Turismo sostenible, la mejor opción para reducir el impacto ambiental y estimular el desarrollo económico y social de los destinos turísticos

Posted by aclimaadmin | julio 26, 2022 | Blog Aclima

El turismo es uno de los sectores económicos más importantes a nivel global, ya que supone la décima parte del PIB y del empleo del planeta. Además, su crecimiento es tan pronunciado que se estima que para 2030 el número de viajeros alcance los 1.800 millones. Sin embargo, la actividad turística entraña una serie de consecuencias para el medio ambiente y las economías locales que pueden aumentar los desequilibrios y producir efectos negativos sobre la biodiversidad. Como respuesta ha nacido el concepto de turismo sostenible, aquel que desarrolla su actividad generando un impacto mínimo sobre el medioambiente, además de estimular la economía de las regiones turísticas.

Según los datos de la Organización Mundial del Turismo y del Informe sobre Población Mundial de Naciones Unidas, en 2030, la demanda de energía crecerá un 50% y las extracciones de agua en torno a un 40%. Todas estas condiciones ejercerán una presión cada vez mayor sobre los destinos turísticos, que pueden ver aumentado su flujo de visitantes a la vez que menguan sus recursos. La necesidad de optimizar la sostenibilidad de la actividad turística queda patente, y en este sentido, la Organización Mundial del Turismo (OMT) establece tres claves para que la actividad turística pueda considerarse sostenible:

Optimización de los recursos medioambientales.
-Respeto hacia la cultura local.
-Generación de oportunidades económicas y de empleo estables, que redunden en una mejora de la comunidad local.

Además, hemos de considerar que el turismo sostenible puede contribuir directa o indirectamente en el cumplimiento de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fijados en la Agenda 2030.

Desarrollo del turismo sostenible

La Organización Mundial del Turismo, fundada en 1975 y que aglutina a más de 150 países, es la principal promotora de la adopción de prácticas sostenibles en la actividad turística. Aunque ya en 1978 establecieron un Comité Ambiental, es en la década de los 90 cuando el impacto provocado por el turismo masificado empieza a preocupar en mayor medida a las instituciones. La masificación de los destinos, el crecimiento de los flujos de viajeros y las prácticas poco respetuosas con el medio ambiente dibujaban un panorama poco esperanzador respecto a la sostenibilidad de la actividad turística, y la evidencia del reparto poco equitativo de la riqueza generada también podía ser constatada. Los beneficios del turismo no se desplegaban de manera justa en las comunidades locales de los destinos vacacionales.

Es entonces cuando distintos organismos e instituciones como el Consejo de Europa o la Organización de Naciones Unidas promulgan recomendaciones por un turismo respetuoso con los recursos naturales.

En la actualidad, los consumidores están cada vez más sensibilizados respecto a la importancia de la conservación de la biodiversidad y el cuidado del medio ambiente, y valoran en mayor medida la responsabilidad social corporativa de las empresas, entre ellas las turísticas. Por esto, la importancia del turismo sostenible se prevé que sea cada vez mayor en nuestras sociedades.

Medir la sostenibilidad del turismo

Básicamente, el turismo sostenible influye sobre tres ámbitos: económico, social y ambiental. De esta forma, la OMT establece 10 áreas prioritarias a desarrollar para aumentar la sostenibilidad de la actividad turística:

-Reducción, reutilización y reciclado de residuos.
-Eficiencia energética, conservación y gestión.
-Gestión adecuada de los recursos de agua potable.
-Gestión adecuada de las aguas residuales.
-Gestión adecuada de las sustancias peligrosas.
-Transporte más sostenible.
-Gestión y planificación adecuada del turismo.
-Involucrar al personal, clientes y comunidades locales en los temas ambientales.
-Realización de diseños para la sostenibilidad.
-Establecimiento de acuerdos de colaboración para la consecución del desarrollo sostenible.

Además, hemos de tener en cuenta otros aspectos, como el transporte sostenible, que priorice la movilidad con mínimo impacto ambiental y de menor flujo de emisiones; los alojamientos turísticos sostenibles, que preponderan las energías renovables y el respeto por el medio ambiente; y las actividades sostenibles en la naturaleza, que son una opción cada vez más demandada, con posibilidades como el agroturismo, el enoturismo, el turismo de aventura, el senderismo, los deportes acuáticos etc.

Pero, en cualquier caso, es necesario establecer mediciones sistemáticas que ayuden a las empresas turísticas a optimizar su actividad y que sirvan como referencia para poder establecer comparativas. En este sentido, la OMT define una serie de indicadores entre los cuales los más relevantes son el consumo de electricidad y energía en kilovatios hora (kWh) por metro cuadrado de espacio atendido, el consumo de agua dulce en litros o metros cúbicos (m3) por huésped por noche, y la producción de residuos (kg. por huésped por noche y/o litros por huésped por noche).

En definitiva, se busca reducir la huella de carbono, el consumo eléctrico y de agua de los establecimientos hoteleros y las actividades turísticas, ayudando de esta manera a la conservación del ecosistema y sus recursos naturales.

Turismo sostenible en Euskadi

El Gobierno vasco se adhirió a la OMT en 2014 y ha desarrollado el Código Ético del Turismo de Euskadi, cuyo objetivo es el de establecer unas directrices claras que tengan en cuenta la responsabilidad y sostenibilidad y que incluyan los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030. Los ocho principios básicos en los que está basado son:

-Contribución al entendimiento y respeto a los turistas.
-Igualdad, inclusión y tolerancia a la diversidad.
-Sostenibilidad.
-Fomento de la tradición y cultura local.
-Preservación del Patrimonio Cultural de la Humanidad.
-Excelencia y profesionalidad.
-Respeto a los derechos de las personas.
-Trato adecuado a las personas trabajadoras y empresarias del sector.

Además, Euskadi cuenta con 35 alojamientos acreditados con la Etiqueta Ecológica Europea, por lo que lidera el ranking de todo el Estado y se erige en uno de los destinos europeos con mayor número de este tipo de infraestructuras. La Etiqueta Ecológica Europea, es el sistema de reconocimiento e identificación ambiental oficial de la Comisión Europea.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 30 septiembre 2022
Europa se ha marcado el objetivo de ser un continente climáticamente neutro para el año 2050, pero conseguir una economía descarbonizada exige un esfuerzo a los sectores económicos, que necesitan...
Posted by aclimaadmin | 22 septiembre 2022
El mercado medioambiental global ha crecido de manera constante entre 2010 y 2020, hasta alcanzar un volumen de 1.427 billones de dólares en 2020. Las oportunidades que representa para las...
Posted by aclimaadmin | 16 septiembre 2022
Europa solo produce el 16% del plástico mundial, por lo que los avances en el reciclaje y reutilización de este material son imprescindibles para cumplir con la meta fijada por...
X