Nuevas restricciones al comercio global de determinados residuos electrónicos

Posted by aclimaadmin | junio 22, 2022 | Noticias del Sector

Después de ocho días de negociaciones, las Partes del Convenio de Basilea en su 15.ª reunión (COP15) celebrada en Ginebra acordaron por consenso las «Enmiendas Suiza-Ghana», establecer nuevas definiciones de desechos electrónicos peligrosos y no peligrosos, y garantizar que estas dos categorías de desechos electrónicos estén prohibidas en el comercio o, como mínimo, requieran la notificación del país exportador y el consentimiento del país importador antes de la exportación.

“Las exportaciones de desechos electrónicos, en particular a los países en desarrollo, por lo general resultan en daños ambientales, incluso cuando el material no se considera peligroso”, dijo Jim Puckett, director ejecutivo de Basel Action Network (BAN), la organización que descubrió por primera vez el problema del vertido de residuos en China y África en 2001 y 2005. “Debido a las emisiones mortales generadas cuando los residuos electrónicos se procesan térmicamente o en operaciones primitivas de extracción con ácido, este nuevo acuerdo contribuirá en gran medida a proteger el medio ambiente y la salud humana en todo el mundo”.

Sin embargo, para proteger el reciclaje legal, BAN fue fundamental para garantizar que las nuevas enmiendas eximieran a los desechos electrónicos que se procesan previamente en el país exportador a un concentrado seguro y no peligroso de metales o plásticos que ya figuran en la Basel non-hazardous list (Anexo IX). Esto permite que más productos electrónicos se reciclen en recursos secundarios de calidad comercial en lugar de arrojarlos a vertederos o incineradores.

Las nuevas reglas entrarán en vigor el 1 de enero de 2025 y seguirán unos años después de un acuerdo similar para plásticos mixtos y contaminados. Además del beneficio obvio para el medio ambiente y la salud, se espera que también faciliten mucho la aplicación del comercio de desechos electrónicos en todo el mundo, ya que los funcionarios fronterizos ambientales y de aduanas no tendrán que realizar pruebas costosas en la mayoría de los casos para determinar la peligrosidad.

Además, aunque la mayor parte del comercio de desechos electrónicos requerirá notificación y consentimiento, es importante tener en cuenta que debido a que Estados Unidos no es parte del Convenio, los países importadores que son Partes del Convenio de Basilea no podrán recibir residuos electrónicos de EE.UU. sin un acuerdo especial bilateral o multilateral que establezca un nivel equivalente de control. Del mismo modo, debido a que la nueva lista de desechos electrónicos no peligrosos se encuentra en el Anexo II de la Convención y la Unión Europea ha incluido el Anexo II en su prohibición de exportación a países en desarrollo, se prohibirán las exportaciones de desechos electrónicos a países en desarrollo desde países de la UE.

A pesar de la aprobación de estos nuevos controles en la reunión de la COP15, sigue existiendo una laguna importante promovida en gran medida por los fabricantes de productos electrónicos, que BAN y muchos países en desarrollo buscan cerrar: la llamada «laguna legal reparable» que se encuentra en una directriz de Basilea sobre el movimiento transfronterizo de desechos electrónicos, adoptada actualmente solo con carácter provisional. Actualmente, esta directriz permite a los exportadores eludir por completo las normas del Convenio si afirman que las exportaciones van a ser reparadas. En la reunión de la COP15, 22 países en desarrollo tomaron la palabra para exigir que se trabaje más en esta sección de las directrices, que tiene que ver con establer cuándo los desechos electrónicos son desechos y cuándo no lo son. Muchas Partes desean basar la definición en la funcionalidad. Este será ahora el eje de las negociaciones continuas a partir del próximo año.

“Si bien todos se dan cuenta de que la reparación juega un papel importante, no se puede usar como un cheque en blanco gratis para exportar todo tipo de desechos con un reclamo vacío y, por lo tanto, esconderse de las reglas de tránsito de Basilea. Esto abre la puerta del granero a todo tipo de negocios explotadores de comercio de desechos”, dijo Puckett. “Basel Action Network, junto con los países en desarrollo, tiene como objetivo cerrar esa laguna final para evitar el abuso en nombre de la reutilización”.

Fuente: Retema

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 23 junio 2022
¿Sabías que las cápsulas de café no se desechan en el contenedor de plásticos? Es un nuevo residuo que nos ha pillado desprevenidos. Se fomenta el reciclaje en los contenedores...
Posted by aclimaadmin | 23 junio 2022
Tras 17 años de operación, la planta vizcaína de valorización energética ha recibido la tonelada 4 millones de residuos no reciclables. Desde su puesta en marcha en junio de 2005,...
Posted by aclimaadmin | 22 junio 2022
La sostenibilidad también es esto, más allá de los números (cuánto cuesta). La nueva ley de residuos, aprobada en el Congreso a finales del pasado mes de marzo, y su segunda parte, el real...
X