Las consecuencias del COVID-19 complican el cumplimiento de las metas europeas para el reciclaje

Posted by aclimaadmin | mayo 29, 2020 | Blog Aclima

Las medidas de confinamiento y de limitación de la movilidad y el transporte provocadas por la crisis sanitaria que estamos viviendo están afectando al sector del reciclaje. Fenómenos como el importante aumento en el volumen de residuos sanitarios, la disminución de la actividad industrial que reduce los insumos destinados al reciclado, y el incremento de los residuos domésticos debido al confinamiento constituyen un reto para el sector. En el otro lado de la balanza, la pandemia ha puesto en valor la verdadera trascendencia del sector del reciclaje, dejando claro su carácter estratégico para la sociedad europea, que ha apostado por la Economía Circular y el Pacto Verde como ejes de su desarrollo económico. Sin embargo, los efectos de la pandemia dificultan que se alcancen las metas marcadas por la UE para el impulso del reciclaje, lo que puede significar la flexibilización de las mismas o la adopción de medidas tendentes a promover aún más el reciclaje y la gestión de residuos en los países de la UE.

Ante el COVID-19, la gestión de residuos adquiere una carácter de servicio público urgente e indispensable, que permite reducir posibles contagios y salvaguardar impactos negativos sobre el medio ambiente. El tratamiento eficaz de los residuos sanitarios se convierte en indispensable, y garantizar la gestión sistemática de los residuos urbanos es una necesidad para conservar la salubridad de nuestros pueblos y ciudades. Además, la crisis del coronavirus también ha expuesto la importancia del sector del reciclaje para proporcionar materias primas estratégicas, haciéndolas así menos dependientes de las importaciones.

Consecuencias del COVID-19 en el reciclaje

Fundamentalmente, dos efectos de la pandemia respecto al reciclaje han sido que los residuos sanitarios han aumentado hasta un 300% y el incremento del plástico de un solo uso, debido a las medidas para minimizar contagios por contacto de superficie. Esto ha puesto en duda el cumplimiento de las metas europeas de reciclaje y, de hecho, lo más probable es que este año no se alcance la meta de que la mitad de los residuos municipales sean reutilizados o reciclados. Según datos de diversas asociaciones, actualmente esta tasa se sitúa en el 36%, por debajo de la media europea del 47,4%. La normativa europea, recogida entre otras fuentes en las Directivas 2018/849, 2018/850, 2018/851, y 2018/852,  y el Paquete de Economía Circular, establece que en 2020 la mitad de los residuos municipales, así como los envases plásticos, sean reutilizados o reciclados, entre otras metas de futuro relativas a la mejora en la gestión de los residuos.

El gobierno, ante el crecimiento de los residuos de material hospitalario y de origen domiciliario procedentes de personas contagiadas, publicó la orden SND/271/2020, de 19 de marzo, permitiendo que estos residuos pudieran ser almacenados temporalmente o incinerados. Aun así, esto ha provocado la congestión de las plantas, desbordadas ante el incremento de estos residuos. En Euskadi, desde mediados de marzo se ha producido un incremento de entre un 350% y un 400% de la cantidad generada de residuos sanitarios, comparándolos con el mismo período de 2019. En la actualidad, Euskadi cuenta con dos plantas de tratamiento de esterilización para este tipo de residuos y el Gobierno Vasco ha anunciado que está trabajando en la instalación de una nueva planta esterilizadora para mejorar la rapidez de la gestión de este tipo de residuos.

En cambio, los residuos municipales han disminuido, se estima que entre un 10% y 30% debido al parón de la actividad económica que ha provocado que los residuos procedentes de establecimientos comerciales prácticamente desapareciesen. En cambio, se ha incrementado el uso de envases plásticos de un solo uso, como medida de seguridad para evitar contagios, así como otros elementos de composición plásticas, como los guantes. El problema consiste en que la mayoría de estos residuos no son recogidos ni tratados, y en su mayor parte acaban en vertederos o incinerados. También el reciclado de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) se ha visto afectado, ya que la compra de electrodomésticos ha bajado hasta un 80% durante el confinamiento. Además, a pesar de la pronta declaración del sector de reciclado como esencial, algunas plantas tuvieron que parar durante algún tiempo o implantar mayores medidas de seguridad que provocaron reducciones en la capacidad de gestión de los residuos.

Pese a todo, las previsiones son optimistas ya que los datos muestran un incremento del compromiso ciudadano con el reciclaje, con un aumento del 15% en el uso del contenedor amarillo y mejoras en los porcentajes de recogida de envases de vidrio. También la decidida apuesta de la UE por impulsar la Economía Circular permite prever un crecimiento del sector del reciclaje, el cual, según los datos disponibles comienza a mostrar señales de recuperación.

 

Mejora de la situación internacional

En el contexto global en el que nos encontramos la actividad de la industria del reciclaje ha disminuido de manera notable. Las limitaciones al transporte de mercancías y el parón de la actividad de otros sectores han afectado negativamente, pero con la progresiva reincorporación laboral y la adaptación a la nueva normalidad se está notando una recuperación de la carga de trabajo.

El Bureau of International (BIR) ha estado monitorizando las consecuencias en la industria del reciclaje de los efectos de la pandemia y ha podido constatar una reactivación paulatina de la actividad. En Europa la situación ha ido mejorando con el paso del tiempo. Tanto la Confederación Europea de Industrias de Reciclaje como la Federación Europea de Gestores de Residuos -FEAD solicitaron ya en los inicios de la pandemia que la Unión Europea reconociera el papel estratégico de la industria del reciclaje para proteger la salud humana y el medio ambiente, ponderando a su vez la importancia de este sector en el suministro de materias primas a la industria europea ante la reducción de las importaciones transfronterizas. Esto ha permitido que las plantas de reciclaje permanecieran en funcionamiento, aunque han experimentado bajadas en la carga de trabajo debido a la disminución de ciertos tipos de residuos.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 03 julio 2020
La acción del hombre sobre el entorno ha provocado que tanto el equilibrio ambiental y climático como la biodiversidad se encuentren amenazadas. En concreto, la población mundial de especies silvestres...
Posted by aclimaadmin | 25 junio 2020
Recientemente ha entrado en vigor el Real Decreto 553/2020, de 2 de junio, por el que se regula el traslado de residuos en el interior del territorio del Estado. Se...
Posted by aclimaadmin | 19 junio 2020
De todos es sabido que la situación del entorno natural de nuestro planeta no es la mejor posible. Aunque el grado concienciación ambiental se ha incrementado con el paso de...
X