Cambio de rumbo (artículo de Julen Rekondo)

Posted by aclimaadmin | noviembre 17, 2016 | Noticias del Sector

Del 19 al 26 de noviembre se celebra la Semana Europea de la prevención de residuos en la toda la Unión Europea. En Euskadi, una vez más participarán en la cita europea con diversas actuaciones relacionadas con la reducción, reutilización y reciclaje de residuos que favorezcan un cambio de hábitos en la ciudadanía, ayuntamientos y entidades, que están promovidas por el Órgano de Coordinación de Residuos Urbanos de la CAPV (OCRU), y del que forman parte el Gobierno Vasco, las tres Diputaciones Forales y la Sociedad Pública de Gestión Ambiental (Ihobe).

La celebración de la Semana Europea de la prevención de residuos debe servir para avanzar en la necesidad de un cambio de rumbo en el consumo de recursos y la generación de residuos, y en la que una pieza clave es la prevención. Cualquier recurso o material que no se consume y, por lo tanto, se evita que acabe convertido en residuo, supone un beneficio ambiental, energético y económico de primer orden, ya que tanto la recogida como el transporte y el tratamiento de los residuos representan actualmente un coste elevado que soporta el conjunto de la sociedad.

Por este motivo, la prevención se ha convertido en un objetivo prioritario de la política de gestión de residuos de la Unión Europea, por delante de la reutilización y el reciclaje. Las últimas directivas europeas, traspuestas a las normativas española y vasca, establecen que la prevención es la principal vía de actuación para avanzar hacia la minimización en la generación de residuos. Las normativas existentes definen la prevención como el conjunto de medidas a adoptar antes de que una substancia, material o producto acabe convertido en residuo. No obstante, y, a la luz de los hechos, la prevención hasta la fecha ha sido la gran olvidada en la política de gestión de residuos.

Algunos datos de la Comisión Europea que ilustran la importancia de la prevención y de una gestión sostenible de los recursos, son los siguientes:

-Cada ciudadano de la UE consume hoy en día 16 toneladas de materiales al año, de las cuales seis se desechan, descargándose la mitad en vertederos.

-89 millones de toneladas de comida en buen estado se despilfarran cada año en la Unión Europea, lo que supone una media de 179 kg por persona, es decir, medio kilo de comida diario.

-La mitad de los alimentos se convierten en residuos en la cadena alimentaria mientras que 79 millones de personas viven bajo el umbral de la pobreza y 16 millones reciben alimentos de organismos benéficos.

En el caso de Euskadi, y según datos de Ihobe, seguimos esta tendencia, tirando el 8% de la comida sin ni siquiera cocinarla y hasta un 15% sumando restos que dejamos en los platos (200 euros/año y persona); en 2012 aún la mitad de los residuos que generamos van a vertedero, pudiéndose aprovechar más del 75%; y un porcentaje pequeño de los productos que consumimos proviene de materiales reciclados.

Sin duda, una oportunidad para cambiar esta situación es la Economía Circular. Se trata de un concepto económico que se incluye en el marco del desarrollo sostenible y cuyo objetivo es la producción de bienes y servicios al tiempo que reduce el consumo y el desperdicio de materias primas, agua y fuentes de energía. Se trata de una nueva economía, circular -no lineal-, basada en el principio de “cerrar el ciclo de vida” de los productos, los servicios, los residuos, los materiales, el agua y la energía.

La economía circular es la intersección de los aspectos ambientales y económicos. El sistema lineal de nuestra economía (extracción, fabricación, utilización y eliminación) ha alcanzado sus límites. Se empieza a vislumbrar, en efecto, el agotamiento de una serie de recursos naturales y de los combustibles fósiles. Por lo tanto, la economía circular propone un nuevo modelo de sociedad que utiliza y optimiza los stocks y los flujos de materiales, energía y residuos y su objetivo es la eficiencia del uso de los recursos. Además, la economía circular es generadora de empleo. En un contexto de escasez y fluctuación de los costes de las materias primas, la economía circular contribuye a la seguridad del suministro y a la reindustrialización del territorio.

Los residuos de unos se convierten en recursos para otros. El producto debe ser diseñado para ser deconstruido. La economía circular consigue convertir nuestros residuos en materias primas, paradigma de un sistema de futuro. En primer lugar, los precios de las materias primas (residuos) son conocidos de antemano. Además, los impactos ambientales resultan menos costosos para las empresas ya que venden sus residuos al convertirse en recursos para otras. Finalmente, este sistema es un sistema generador de empleo local y no deslocalizable.

Centrándonos más en la gestión de residuos en Euskadi, el Plan de Prevención y Gestión de Residuos 2014-2020 prevé intensificar los esfuerzos para evolucionar en la jerarquía de dicha gestión, apostando firmemente por la prevención, la reutilización, el reciclaje y la valorización en detrimento de las opciones de eliminación; planteándose los objetivos de reducción de los residuos en un 10%, la recogida y separación en un 75%, el reciclaje en un 60%, y minimizando y optimizando la eliminación.

Se trata de unos objetivos ambiciosos que solo se podrán conseguir si instrumentos claves como el ecodiseño, los económicos (pago por generación, estímulos a las buenas prácticas, etc.), la normalización de nuevos usos (como el compost certificado), la compra y contratación verde, la coordinación entre las distintas instituciones y organismos de gestión de los residuos, y la información y sensibilización a todos los agentes de la cadena, funcionan al máximo potencial.

Ello supone muchas cosas, entre otras, una muy importante y capital: cambiar la mentalidad de los ciudadanos y las ciudadanas, empresas e instituciones, pensando en los residuos como recursos, aprovechándolos una y otra vez en un proceso cíclico.

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 26 febrero 2021
Desde hace unos meses, Kunak colabora con la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona, entidad gestora de la estación de depuración de aguas residuales (EDAR) de Arazuri (Navarra), en la implementación de...
Posted by aclimaadmin | 26 febrero 2021
Entre todas las novedades europeas, destaca que la Comisión aprueba la modificación del régimen español «paraguas» de apoyo a la economía en el contexto del brote de coronavirus, ampliándolo para apoyar los...
Posted by aclimaadmin | 26 febrero 2021
El Knowledge Hub es una biblioteca colaborativa de casos de estudio de economía circular abierta a la participación de personas y organizaciones interesadas en la transición hacia este nuevo modelo...
X