Rehabilitación energética de barrios enteros para conseguir distritos de energía cero

Posted by aclimaadmin | mayo 27, 2021 | Noticias del Sector

El grupo ENEDI ha presentado una metodología simplificada para la elaboración de actuaciones de renovación integral a nivel de distrito

El grupo de investigación ENEDI de la UPV/EHU propone una metodología general para la rehabilitación energética integral de zonas urbanas residenciales, en la que se define un edificio equivalente de distrito a partir de un inventario de la zona. Con ella es posible obtener un plan de readaptación energética para cumplir determinados objetivos de rendimiento energético al menor coste anual, con el objetivo de llegar a conseguir distritos de energía cero.

La actual crisis climática hace apremiante la necesidad de tomar medidas para mejorar la eficiencia energética del parque edificatorio. Teniendo en cuenta el consumo específico relativamente bajo de los edificios individuales, hoy en día es cada vez más habitual ir más allá del límite individual; partiendo del principio de los edificios de consumo casi nulo se ha pasado a la escala urbana de distrito, desde una perspectiva arquitectónica y urbanística, lo que ha desembocado en el concepto de los distritos de energía cero, un concepto que despierta cada vez más interés: distritos con un consumo de energía neta anual cercana a cero.

“La rehabilitación energética de los edificios está reconocida por parte de las políticas a nivel tanto europeo como estatal y autonómico. El parque edificatorio que tenemos está muy envejecido, y son muchos los barrios construidos en pleno desarrollismo con una gran homogeneidad de edificios”, explica Álvaro Campos, doctor en ingeniería térmica del Departamento de Ingeniería Energética de la UPV/EHU. En ese sentido, el grupo de investigación ENEDI (Energética en la edificación), al que pertenece Campos, se dispuso a hacer planteamientos a nivel de distrito, a nivel de unas tipologías concretas, reproducibles, para conseguir paquetes de soluciones para reducir las emisiones y los consumos energéticos. Al establecer el objetivo de energía cero al distrito global, la estrategia de considerar las contribuciones de los diferentes rendimientos energéticos y las diferentes capacidades de producción permite aprovechar la diversidad y abre la posibilidad de compartir necesidades, costes y recursos.

Encaminados a integrar la componente social

Así es como el grupo ha concebido una metodología de optimización sencilla para la elaboración de actuaciones de renovación integral a nivel de distrito. La metodología requiere muy poca información por parte del usuario, y permite seleccionar las medidas de ahorro energético, así como el diseño y funcionamiento de los sistemas de suministro de energía entre un conjunto muy amplio. Para su aplicación, han introducido el concepto de edificio equivalente de distrito, definido como un edificio virtual que representa la demanda energética global del distrito. Con todo ello, se busca una solución con el mínimo coste para satisfacer un determinado consumo de energía, relacionada con el diseño específico de la red de calefacción, definición de las actuaciones concretas para la interconexión de los edificios a la red, etc.

El método resulta también una herramienta muy adecuada para el estudio preliminar de las redes de calefacción urbana. Debido a su sencillez, está concebido principalmente para ser utilizado en las fases iniciales de diseño, mientras que debería ser necesario un análisis más detallado en fases más avanzadas de desarrollo. “Se trata de una simplificación, en la que, como toda simplificación, también perdemos algo de precisión. Pero creemos que es aceptable, sobre todo porque hacen falta herramientas que den una visión mucho más global. Además, de cara a la toma de decisiones políticas, puede ser muy interesante entender los barrios como unidades, aunque luego haya que entrar en la particularidad”, comenta Campos.

Esta metodología ha sido aplicada en el barrio bilbaíno de Otxarkoaga, “en el que la gente vive en situaciones de exclusión social enormes. Entonces vimos la necesidad de integrar la componente humana, el aspecto social, en la investigación. Hemos conseguido financiación para un proyecto donde vamos a juntar estas medidas tanto de reducción del consumo como de integración de renovables y de tecnologías más eficientes, también con la componente social para hacer frente a situaciones de pobreza energética. Porque si las soluciones no se ajustan a las capacidades de los actores, pues realmente estamos creando una realidad sin capacidad de incidencia”, apunta Campos

Fuente: EHU 

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 11 junio 2021
El máster interuniversitario Tecnologías del Hidrógeno, que Repsol-Petronor, MU, UPV/EHU y CIFP Somorrostro ponen en marcha el próximo octubre en colaboración con otras entidades. El hidrógeno es uno de los...
Posted by aclimaadmin | 11 junio 2021
CLAVES DEL TÍTULO En los últimos dos siglos hemos sobreexplotado nuestros recursos naturales haciéndolos cada vez más escasos y difíciles de obtener. Por ello, la cuarta revolución industrial no solo...
Posted by aclimaadmin | 11 junio 2021
La nueva Ley de Residuos y Suelos Contaminados, aprobada recientemente en Consejo de Ministros, acaba de entrar en las Cortes para su tramitación parlamentaria. Nada más conocerse el texto, está...
X