La importancia de la logística inversa para la Economía Circular

Posted by aclimaadmin | julio 24, 2020 | Blog Aclima

Cuando hablamos de Economía Circular  nos referimos a un sistema eficiente en el uso de los recursos, donde la recuperación, la reparación y el reciclado son conceptos fundamentales. Pero, para hacerla posible son necesarios cambios en la manera en que definimos los procesos productivos y de distribución. Por eso, conceptos como la logística inversa son tan importantes, ya que ayudan a mejorar la circularidad de la economía desde la racionalización de los desarrollos que intervienen en ella. En concreto, la logística inversa supone la optimización de la gestión de la cadena de suministros, ocupándose del traslado de materiales desde el usuario o consumidor hacia el fabricante o hacia los puntos de recogida habilitados, para su reutilización, reciclado o eventualmente, su eliminación. De esta manera, se promueve la generación de de canales de recogida selectiva de residuos o productos no consumidos, tanto industriales como domésticos.

En la actualidad, la Economía Circular supone el 9,1% de la economía mundial, pero su rápido crecimiento la convierte en una oportunidad de negocio para las empresas. Por ejemplo, la Comisión Europea calcula en un 8% anual el posible incremento de negocio de las empresas de la UE, con un ahorro neto de 600.000 millones de euros cada año, con la transición hacia un modelo circular. La logística inversa o logística de devoluciones también tiene un impacto positivo en los balances de beneficios de las empresas, ya que posibilita una nueva fuente de ingresos mediante la recuperación de productos o residuos, y un ahorro tanto económico como ambiental, puesto que sus consecuencias mejoran la sostenibilidad, no en vano en España más del 30% de los Residuos Sólidos Urbanos son envases de papel y cartón, o plástico.

 

¿Qué es la logística inversa?

Esta práctica abarca el conjunto de procesos dentro de la cadena de suministro que se llevan a cabo para transportar los productos o residuos desde el consumidor hasta el fabricante. Así, se  ocupa de la recuperación y reciclaje de envases, embalajes y residuos, pero también del retorno de los excesos de inventario, las devoluciones de clientes, y los productos obsoletos o estacionales.

Aunque algunos teóricos incluyen en los cometidos de la logística inversa los trabajos de desmontaje o procesado de los materiales para su posterior reutilización o eliminación de forma respetuosa con el medioambiente, es necesario diferenciarla de la llamada logística verde, que es aquella orientada a la reducción o minimización del impacto medioambiental de las actividades de la logística y de la misma logística inversa, mediante aspectos como el ecodiseño o la optimización del transporte.

 

Beneficios de la logística inversa

Las consecuencias de la aplicación de este tipo de logística van desde las económicas, reduciendo tiempo y costes para las empresas, hasta las ambientales, ya que logra mejorar la sostenibilidad de los procesos productivos y, sobre todo, de distribución.

En concreto, podemos decir que la logistica inversa tiene estos beneficios:

Reducir los costes de la empresa y aumentar sus beneficios: con el reciclado de materiales la compañía ahorra en la compra de materias primas, u obtiene un beneficio de los productos no vendidos.

Mejorar el rendimiento de los servicios de la empresa: aumenta su eficacia, por ejemplo estableciendo canales de distribución de doble vía para transportar productos a las tiendas o consumidores y a la vez en el sentido contrario.

Optimizar el inventario y la logística: disminuye los costes de inventario y convierte la infraestructura logística en más eficaz.

Incrementar la satisfacción y mejorar el servicio al cliente: una correcta política de devoluciones genera confianza y satisfacción en los clientes.

Reducir el impacto medioambiental: aprovechamiento de los residuos, envases, embalajes o productos no vendidos como materia prima mediante el reciclado o la reparación, ahorro de energía al emplear los canales de distribución en doble sentido, ahorro en la compra de materiales, etc.

 

Cómo implantar este tipo de logística

Para ello es necesario que las empresas cuenten con un sistema de planificación de recursos empresariales (ERP) eficiente y flexible. Este tipo de logística puede resultar muy beneficiosa sobre todo en empresas que comercialicen productos de alto valor o con un elevado índice de retornos o devoluciones.

El primer paso es valorar si el retorno de los productos puede ser rentable, también hay que decidir acerca de la gestión de la recogida de los productos, su clasificación para ser reparado, reutilizado o tratado para aprovechar sus componentes. El destino de los nuevos productos valorizados puede ser diverso: puede retornar tal cual o con modificaciones mínimas al vendedor (en el caso de productos de temporada, por ejemplo), puede venderse con descuento, puede acceder al mercado secundario (empresas que comprar stocks rebajados de productos), puede ser reprocesado o renovado, se pueden recuperar sus materiales, ser reciclado o acabar en vertedero. Otra opción es que pueda convertirse en un donativo benéfico.

En las recomendaciones emitidas por el Banco Mundial según las pautas establecidas por el MIT Megacity Logistics Lab and a Research Associate, las iniciativas de logística urbana con mayores posibilidades de ser exitosas serían habilitar espacios urbanos para la consolidación de carga, aplicar entregas fuera del horario comercial, usar vehículos ecológicos, emplear la distribución multicapa e impulsar la consolidación de la demanda de los productos aprovechados por la logística urbana.

 

Economía Circular y logística inversa

Como bien sabemos, mediante la Economía Circular pueden cerrarse los ciclos de vida de los productos, diseñándolos para optimizar su posterior aprovechamiento y ponderando el valor de los residuos. Esta mejora de los flujos de materiales y servicios se consigue minimizando la utilización de materias primas, generando menos residuos y aprovechando de manera inteligente los mismos. En estos cometidos, la logística inversa puede convertirse en un factor fundamental.

Con la logística inversa se consigue el retorno de los productos, sus envases o embalajes, o los residuos generados para poder valorizarlos e incluirlos de nuevo en el ciclo de producción. Esto conlleva no tan solo beneficios económicos a las empresas, fomentando ahorros y abriendo nuevas vías de comercialización, sino también consecuencias ambientales positivas, mejorando la sostenibilidad de la economía en su conjunto, con un ahorro significativo en el consumo energético, materias primas, emisiones contaminantes etc.

 

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 03 diciembre 2021
La aplicación de modelos circulares acarrea no solo una mejora en la sostenibilidad y el desarrollo económico, también es indispensable para conseguir una economía descarbonizada, que consiga reducir las emisiones...
Posted by aclimaadmin | 26 noviembre 2021
La Comisión Europea ha planteado normas más estrictas sobre las exportaciones de residuos en su revisión del Reglamento que ampara este ámbito. El objetivo fundamental es que Europa no exporte...
Posted by aclimaadmin | 19 noviembre 2021
Vivimos en un mundo lleno de plástico, un material muy práctico y con muchos usos, pero que tiene un gran impacto ambiental. En Europa se produjeron en 2018casi 62 millones...
X