Reclaman un papel central para el agua en la COP26

Posted by aclimaadmin | octubre 7, 2021 | Noticias del Sector

Expertos hídricos y económicos alertan de que, si bien el agua está adquiriendo protagonismo en las estrategias de adaptación, no tiene el peso que merece en cuanto a mitigación y piden que en las negociaciones climáticas de la COP26 la gestión hidrológica sea un elemento prioritario

La alteración del ciclo del agua como resultado del calentamiento del clima no sólo afectará a la calidad y cantidad de agua para las necesidades humanas básicas, sino que también planteará riesgos para la producción de energía, la seguridad alimentaria, la salud humana, el desarrollo económico y la reducción de la pobreza, lo que socavará la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la lucha contra el calentamiento global.

Cada vez está más claro que la crisis climática es una crisis del agua, pero aún no se le está dando la importancia que realmente tiene en esta lucha que se irá intensificando a medida que avance el siglo XIX, decisivo para la humanidad. A menos de un mes del comienzo de la COP26, la cumbre del clima de la que deben salir compromisos concretos para contener el aumento de temperaturas en 1,5º en cumplimiento del Acuerdo de París, y lograr la carbononeutralidad en 2050, aún no se sabe el peso que tendrá el agua en las negociaciones a las que están llamados más de 190 países.

El Foro Económico Mundial ha hecho un llamamiento para que el agua sea uno de los temas centrales en la cumbre climática de Glasgow. La organización señala el coste humano que ya supone que una de cada dos personas no tenga acceso al agua potable administrada de manera segura en su hogar y alerta de que, “en solo unos pocos años, aproximadamente dos tercio de la población mundial se enfrentarán a la escasez de agua“.

Además de la crisis humanitaria que supone esta situación, el Foro recuerda que la escasez de agua será la mayor amenaza relacionada con el clima para los activos corporativos como las fábricas en las próximas décadas, según un informe reciente. Sin embargo, apenas se tiene en cuenta por los inversores.

La falta de agua ya está desencadenando conflictos violentos en varios puntos del mundo, como en la India y en Camerún, creando nuevos migrantes y refugiados que pueden contribuir a una mayor escasez dondequiera que se reubiquen. Sydney sufrirá un déficit en 20 años si la ciudad continúa creciendo al ritmo actual, según una estimación reciente, mientras que los residentes de San José, California (la ‘capital’ de Silicon Valley), están siendo amenazados con sanciones si no reducen su consumo de agua en un 15%. La sequía mata de hambre a ChadBurkina Faso o Madagascar.

Si bien tanto las sequías como las crecientes inundaciones están concienciando al planeta de que el agua tendrá un papel central en la adaptación a los efectos del cambio climático, cada vez más extremos, el papel del agua en la descarbonización y la mitigación no está calando en los tomadores de decisiones a la altura de la importancia que realmente tiene.

Por ello a la hora de negociar en este sentido en la COP26 el agua debe ocupar el sitio que le corresponde. No se puede olvidar que algunas opciones de energía para reducir el carbono, si no están bien diseñadas, pueden agotar los ríos y contaminar las vías fluviales.

“Si no obtiene el agua correctamente, sus esfuerzos de mitigación serán menos efectivos”, señala Howard Bamsey, presidente de Global Water Partnership, una red de promoción y desarrollo de habilidades que trabaja para integrar el agua con las decisiones climáticas.

La directora de políticas de la Alianza para la Adaptación Global del Agua, Ingrid Timboe, en declaraciones para Circle of Blue, considera también que el agua debe ganar peso en las estrategias de mitigación. “Esa es una de las cosas en las que estamos presionando un poco más. Destacar realmente dónde puede contribuir el agua a alcanzar nuestros objetivos de mitigación, pero también dónde existen riesgos potenciales”, señala.

Uno de los riesgos que mencionó Timboe es la energía hidroeléctrica. Si un país depende del flujo de agua para generar electricidad, ¿cuáles son sus planes durante una sequía, como las que actualmente están afectando a la producción energética en Brasil, por ejemplo? ¿Tiene fuentes de respaldo? ¿O cambiará a combustibles más intensivos en carbono?

Timboe alerta de que el agua puede resultar dañada por soluciones de carbono mal diseñadas, pero también es parte de la solución.  Pero el agua también puede ser parte de la solución. “La restauración de humedales y turberas por sus características de purificación de agua y amortiguación de inundaciones también preserva su capacidad de actuar como esponjas de carbono vitales. Los ríos proporcionan un efecto de enfriamiento en las tierras cercanas, funcionando como un acondicionador de aire natural”, explica.

El agua es por tanto el conector de todas las estrategias, de la mitigación y la adaptación, de unos ODS con otros, de eventos extremos con soluciones de la naturaleza. Y este papel, sin duda, debe reivindicarse en la cumbre climática más importante de la historia. Una cita de la que deberán salir compromisos firmes para que la humanidad pueda seguir en el planeta Tierra muchos siglos más.

Fuente: Diario El Ágora 

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 19 mayo 2022
La Comisión Europea ha publicado una presentación con los resultados de la encuesta sobre la disrupción en la cadena de suministro elaborada por la European Cluster Collaboration Platform y la...
Posted by aclimaadmin | 18 mayo 2022
Los próximos 14 y 15 de junio tendrá lugar la Conferencia final del proyecto europeo SmartEnCity en el Palacio Europa de Vitoria-Gasteiz. El proyecto SmartEnCity ha sido una iniciativa, enmarcada...
Posted by aclimaadmin | 18 mayo 2022
Hoy, 17 de mayo, es el #díamundial del #reciclaje, la ocasión perfecta para presentar la recientemente concedida Autorización de Gestor de Residuos No Peligrosos bajo el código de instalación EUX/006/22,...
X