Vertederos: dónde se pueden ubicar, tipos y quién los controla

Posted by aclimaadmin | junio 11, 2020 | Noticias del Sector

En Euskadi existen 15 instalaciones autorizadas por el Gobierno vasco, la mayoría privadas

La principal función de los vertederos es la de eliminar los residuos complejos minimizando o haciendo desaparecer los posibles efectos negativos sobre el entorno. En Euskadi, existen en la actualidad quince vertederos autorizados por el Gobierno vasco, según el último listado publicado. Uno de ellos, ubicado en la localidad guipuzcoana de Mutiloa, cerró en marzo por llenado. Estas instalaciones deben cumplir las disposiciones legales vigentes en cuanto a regulación, control y autorizaciones.

¿Dónde construir?
La ley establece que los vertederos deben ubicarse lejos de las zonas residenciales y recreativas, vías fluviales, masas de agua y otras zonas agrícolas o urbanas, aunque no recoge una distancia mínima. Además, deben estudiarse las condiciones geológicas e hidrogeológicas de la zona y el riesgo de inundaciones, hundimientos, corrimientos de tierras o aludes, entre otros puntos.

Tres clases, según peligrosidad
En Euskadi, según la normativa, los vertederos no urbanos –los que acumulan despojos de la actividad industrial o de la construcción– deben ser catalogados en función del riesgo que puedan entrañar los materiales allí contenidos. Hay tres clases. La primera son los de inertes, en los que se depositan de forma legal y programada residuos no orgánicos, sin vida, por lo que no se dan procesos de descomposición. Tampoco generan lixiviados (restos líquidos), ni gases inflamables. Algunos ejemplos son los escombros, restos de hormigón y de pavimentos asfálticos, yesos o madera.

Los segundos son los vertederos para residuos no peligrosos. Actualmente son diez, tras el cierre del de Mutiloa. En principio, en ellos no se admiten residuos que supongan un riesgo para la salud o el medio ambiente, aunque se depositan materiales potencialmente nocivos, como fibrocemento (contiene amianto) u otros residuos que previamente han sido tratados (inertizados). Por último están los vertederos de residuos peligrosos, aunque en Euskadi no existen este tipo de instalaciones, según concretó en febrero la viceconsejera de Medio Ambiente, Elena Moreno. Este tipo de residuos se procesa o se envía fuera para su tratamiento. El elemento más dañino almacenado en Euskadi es el lindane, que se encuentra en las celdas de seguridad de Barakaldo y el aeropuerto de Loiu.

Vigilancia
En Euskadi, la mayoría son privados, aunque el Gobierno vasco es la autoridad competente que controla estas instalaciones, así como lo que se deposita en ellas. De eso se encargan ocho técnicos de inspección.

Además del control de los inspectores, Medio Ambiente dispone de otras herramientas para comprobar que se cumple la normativa en los vertidos y en el movimiento de los residuos. La más importante es el sistema IKSeeM (Sistema de Gestión Integral de la Información Medioambiental), puesto en marcha en 2011 y que permite conocer en todo momento el origen y destino de los residuos (trazabilidad).

¿Cómo funciona? En primer lugar, el productor del residuo debe informar telemáticamente del tipo de residuo entregado y de la cantidad. Después, el vertedero hará lo mismo y serán los inspectores quienes comprueben que lo declarado concuerda. También se envía un análisis del contenido de los camiones, del que se encarga una empresa normalmente contratada por el productor.

Fuente: EL CORREO

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 15 octubre 2021
Con el transporte mundial en una encrucijada, los líderes gubernamentales, los expertos de sector industrial y los grupos de la sociedad civil se reúnen en Pekín en una conferencia de...
Posted by aclimaadmin | 14 octubre 2021
As nations and key businesses learn to cope with the Covid pandemic, recyclers around the world continue to be severely affected by logistical challenges and problems with supply chains. That...
Posted by aclimaadmin | 14 octubre 2021
La planta, ubicada en Cubillos del Sil, satisfará la demanda de reciclaje tanto en España como en Portugal, con una capacidad de tratamiento anual de 8.000 toneladas de baterías eléctricas....
X