Inversores privados ante el reto de la nueva economía y el desarrollo sostenible

Posted by aclimaadmin | mayo 25, 2018 | Blog Aclima

Si bien es cierto que las iniciativas relativas a la sostenibilidad, las nuevas economías, el respeto ambiental y comercio ético suelen contar a menudo con financiación pública a través de los distintos organismos y entidades orientados a este tipo de asuntos, se percibe cada vez con mayor frecuencia un creciente interés del capital privado en la inversión en estas actividades.

Sin duda se trata de un buen síntoma, ya que por un lado muestra el carácter filantrópico de tales inversores y, por otro, ratifica que esas iniciativas son lo suficientemente interesantes económicamente para merecer la atención del capital privado. Es decir, los proyectos relativos a las nuevas economías y el desarrollo sostenible resultan cada vez más rentables y viables económicamente, lo cual es una gran noticia para garantizar su crecimiento y proliferación.

Por ejemplo, desde el Banco Europeo de Inversiones se han lanzado varias iniciativas:

A través de uno de sus servicios se presta apoyo y financiación a proyectos sostenibles en más de 160 países, actuando como catalizador para movilizar la financiación privada y alentando a otros a inversores a sumarse a la financiación que realizan.

Durante el año pasado el Banco Europeo de Inversiones dedicó 16.7 billones de euros a financiar proyectos sobre sostenibilidad y protección del medio ambiente.

También están preparando una nueva plataforma de inversión orientada a la financiación de proyectos relacionados con la economía circular, que se espera que esté operativa a finales de este año 2018. Esta plataforma dispondrá de hasta 100 millones de euros para destinarlos a las diferentes actividades que se postulen.

Otro elemento importante de inversión privada son los bonos verdes. Existen diversos casos de capitales privados que destinan financiación a proyectos relacionados con la ecología. El mismo Banco Europeo de Inversiones es la mayor entidad emisora de bonos verdes del mundo. Además, se trata del organismo pionero en este tipo de financiación, ya que implementaron el primer bono verde del mundo en el año 2007.

Además, otros bancos como Societe Generale cuentan con iniciativas similares. Por ejemplo, este banco ha lanzado junto con el Ministerio de Hacienda polaco una emisión de bonos verdes en el país europeo, destinado a proyectos sobre energía renovable, transporte limpio, operaciones agrícolas sostenibles, forestación o conservación de parques nacionales.

El World Bank ha creado un nuevo fondo de bonos verdes destinado a inversiones en iniciativas sostenibles y ambientales. Se espera que durante 2018 la emisión de bonos verdes alcance los 130 billones de dólares, frente a los 81,6 del pasado año.

Otra acción posible es la de los fondos de inversión soberanos, que actúan para promover las iniciativas dedicadas a la sostenibilidad, frente a las que son contrarias a este ideal. Así por ejemplo, recientemente se conocía que el Fondo de Pensiones del Gobierno de Noruega estaba ejerciendo presión sobre empresas que impulsan la desforestación. De esta manera, se pretende que las inversiones del fondo se administren de acuerdo con los planteamientos éticos del Parlamento noruego respecto a la sostenibilidad social y ambiental.

Jugando este tipo de bazas es posible variar los comportamientos poco respetuosos con el medio de determinadas empresas. De hecho, no es en absoluto el único caso de fondo de inversión privado que presiona con su dinero para que las empresas en las que invierte tengan un comportamiento ambientalmente ético. En los últimos tiempos hay más ejemplos de estas estrategias de influencia y se están convirtiendo en tendencia.

Otro ejemplo de inversiones responsables lo encontramos en la llamada banca ética. El máximo representante de este tipo de actividad es Triodos Bank. Surgido en el año 1980, desde sus inicios esta entidad financiera ha promovido la inversión en economía real y desarrollo sostenible. Sus fondos dan cobertura económica a empresas y organizaciones que trabajan en los ámbitos social, medioambiental y cultural, gracias al apoyo de ahorradores e inversores que optan por una sociedad más humana y sostenible.

Además, desde las instituciones públicas también se están encontrando vías novedosas para promover las inversiones respetuosas con el medio ambiente. El gobierno de Gales ofrece un programa por el que los ciudadanos pueden recibir hipotecas más cuantiosas si adquieren una vivienda energéticamente eficiente. Esta iniciativa también la sigue un banco tan importante como Barclays, que comenzará a ofrecer tasas de interés con descuento para viviendas altamente eficientes.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 19 febrero 2021
Una de las consecuencias de la pandemia de COVID-19 está siendo la aceleración de la transformación verde y circular, así como la tecnológica y digital de las empresas europeas. Pero...
Posted by aclimaadmin | 12 febrero 2021
Tanto la producción como el consumo de ropa ha aumentado exponencialmente en los últimos años, debido al modelo de consumo actual. Los datos nos dicen que el impacto ambiental de...
Posted by aclimaadmin | 05 febrero 2021
BBVA y El Correo ha puesto en marcha los Premios SOStenibilidad 2021, dirigidos a reconocer el esfuerzo de profesionales y de las pequeñas y medianas empresas por aplicar iniciativas relacionadas...
X