La integración del Medio Ambiente, factor de competitividad para empresas de economía social

Posted by aclimaadmin | julio 9, 2021 | Blog Aclima

 

Mostrar las oportunidades de competitividad en torno al Pacto Verde Europeo para las empresas de economía social en Euskadi fue el objetivo principal del webminar “La integración del Medio Ambiente, factor de competitividad para empresas de economía social”, organizado por Aclima y Mondragon Unibertsitatea.

 

Ver vídeo completo del webinar:

 

En este encuentro online tomaron parte Jokin Díaz Arsuaga, Director Economía Social del Departamento de Trabajo y Empleo del Gobierno Vasco; Xabier González, Director de Sostenibilidad Ambiental de la Sociedad Pública de Gestión Ambiental del Gobierno Vasco (Ihobe); Daniel Justel, Coordinador del Área Innovación Industrial en Mondragon Unibertsitatea; Olga Martín, Directora General de Aclima; Eduardo Beltrán, Director R&D MONDRAGON Corporación Mondragón; Maite Corres, coordinadora técnica en la Confederación de Cooperativas de Euskadi (KONFEKOOP), y Gorka Viteri, técnico en Sociedad de Promoción de la Economía Social, S. A. SOPRECS. Consultora de ASLE.

El Green Deal Europeo establece una hoja de ruta para convertir los retos medioambientales en oportunidades, transformando el modelo de crecimiento económico para Europa, desde el modelo económico lineal bajo el que vivimos, a una economía circular, y garantizando una transición justa e inclusiva

Las intervenciones de los ponentes sirvieron para contextualizar lo que necesitan las empresas de economía social en Euskadi para afrontar los nuevos retos en este nuevo marco del Pacto Verde Europeo. Todos ellos destacaron que se abren numerosas oportunidades que pueden traducirse en nuevos procesos, productos, servicios o modelos de negocio que pueden aumentar la competitividad de las empresas. 

Datos primero para actuar después

Pero para dar pasos hacia este nuevo modelo económico, lo principal es conocer cuál es la situación real de la que se parte. Durante el webinar se presentaron diferentes estudios que se han llevado a cabo sobre el tejido empresarial del País Vasco para conocer la sensibilidad ambiental de las empresas y su posicionamiento frente al nuevo marco europeo. 

Uno de ellos es el promovido por IHOBE y el Instituto Vasco de Competitividad (ORKESTRA) que identifica como puntos fuertes, entre otros, el gran número de empresas de distintos tamaños en Esukadi, la red de clústeres o la cultura de trabajo compartido. Valores que sitúan al País Vasco por encima de otras regiones europeas, por ejemplo, en el impulso de la innovación. Pero también se muestran algunas debilidades como el reto de la orografía o una demanda local de productos y servicios ambientales menor que en otros  mercados de países más avanzados en este ámbito. Entre sus conclusiones se resalta que la aplicación práctica de la economía circular en las empresas, además de mejorar sus impactos medioambientales, contribuyen a mejorar la reputación corporativa, abrir nuevos mercados y mejorar el valor de las ventas.  Y que, en el nuevo mercado verde europeo, las expectativas de crecimiento de la facturación son mayores para los productos o servicios derivados de proyectos de Economía Circular que para los tradicionales.

También se compartieron los resultados del estudio de  “ecobarómetro industrial de la CAPV 2019” promovido por Ihobe. En esta última edición se incluyeron preguntas específicas que han permitido diferenciar el comportamiento de las empresas de economía social. Las conclusiones muestran que las empresas industriales de economía social presentan una mayor sensibilidad ambiental en acciones de eficiencia ambiental y una mayor inversión, además de un mayor compromiso de la gerencia en implementar dichas acciones.

Sostenibilidad ambiental de la UE y retos en el País Vasco

A pesar de la pandemia, la Unión Europea se ha mantenido firme en su decisión de centrar la sostenibilidad ambiental como pilar de crecimiento y competitividad, y ha mantenido al Pacto Verde como uno de los pilares de recuperación de la crisis económica (y a todos los niveles) provocadas por la covid-19. Ámbitos como la economía circular, la calidad ambiental, la protección de la biodiversidad, la energía limpia, la movilidad sostenible, la industria eficiente y, por supuesto, el cambio climático, son las áreas que impulsarán el crecimiento del PIB, del empleo y la competitividad en Europa. 

Para ello, la Unión Europea pretende movilizar el capital público y privado en la consecución de los objetivos del Green Deal reorientando los flujos de capital hacia inversiones sostenibles a fin de alcanzar un crecimiento sostenible e inclusivo, gestionando los riesgos financieros derivados del cambio climático, el agotamiento de los recursos, la degradación del medio ambiente y los problemas sociales; y fomentando la transparencia y el largo plazo en las actividades financieras y económicas.

Para ello, se han desplegado dos mecanismos de financiación. Uno relacionado desde un primer momento con el Pacto Verde, el Mecanismo de Transición Justa, que prevé  la movilización de un mínimo de un trillón de euros de inversiones sostenibles en la próxima década, el  mayor porcentaje de la historia de gasto público en acción por el clima y el medio ambiente con cargo al presupuesto de la Unión. Y los Fondos Next Generation, asociados a la recuperación económica tras la-Covid-19, de los cuales, el 37% de las inversiones deben destinarse a proyectos de mejora ambiental y de impacto sostenible.

Asimismo, durante la sesión, se mostró la apuesta de la UE y del Gobierno Vasco por el consumo sostenible, la economía circular, la utilización de fuentes de energía renovables y, el impulso en la mejora de la eficiencia energética. Especialmente en el sector industrial, fomentando la aplicación del ecodiseño, el reciclaje, la utilización de nuevos materiales eficientes y la reutilización de materiales, entre otros.De ahí, la puesta en marcha de la Estrategia de Economía Circular Euskadi 2030, con la que se aspira a que Esukadi sea una región referente en Europa en el ámbito de la economía circular, más competitiva, sostenible y que ofrezca mayor bienestar a sus habitantes.

A pesar de que se reconocía, como decíamos anteriormente, que queda un enorme recorrido, se promueve que las empresas de economía social vasca sean la punta de lanza que abanderen la puesta en marcha de proyectos ambientales y se posicionen como agentes innovadores de la economía circular. De hecho, se presentaron varios ejemplos de buenas prácticas, la Corporación Mondragon y las Asociaciones Konfekoop y Asle explicaron algunas de las acciones que las empresas de economía social están llevando a cabo para integrar el medio ambiente en la gestión de las compañías.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 26 noviembre 2021
La Comisión Europea ha planteado normas más estrictas sobre las exportaciones de residuos en su revisión del Reglamento que ampara este ámbito. El objetivo fundamental es que Europa no exporte...
Posted by aclimaadmin | 19 noviembre 2021
Vivimos en un mundo lleno de plástico, un material muy práctico y con muchos usos, pero que tiene un gran impacto ambiental. En Europa se produjeron en 2018casi 62 millones...
Posted by aclimaadmin | 12 noviembre 2021
La 26.ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26), que se ha celebrado en Glasgow, ha puesto de manifiesto una vez...
X