La Economía Circular es imprescindible para la transición energética en Europa

Posted by aclimaadmin | septiembre 30, 2021 | Blog Aclima

El Pacto Verde compromete a Europa con el objetivo de ser un continente climáticamente neutro en 2050, lo que sería imposible de conseguir sin evolucionar hacia una economía descarbonizada y un modelo energético sostenible. Es por ello que la aplicación sistemática de los principios de la Economía Circular en el nuevo modelo de producción energética es la herramienta necesaria e imprescindible para lograr una transición energética exitosa en Europa. Una de las consecuencias de este proceso es que los residuos con origen en las energías renovables van a multiplicarse en las próximas décadas, por lo que el sector energético va a requerir de una rápida implantación de los principios circulares para gestionar adecuadamente estos residuos y optimizar la eficiencia energética.

Recientemente se ha dado a conocer un informe de la Agencia Europea del Medioambiente (AEMA), que subraya la importancia de la Economía Circular en la transición energética del continente. El documento plantea un dato que es concluyente y esclarecedor: en los próximos 10 años los residuos procedentes de las infraestructuras de energía limpia al final de su vida útil pueden multiplicarse por 30. Si bien es cierto que el impulso de las energías renovables es necesario para la transición energética del continente, las tecnologías relacionadas y la construcción, mantenimiento y sustitución de las infraestructuras del sector energético pueden incrementar notablemente el flujo de residuos. Además, entre este tipo de materiales hay muchas sustancias incluidas en la lista de materias primas críticas de la UE. Todo esto plantea un escenario donde el reciclaje y la correcta gestión de residuos pueden permitir un ahorro económico y ambiental, reduciendo el consumo de materias primas escasas.

Además, hay que tener en cuenta que la velocidad a la que deben aplicarse los cambios propone un desafío al sector energético, ya que 2050 no es una fecha tan lejana como parece si se quieren abordar transformaciones de tal calado. En principio, la energía renovable debe ser el principal generador de energía en la próxima década, lo que obliga a que el sector evolucione respecto a la adopción de tecnologías emergentes y en el desarrollo e implantación generalizada de tecnologías de almacenamiento de energía. También es necesario asegurar el mantenimiento y reemplazo sistemático de las nuevas infraestructuras.

La transición energética demandará importantes recursos materiales y generará cantidades sustanciales de nuevos tipos de residuos, por lo que nos encontramos ante una oportunidad única para que la UE se anticipe y desarrolle un marco legislativo que facilite la aplicación de los principios de la Economía Circular en este ámbito.

Retos de la transición energética y beneficios de la Economía Circular

Los principales desafíos que plantea la gestión de residuos en el sector energético post-transición tienen que ver con la recuperación de materiales para su reintroducción en los ciclos de producción. De esta manera, pueden surgir dificultades de procesamiento por el uso de materiales compuestos, presencia de sustancias peligrosas y/o bajas concentraciones de elementos más valiosos.

Es obvio que para que el modelo circular funcione los materiales reciclados deben valorarse comercialmente como una alternativa sólida, eficaz y barata frente al uso de materias primas vírgenes. También hay que tener en cuenta (ecodiseño) la facilidad para que reciclar o reutilizar la mayor parte del equipo implicado en los procesos energéticos. Otro problema puede consistir en el empleo de tecnologías desfasadas o que las infraestructuras presenten capacidades de reciclaje por debajo del nivel requerido. La logística es otro aspecto que se debe tener en cuenta, ya que las ubicaciones remotas, el tamaño de las instalaciones y sus requisitos de seguridad son factores que van a determinar las posibilidades de implantar con mayor o menor peso los principios circulares.

Frente a esto, aplicar la Economía Circular puede ayudar al sector energético a mitigar los impactos de los cambios previstos:

-aplicando modelos circulares que incrementen la responsabilidad del productor.
-empleando el ecodiseño para facilitar la reutilización de componentes de las infraestructuras.
-optimizando todos los aspectos relacionados con el reciclaje para maximizar la recuperación de materiales.

Energía eólica, solar y almacenamiento de energía

Los tres tipos de infraestructuras de energías renovables más importantes en Europa son las relacionadas con la producción de energía eólica y solar, el almacenamiento de energía y el uso de baterías portátiles. Es por eso que el estudio se centra en estos tres ámbitos, en los que va a ser esencial aplicar los principios circulares a medida que se necesite modernizar las instalaciones, se tengan que sustituir piezas etc. De esta manera, la Economía Circular permitirá aprovechar todo el potencial de los residuos generados, minimizando los riesgos de su gestión.

Energía Fotovoltaica
La principal oportunidad que presenta este sector es que el 95% de los materiales implicados puede reciclarse. Sin embargo, existen dificultades técnicas para la separación y purificación de residuos como el silicio del vidrio y la película delgada semiconductora. Además, en los módulos fotovoltaicos pueden encontrarse sustancias peligrosas como cadmio, arsénico, plomo, antimonio, fluoruro de polivinilo y fluoruro de polivinilideno. Otras complicaciones tienen que ver con el difícil acceso a los paneles instalados en altura, que podrían reducirse si se anticipara la necesidad de un reciclado fácil en la etapa de diseño de los sistemas fotovoltaicos.

Energía Eólica
En este caso, el 90% de los recursos empleados se puede reciclar, ya que en gran parte las instalaciones están construidas con materiales como acero, aluminio, cobre, hierro fundido y hormigón. Además, la presencia de materias primas críticas (neodimio, praseodimio, boro, disprosio y niobio) podría hacer rentable el reciclaje de generadores de imanes permanentes de aerogeneradores, dependiendo de su concentración y los avances tecnológicos.

Respecto a los desafíos existentes, la infraestructura de reciclaje aún está en desarrollo para palas de turbinas hechas de materiales livianos como fibra de carbono, fibra de vidrio y materiales compuestos, y se necesita más investigación e implementación. También el gran tamaño de las aspas puede provocar que los costos de transporte sean prohibitivos para los transportes de larga distancia a las instalaciones de reciclaje más lejanas.

Almacenamiento de energía
En este caso, todos los metales utilizados en las baterías se pueden reciclar. El cobalto y el níquel podrían ser lo suficientemente valiosos como para que el reciclaje sea rentable, según los niveles de precios y las cantidades recuperables dentro de las baterías. Además, si se aplica un diseño modular estandarizado se facilitará la remanufactura.

En cuanto a los retos que presenta este sector, la gran variedad de diseños diferentes de baterías provoca la necesidad de enfoques logísticos específicos y diferentes. Actualmente existen deficiencias en las infraestructuras para transportar y almacenar el creciente número de baterías desechadas, y esta cantidad irá creciendo en el tiempo. También se encuentran carencias en la información sobre los materiales de alto impacto implicados. Además, se necesita un desarrollo de las tecnologías de reciclaje de baterías en Europa. Otro aspecto a considerar es que las medidas para reducir los riesgos de seguridad ante fugas térmicas durante el reprocesamiento son costosas. También hay que apuntar que la rentabilidad del reciclaje de baterías depende de la fluctuación de los mercados de los materiales.

De cualquier manera, la industria y la administración pública deben encontrar una manera satisfactoria de aplicar un modelo circular en la transición energética, que redunde en una optimización de la sostenibilidad y la mejora en competitividad de las empresas europeas.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 03 diciembre 2021
La aplicación de modelos circulares acarrea no solo una mejora en la sostenibilidad y el desarrollo económico, también es indispensable para conseguir una economía descarbonizada, que consiga reducir las emisiones...
Posted by aclimaadmin | 26 noviembre 2021
La Comisión Europea ha planteado normas más estrictas sobre las exportaciones de residuos en su revisión del Reglamento que ampara este ámbito. El objetivo fundamental es que Europa no exporte...
Posted by aclimaadmin | 19 noviembre 2021
Vivimos en un mundo lleno de plástico, un material muy práctico y con muchos usos, pero que tiene un gran impacto ambiental. En Europa se produjeron en 2018casi 62 millones...
X