Nuevas medidas de la Comisión Europea para fomentar la inversión sostenible

Posted by aclimaadmin | abril 30, 2021 | Blog Aclima

Recientemente la Comisión Europea ha anunciado un nuevo paquete de medidas orientado a canalizarel flujo de dinero hacia actividades sostenibles. Se trata de un instrumento fundamental para la consecución del objetivo de que Europa sea un continente climáticamente neutro para 2050, ya que va a permitir dirigir las inversiones hacia tecnologías y empresas más sostenibles. Esta nueva normativa abarca tanto medidas para apoyar las inversiones sosteniblescomo otras enfocadas en mejorar la información sobre sostenibilidad de las empresas. De esta manera, todos los agentes económicos podrán saber si sus inversiones y actividades son realmente ecológicas, puesto que se implementará una herramientacon base científicaa disposición de empresas e inversores, con un lenguaje común y unos criterios técnicos únicos que definirán qué actividades contribuyen sustancialmente a los objetivos medioambientales más importantes, la mitigación y la lucha contra el cambio climático.

 

El Paquete de financiación sostenible está concebido para proporcionar un marco general a las empresas para adaptarsus modelos de negocio auna economía sostenible y descarbonizada. De esta manera, ofrece un punto de referencia para las empresas en su toma de decisiones con respecto a su transición verde y permite que estas empleen la taxonomía de la UEpara mejorar su desempeño ambiental generaly para atraer inversores. Los elementos más importantes de este conjunto normativo son el Acto Delegado de Taxonomía Climática y la propuesta de Directiva de información de las empresas en materia de sostenibilidad.

Taxonomía climática

La Taxonomía de la UE es un sistema de clasificación ecológico que traduce los objetivos medioambientales y climáticos de la UE en criterios para actividades económicas específicas con fines de inversión. Así, define como «ambientalmente sostenibles» las actividades económicas que hacen una contribución sustancial al menos a uno de los objetivos climáticos y ambientales de la UE, mientras que al mismo tiempo no dañan significativamente ninguno de estos objetivos y cumplen las salvaguardias sociales mínimas.

En el Reglamento sobre taxonomía se recogen seis objetivos medioambientales: mitigación del cambio climático, adaptación al cambio climático, uso sostenible y protección de los recursos hídricos y marinos, transición a una economía circular, prevención y control de la contaminación, y protección y restauración de la biodiversidad y los ecosistemas.

La Taxonomía Climática está concebida para ser una herramienta transparente y con base científica, que establece un lenguaje común y unos criterios técnicos compartidos para que empresas e inversores manejen información fiable sobre el impacto en el clima y el medio ambiente de las inversiones. Asimismo, introducirá obligaciones de información para las empresas y los participantes en los mercados financieros.

El Acto Delegado de Taxonomía Climáticacomprende las actividades económicas de aproximadamente el 40% de las empresas cotizadas en bolsa, en sectores que son responsables de casi el 80% de las emisiones directas de gases de efecto invernadero en Europa. Esto incluye sectores como la energía, la silvicultura, la fabricación, el transporte y la construcción

 

El Reglamento de la taxonomía exige que los Estados miembros y la propia UE la utilicen como fundamento de cualquier etiqueta para bonos corporativos ecológicos o productos financieros aludidos por el Reglamento de Divulgación de Finanzas Sostenibles. Por lo tanto, constituyela base para el desarrollo de otras herramientas financieras sostenibles, como la etiqueta ecológica de la UE para productos financieros minoristas, los futuros estándares de la UE para bonos verdes y las hipotecas verdes.

El Acto Delegado de Taxonomía Climática, que se adoptará formalmente a finales de mayo,se revisará de manera periódica. La Comisión Europea está desarrollando una solución informática para facilitar el uso de la taxonomía.

Información de las empresas sobre sostenibilidad

En el paquete de medidas también se incluye una propuesta de Directiva de información de las empresas en materia de sostenibilidad. Su propósito es que las empresas financieras, los inversores y el público en general puedan utilizar información comparable y fiable sobre sostenibilidad. Además, se quiere garantizar que las empresas financierasincluyan la sostenibilidad en sus procedimientos y su asesoramiento en materia de inversión a los clientes.Las empresas tendrán que informar sobre la manera en que las cuestiones de sostenibilidad, como el cambio climático, afectan a sus negocios y al impacto de sus actividades en las personas y el medio ambiente.

Como meta última, se pretende que, con el tiempo, la información sobre sostenibilidad se equipare a la información financiera y funcionen de manera complementaria. En la práctica, se ampliarán los requisitos europeos acerca de información sobre sostenibilidad a todas las grandes empresas y a todas las que cotizan en bolsa.Como consecuencia,prácticamente50.000 empresas europeasestarán regidas por las normas de la UE en materia de información sobre sostenibilidad, frente a las 11.000 que los están actualmente.La Comisión propone el desarrollo de normas para las grandes empresas, y normas separadas y proporcionadas para las pymes, que las pymes no cotizadas pueden utilizar voluntariamente.

La propuesta simplificará el proceso de notificación para las empresas. Actualmente pueden surgir dudas en las empresas acerca de cómo comunicar a inversores sus datos sobre sostenibilidad. Con esta propuesta se unifican los criterios acerca de este tema, creando un modelo válido para toda la UE.

Las empresas con actividades alineadas con la taxonomía se beneficiarán de inversores institucionales, inversores minoristas y bancos interesados ​​en inversiones ecológicas, ya que buscarán financiar actividades económicas alineadas con la Taxonomía. Asimismo, losinversores privados y los institucionales pueden diseñar sus productos financieros de manera que financien algunas actividades alineadas con la Taxonomía. También los bancos privados pueden tomar en consideración la información ambiental para ofrecer mejores condiciones de crédito a las empresas.

Además, poder conocer el comportamiento medioambiental actual de una actividad puede provocar que las empresas impulsen planes de transición verde e implementar medidas que logren que sus actividades cumplan con los criterios de la Taxonomía. Al cubrir también los gastos de capital vinculados a los planes de transición, la Taxonomía puede colaborar a atraer inversores que busquen inversiones alineadas con el cuidado ambiental, ayudando tanto a las empresas como a los inversores a acelerar la transición hacia la sostenibilidad.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 23 julio 2021
Europa sigue dando pasos firmemente paraavanzar hacia una economía climáticamente neutra y cumplir sus compromisos con arreglo al Acuerdo de París aumentando su contribución determinada a nivel nacional. El último,...
Posted by aclimaadmin | 16 julio 2021
Ya es oficial. El Consejo de Ministros ha dado el visto bueno esta semana al acuerdo de asignación final gratuita de derechos de emisión de gases de efecto invernadero (GEI)...
Posted by aclimaadmin | 09 julio 2021
  Mostrar las oportunidades de competitividad en torno al Pacto Verde Europeo para las empresas de economía social en Euskadi fue el objetivo principal del webminar “La integración del Medio...
X