Las grandes economías caerán un 8,5% anual si no bajan emisiones

Posted by aclimaadmin | junio 10, 2021 | Noticias del Sector

Un informe de Oxfam Intermon alerta que las economías del G7 se enfrentan para 2050 a una contracción promedio anual de hasta el 8,5% del PIB si no adoptan medidas más drásticas para reducir sus emisiones

Aunque las consecuencias humanas y económicas del cambio climático serán mucho más graves en los países de renta baja, el PIB de las grandes economías también sufrirá mucho si seguimos calentando el planeta. En 2050, las economías de los países del G7 podrían contraerse, en promedio, hasta un 8,5% por año ― el equivalente a 4,8 billones de dólares― a menos que los dirigentes mundiales adopten medidas más ambiciosas para luchar contra el cambio climático, según un análisis de Oxfam Intermon publicado este lunes. Un gran coste económico que de acuerdo a esta ONG debería aumentar la urgencia climática de estos países, que se reúnen en Reino Unido esta semana.

Según el análisis realizado por la organización, esta reducción del PIB duplicaría la provocada por la pandemia de coronavirus, que hizo perder a las economías de estos siete países un promedio del 4,2 % de su PIB, dando lugar a enormes pérdidas de empleo y a la puesta en marcha de los mayores paquetes de estímulo económico de la historia. En cualquier caso, la economía se recuperará de las consecuencias a corto plazo de la pandemia, pero los efectos del cambio climático serán evidentes año tras año.

Estos resultados se han obtenido a través de un modelo que permite calcular los posibles efectos del cambio climático en la economía de cada país, teniendo en cuenta riesgos climáticos de carácter gradual y crónico como el estrés térmico, los impactos en la salud, el aumento del nivel del mar y la productividad agrícola.

Sin embargo, el impacto sobre los más vulnerables será mayor que sobre las grandes economías. Se prevé que los 48 países incluidos en el estudio sufran una contracción económica, pero las consecuencias del cambio climático podrían afectar en mucha mayor medida a los países de renta baja: por ejemplo la economía de la India, país invitado a la cumbre del G7, se contraerá en un 27 % y la de Filipinas se reducirá en un 35 %.  En este sentido, un reciente estudio del Banco Mundial sugiere que, en 2030, entre 32 millones y 132 millones de personas más podrían verse abocadas a la pobreza extrema debido al cambio climático.  

“Los argumentos económicos para la adopción de medidas contra el cambio climático son claros. Ahora lo que necesitamos es que, en los próximos nueve años, los gobiernos del G7 adopten medidas drásticas tanto para reducir las emisiones como para incrementar la financiación para hacer frente al cambio climático”, asegura Max Lawson, responsable de políticas de desigualdad de Oxfam. “La crisis económica que previsiblemente afectará a las ricas naciones del G7 es tan solo la punta del iceberg: en la mayoría de las zonas más pobres del mundo, se producirán más muertes, hambre y pobreza a consecuencia de los fenómenos meteorológicos extremos”, explica.

Objetivos insuficientes

Todos los gobiernos del G7 han presentado nuevas metas para luchar contra el cambio climático en el periodo previo a la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26) organizada por el Reino Unido para noviembre de este año. Sin embargo, los objetivos presentados en general están lejos de ser suficientes para mantener el calentamiento global por debajo de 1,5°C. Según Oxfam, los países que forman parte de este grupo son, históricamente, los mayores emisores del mundo, responsables de una tercera parte de todas las emisiones de CO2 desde 1990 y, por lo tanto, deberían dar ejemplo en este año crucial. 

Asimismo, el colectivo de los gobiernos del G7 está incumpliendo también su antiguo compromiso de aportar 100.000 millones de dólares anuales para ayudar a los países pobres a dar respuesta al cambio climático. Solo Francia ha decidido mantener su actual nivel de financiación, mientras que Canadá, Alemania, Japón e Italia aún no se han pronunciado. Según las estimaciones de Oxfam, los actuales compromisos de financiación climática de estos países ascienden a 36.000 millones de dólares para 2025, de los cuales tan solo una cuarta parte (entre 8 000 y 10.000 millones de dólares) se destinarán a la adaptación.

Por eso, Oxfam insta a los gobiernos del G7 a aumentar de forma inmediata sus objetivos de reducción de emisionespara los próximos nueve años, de manera que asuman el porcentaje de reducción que les corresponde de forma justa y así ser capaces de mantener el calentamiento global por debajo de 1,5°C. Además, la ONG apunta que, aunque los últimos compromisos anunciados por estos países se han acogido con satisfacción, están lejos e ser suficientes. Eso sí, para asegurar el éxito de la lucha climática, estos países deben aumentar drásticamente sus compromisos previstos para los próximos cuatro años, así como garantizar que al menos la mitad de estos fondos se destina a la adaptación. 

Fuente: El Ágora 

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 24 septiembre 2021
EL EVENTO, ORGANIZADO POR EL CLÚSTER DE ÉTICA DEL PAÍS VASCO Y FUNDACIÓN VITAL, SE CELEBRARÁ EL MIÉRCOLES 29 EN VILLA SUSO La fundación Clúster de Ética del País Vasco y Fundación...
Posted by aclimaadmin | 23 septiembre 2021
Europe aims to cut down on waste as quickly as possible in order to halt the overconsumption that is damaging the planet and adding to climate change. But despite previous...
Posted by aclimaadmin | 23 septiembre 2021
When we think about limited resources in agriculture, water is normally the first that springs to mind. The bad news is that just like water, soil is a finite resource...
X