el Informe de contaminación del aire de la OMS (2018). Con una muestra de más de 4.300 asentamientos humanos en 108 países, el estudio afirma que en nuestro planeta nueve de cada diez personas respiran aire contaminado. Según la OMS, siete millones de personas fallecen por causas debidas a la polución cada año, una cifra que prácticamente iguala a las defunciones causadas por todas las variedades de cáncer. En relación con este fenómeno, según datos de la misma OMS en 2012 murieron 12,6 millones de personas por vivir o trabajar en ambientes poco saludables: casi una cuarta parte de las muertes que se producen en el mundo.

Siendo la contaminación la causa originaria, estas muertes se relacionan en su gran mayoría con cinco dolencias provocadas por la mala calidad ambiental: neumonía, ictus, cardiopatía isquémica, enfermedad obstructiva pulmonar crónica y cáncer de pulmón.

Situación en el Estado Español

Según el Informe de calidad del aire en el Estado Español durante 2015 elaborado por Ecologistas en Acción, en todo el territorio unos 18,5 millones de personas respiramos aire contaminado, el 39,8 % de toda la población.

La principal causa de las emisiones contaminantes es el tráfico rodado, seguida de las calefacciones, algunas industrias, centrales energéticas, refinerías; y los agentes contaminantes más presentes en el aire son el dióxido de nitrógeno, el ozono troposférico, el dióxido de azufre y el Benzo(a)pireno (BaP).

Grupos de riesgo y causas

Las fuentes más importantes de contaminación del aire por partículas son el uso ineficiente de la energía en los hogares, la industria, los sectores de la agricultura y el transporte y las centrales eléctricas de carbón.

La contaminación atmosférica afecta de distintas maneras a corto y a largo plazo, y los efectos son más susceptibles en grupos como los niños, los ancianos o las personas que ya están afectadas por alguna enfermedad previa, con mención especial para las mujeres, las más afectadas por la contaminación generada en interiores, ya que, según la OMS, el 40% de la población mundial no tiene acceso a tecnología de cocina y/o iluminación limpia.

De hecho, los análisis de la OMS sobre este hecho son rotundos: la contaminación del aire interior causada por combustibles sólidos provoca cerca de 950.000 muertes anuales por EPOC, unas 255.000 muertes anuales por cáncer de pulmón, más de 510.000 muertes anuales por neumonía, 1,4 millones de muertes anuales por ictus y más de 1,1 millón de muertes anuales por infartos de miocardio.

Más de 90% de las muertes vinculadas a la polución tienen lugar en los países con ingresos bajos o medios, principalmente en Asia y en África. Efectivamente, en lugares de Oriente Medio, norte del África y sureste de Asia se registran medias anuales de contaminación que superan a menudo en más de cinco veces los límites fijados por la OMS. Los datos urbanos son igual de preocupantes, entre las grandes ciudades, aquellas con áreas metropolitanas de más de 14 millones de habitantes, las que muestran una peor calidad de aire son Nueva Delhi, El Cairo, Dacca, Bombay, Pekín, Shanghái, Estambul, Buenos Aires y Sao Paulo.

Pero no se trata de un problema que pueda circunscribirse solo a ciertas áreas de nuestro planeta, ya que, según datos de 2016, el 91% de la población mundial vivía en lugares donde no se respetaban las Directrices de la OMS sobre la calidad del aire.

Motivos para la esperanza

A pesar de que los niveles de polución en el aire no se han reducido significativamente dese 2010, existen lugares en los que el cambio en las políticas ambientales empieza a acarrear consecuencias positivas, especialmente en Europa y América. También son destacables las medidas de choque que está llevando a cabo China y en la India.

En España la Directiva 2008/50/CE y el Real Decreto 102/2011 dispone la obligación de realizar dos tipos de planes: Planes de Mejora de la Calidad del Aire y Planes de Acción. Los primeros incluyen medidas continuadas a largo plazo y los segundos vehiculan acciones puntuales.

Como medidas clave para reducir la contaminación ambiental destacan algunas del todo lógicas:

-La reducción del tráfico motorizado en las áreas metropolitanas. Para ello es fundamental potenciar el transporte público, mejor si es eléctrico, los medios no motorizados como la bicicleta o el tránsito peatonal, el transporte interurbano de cargas y pasajeros por ferrocarril, y priorizar los combustibles de bajas emisiones.

-Desarrollo de las energías renovables y la eficiencia energética. Mejorar la eficiencia energética de los edificios y garantizar el acceso a soluciones asequibles de energía doméstica limpia.

-Tecnologías limpias que permitan reducir las emisiones contaminantes y optimizar la gestión de los desechos urbanos y agrícolas.

La OMS va a realizar entre el 30 de octubre y 1 de noviembre de este año la primera Conferencia Mundial sobre Contaminación Atmosférica y Salud, a la que acudirán representantes políticos de todo el mundo para debatir sobre las medidas a tomar para resolver este grave problema ambiental y de salud pública.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 23 octubre 2020
Para la necesaria estrategia de recuperación tras las consecuencias del COVID-19 el Gobierno Vasco ha apostado por el sector medioambiental como palanca impulsora de oportunidades económicas y laborales. Se trata...
Posted by aclimaadmin | 16 octubre 2020
En el mundo actual, en el que la globalización es uno de sus factores más determinantes, las empresas necesitan apostar por la internacionalización y la innovación como ejes de su...
Posted by aclimaadmin | 02 octubre 2020
La reorganización política de las consejerías tras la formación del nuevo gobierno de Euskadi ha traído cambios significativos para el sector ambiental. Uno de los puntos clave es la creación...
X