Novedades de la ley de residuos

Posted by aclimaadmin | abril 8, 2022 | Blog Aclima

Aunque estamos a la espera de su publicación definitiva en el BOE, la semana pasada se aprobó en el congreso la Ley de Residuos y Suelos Contaminados para una Economía Circular, que sustituye a la Ley 22/2011, de residuos y suelos contaminados y constituye la principal normativa del conjunto legislativo dedicado a la Economía Circular y la gestión de los residuos.

El principal objetivo de la ley es facilitar el cumplimiento la tasa reciclado fijado por la UE para los próximos años: 55% en 2025, 60% en 2030 y 65% en 2035, y completa las recientes acciones legislativas en ese sentido, con la Estrategia Española de Economía Circular y su Primer Plan de Acción como principales referentes.

Fiscalidad verde

Entre sus novedades más destacables está la creación de dos nuevos impuestos: el impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos y  el impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables.

Impuesto sobre el depósito de residuos en vertederos, la incineración y la coincineración de residuos

Aunque la mayoría de países de la UE tiene tributos de este tipo en España va a ser la primera experiencia a nivel estatal. Es cierto que existen algunas iniciativas autonómicas de impuestos similares, pero son muy diferentes tanto en lo relativo a la categoría de residuos gravados como en sus tipos impositivos. De hecho, en esta ley se recogen hasta 19 tipos impositivos, según el tipo de residuo e instalación. Esto difiere un tanto de otras legislaciones europeas, con menos tipos, y habrá que comprobar si este detalle no complica la gestión. Así mismo, las CCAA podrán incrementar dichos tipos impositivos, además de asumir la recaudación del impuesto, en función del lugar donde se realicen las actividades gravadas.

El impuesto especial sobre los envases de plástico

Se prevé la creación del impuesto especial sobre los envases de plástico no reutilizables para avanzar en prevención y en la reducción de su uso. La tasa de reciclaje de envases de plásticos era en España del 23,3% en 2007. A pesar de su notable crecimiento, hasta alcanzar el 51% en 2019, los objetivos europeos exigen una mejora notable en este aspecto. Una consecuencia de este impuesto sería favorecer que los fabricantes e importadores aumenten la cantidad de plástico reciclado en sus envases, primando el empleo de plástico de segundo uso.

Novedades de la Ley de Residuos

– Se refuerza el principio de proximidad, enfatizando que los residuos deberán tratarse en instalaciones lo más cercanas posible al punto de generación, siempre que sea técnicamente posible.

-Define los casos en los que se puede hablar de subproductos y de fin de la condición de residuo. Los residuos valorizados o reciclados pueden dejar de ser considerados como tales en los casos de que cumplan los requisitos técnicos para las finalidades específicas y las normas aplicables a los productos obtenidos, las sustancias resultantes puedan emplearse para finalidades específicas, exista para ellos un mercado o demanda, y no generen impactos negativos para el medio o la salud humana. Es especialmente importante atender a las condiciones necesarias relativas al fin de la condición de residuo, debido a su influencia en el mercado de materias primas secundarias.

-Se revisa la responsabilidad ampliada del productor para armonizarla con la normativa comunitaria y garantizar la transparencia en su funcionamiento, la participación de los productores en la toma de decisiones de los sistemas colectivos y su régimen económico-financiero.

-Impulso de la recogida separada de residuos urbanos, en especial la de los biorresiduos de origen doméstico. De esta manera, se estipula que desde de julio de 2022 las entidades locales con más de 5.000 habitantes, y a partir de 2024 el resto de municipios, deberán establecer una recogida separada de residuos orgánicos domésticos. Respecto a los residuos textiles, aceites de cocina usados, residuos domésticos peligrosos y residuos voluminosos la recogida separada entrará en vigor es a partir de 2025. Y a partir de 2022 los residuos de construcción y demolición deberán clasificarse por materiales, preferentemente en el origen, y se establece la demolición selectiva desde 2024.

Limitaciones a plásticos de un solo uso. Se promueven medidas diferentes en función de las posibilidades de sustitución y las alternativas existentes. Se deberán reducir en 2026 el 50% en peso, con respecto a 2022, y el 70% para 2030. Se prohíbe la introducción en el mercado de pajitas, bastoncillos, cubiertos, platos, cualquier producto hecho con plástico oxodegradable, así como las microesferas de plástico de menos de 5 mm. Otros productos plásticos de un solo uso ven limitada su comercialización.

Sistema de Deposito, Devolución y Retorno de Envases (SDDR). La ley prevé evaluar el grado de cumplimiento en de la gestión de los envases en 2023 y 2027, de forma que, si no se cumplen los objetivos fijados para esos años, 70% y 85% respectivamente, se implantará un sistema de depósito, devolución y retorno en el plazo de dos años

Sistema electrónico de Información de Residuos (eSIR). Incluirá información, como mínimo, del Registro de Productores de Productos, el Registro de producción y gestión de residuos, las memorias anuales, el Repositorio de traslados nacionales, el Repositorio de Traslados transfronterizos, el Registro Nacional de Lodos, el Inventario estatal de declaraciones de suelos contaminados, el Inventario estatal de descontaminaciones voluntarias de suelos, la Plataforma electrónica de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos y Registro de Subproductos. Además, el eSIR debe permitir la interoperabilidad de las herramientas informáticas de las CCAA.

Mantiene el régimen jurídico anterior con respecto a suelos contaminados en cuanto a las actividades potencialmente contaminantes, al procedimiento de declaración, a los inventarios de suelos contaminados y a la determinación de los sujetos responsables de la descontaminación y recuperación de los suelos. Promueve la creación del Inventario Nacional de descontaminaciones voluntarias de suelos contaminados, que será alimentado por los registros autonómicos, y se precisan ciertos aspectos del procedimiento de declaración de suelos contaminados y su descontaminación.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 12 mayo 2022
La necesidad de colaboración entre la administración pública y el sector privado es patente en el contexto en el que nos movemos. Las empresas necesitan financiación para mejorar su competitividad,...
Posted by aclimaadmin | 06 mayo 2022
Si bien el Pacto Verde constituye una apuesta decidida de la Comisión Europea por la descarbonización de la economía y la implantación sistemática de modelos circulares en la producción de...
Posted by aclimaadmin | 29 abril 2022
La ciudad es un ámbito imprescindible para avanzar en el cumplimiento de los ODS y asegurar un desarrollo sostenible en el que la resiliencia al cambio climático sea la norma....
X