La economía vasca evoluciona hacia un modelo de desarrollo circular en el que el medio ambiente sea un factor de competitividad e innovación

Posted by aclimaadmin | junio 14, 2018 | Blog Aclima

Las políticas ambientales aplicadas en Euskadi han tenido éxito y consecuencias positivas para la economía y la sociedad vascas. Así lo ha aseverado Iñaki Arriola, consejero de Medio Ambiente, Planificación Territorial y Vivienda del Gobierno Vasco, en la jornada sobre el “Medio Ambiente en Euskadi 2018”.

Esta es la principal conclusión de los resultados obtenidos en el IV Programa Marco Ambiental del País Vasco. Los datos son esclarecedores: Euskadi ocupa el cuarto puesto entre un total de 132 países en el Índice de Rendimiento Ambiental (EPI).

Además, es importante destacar que la evolución hacia un modelo de desarrollo más comprometido con el medio ambiente no ha tenido consecuencias negativas en la economía, más bien al contrario. Entre los años 2000 y 2015 el PIB de Euskadi ha aumentado un 26% y, sin embargo, se ha conseguido una reducción de consumo de energía del 6%, en la emisión de gases de efecto invernadero de un 27%, en el consumo doméstico de materiales de un 25%, y en el vertido de residuos urbanos a vertedero de un 56%. Estos datos demuestran que se puede crecer económicamente a la vez que se reduce la dependencia energética y el consumo de materiales, llevando a cabo una gestión más óptima de los recursos y residuos generados.

En definitiva, la economía vasca ya no está supeditada a un modelo de desarrollo que implique deterioro ambiental.

Todos estos indicadores derivan del informe de evaluación de la política ambiental llevado a cabo en los últimos años en Euskadi y que ha seguido la metodología del Environmental Implementation Review (EIR) realizado por la Comisión Europea.

Economía cada vez más circular y verde

Aunque en los últimos 30 años los avances en el cuidado del medio ambiente han sido significativos en Euskadi, desde el Gobierno Vasco se aspira a seguir siendo un referente europeo en política medioambiental. La idea fuerza detrás de esta estrategia es que se pase de gastar a invertir en medio ambiente, profundizando en su valor como factor clave y diferenciador en la innovación y la competitividad de la economía vasca.

Por eso, es necesario avanzar hacia una economía cada vez más basada en el sistema circular mediante herramientas de “fiscalidad verde” que premien fiscalmente la producción y el consumo de productos naturales y ecológicos, y penalicen la producción y el consumo cuando generen contaminación y riesgo ambiental.

Se puede aprovechar esta oportunidad para mejorar la competitividad y el empleo dando un salto cualitativo en la política medioambiental, integrándola con otras estrategias para hacerla transversal.

En este sentido, queda trabajo por hacer, con objetivos concretos como:

-seguir progresando hacia una economía baja en carbono. Las emisiones se han reducido un 15% desde 1995 pero aún hay margen de mejora.

-incrementar la eficiencia de los procesos industriales mediante la economía circular. Un objetivo sería reducir la dependencia de la importación de materiales.

-impulsar el emprendimiento en actividades empresariales respetuosas con el medio ambiente.

-optimizar la coordinación entre administraciones públicas.

-mejorar en la conservación de los hábitats. Un 77% de ellos están deteriorados.

-avanzar hacia una actividad agropecuaria más circular.

-aumentar el reciclaje de residuos sólidos urbanos. La tasa europea es del 45% mientras que la vasca es el 37%.

-progresar en la sostenibilidad urbana. Tenemos ciudades comprometidas con el desarrollo circular y respetuoso con el medio ambiente, pero debemos seguir avanzando.

-potenciar la colaboración entre Administraciones y proveedores, y aumentar la contratación pública verde (supone actualmente un 28% de las contrataciones).

Todo esto enlaza con la Agenda Vasca 2030 (ODS) que, presentada por Lehendakaritza en el mes de abril, se alinea con los Objetivos de Desarrollo Sostenible promovidos por Naciones Unidas.

También recientemente el Gobierno Vasco ha aprobado los anteproyectos de las leyes de Administración Ambiental y de Conservación del Patrimonio Natural de Euskadi que, junto con la futura Ley de Cambio Climático, darán forma al marco legislativo medioambiental vasco. Estos anteproyectos están abiertos a la participación pública para que los distintos agentes sociales puedan aportar opiniones y puntos de vista.

Además, la Estrategia de Educación para la sostenibilidad del País Vasco 2030, dotada con 4,1 millones de euros, difundirá entre los escolares y estudiantes la cultura de la sostenibilidad.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 30 octubre 2020
Para las empresas vascas los países de América Latina pueden suponer una gran alternativa para buscar nuevas oportunidades, desarrollar proyectos en colaboración con compañías autóctonas, o compartir conocimientos o experiencias...
Posted by aclimaadmin | 23 octubre 2020
Para la necesaria estrategia de recuperación tras las consecuencias del COVID-19 el Gobierno Vasco ha apostado por el sector medioambiental como palanca impulsora de oportunidades económicas y laborales. Se trata...
Posted by aclimaadmin | 16 octubre 2020
En el mundo actual, en el que la globalización es uno de sus factores más determinantes, las empresas necesitan apostar por la internacionalización y la innovación como ejes de su...
X