¿Cómo influye el Brexit a la política ambiental?

Posted by aclimaadmin | febrero 14, 2020 | Blog Aclima

El 31 de enero se consumó oficialmente la salida del Reino Unido de la UE, el denominado Brexit. Este hecho va a tener consecuencias para Europa en muchas áreas, y una de ellas es la acción climática. En cierta forma, el Brexit ha sido también un “referéndum climático”, ya que es inevitable que provoque cambios en la política medioambiental del Reino Unido.

Tras ganar las elecciones, el primer ministro Boris Johnson anunciaba que la intención de su gobierno era que el Reino Unido “sea el país más limpio y ecológico de la tierra, con el programa ambiental de mayor alcance”. Sin embargo, la salida de UE supone que las directivas europeas ya no se traspondrán a la legislación británica y las actuales quedan en un limbo. Aproximadamente el 70% de la legislación en materia ambiental del Reino Unido es europea y, además, el Reino Unido es uno de los países europeos que han sufrido, y sufre, mayores pérdidas económicas en los últimos años como consecuencia de fenómenos meteorológicos y climáticos extremos, según datos de la EEA (Agencia Europea de Medio Ambiente). De hecho, el 71% de los británicos cree que el cambio climático es más importante a largo plazo que Brexit.

Según una encuesta llevada a cabo por IEMA, un 88% de los profesionales del medio ambiente del Reino Unido afirma que un marco legal como el que aportaba la UE es necesario para mantener la calidad ambiental. Como consecuencia de la salida del Reino Unido de la UE, el 60% de los encuestados cree que habrá un menor nivel de protección legal para la vida silvestre y los hábitats, y el 71% que el impulso a la Economía Circular se reducirá. En cualquier caso, el gobierno británico ha ido preparando marcos legislativos para mantener la legislación verde existente.

Además de las advertencias de las organizaciones ecologistas, los gobiernos escocés y galés ya han remitido al ejecutivo del Reino Unido su postura respecto al cambio de legislación ambiental, cerca del 80% de la legislación ambiental escocesa, incluyendo áreas como la gestión de residuos, la contaminación, la biodiversidad y las inundaciones, se originó en la UE. Lo que no quieren Escocia y Gales es que las competencias ambientales varíen de tal forma que pierdan autonomía en esas cuestiones vitales para la sostenibilidad de sus territorios.

Política agraria y pesca

Esta es un área en la que el Brexit va a acarrear cambios para la UE y el Reino Unido. Con vistas a afianzar la sostenibilidad, la Unión Europea ha ido virando su legislación referente a agricultura y pesca, pero esas normas europeas ya no serán obligatorias para el Reino Unido tras el Brexit. Posibles cambios serían que aumentasen las cuotas de pesca en sus aguas territoriales o que buscaran una agricultura más intensiva y menos sostenible. Por otra parte, los expertos vaticinan que la PAC (Política Agraria Común) puede recibir unos 3.600 millones de euros menos como consecuencia de la salida de Reino Unido de la UE, pero habrá que comprobar qué efectos tiene para la balanza comercial de los países europeos, o sea, como varían las importaciones y exportaciones agrícolas.

En la actualidad, el Parlamento del Reino Unido ya tiene listas las dos leyes que sustituirán a sus homólogas europeas: el proyecto de ley de pesca, en el que se establecen cantidades de pesca sostenibles y se habla de “pesca climáticamente inteligente”; y el proyecto de ley de agricultura, en cuyo borrador se habla de compensaciones para la producción ecológica y de conservar estándares ambientales. Sin embargo, asociaciones ecologistas piensan que tales marcos legislativos no son del todo creíbles, ya que no se determinan los mecanismos de control para el cumplimiento de los objetivos.

Energía y emisiones

La política energética común limita el fracking y la energía nuclear, y sin ese contrapeso una posibilidad es que el Reino Unido explote dichos recursos de manera más acentuada, acarreando un perjuicio económico a sus vecinos y un posible daño ambiental por proximidad. Además, al salir de la UE, el país ya no está obligado a cumplir los compromisos adoptados por sus miembros para reducir las emisiones de CO2. Por ejemplo, puede decidir aumentar el peso de las centrales térmicas en su economía. Sin embargo, todo parece indicar que el Reino Unido seguirá la senda de la descarbonización. De hecho, recientemente ha aprobado el su quinto presupuesto para el carbono, mediante el que el Reino Unido se compromete a reducir las emisiones de carbono en un 57% para el año 2030 con respecto a los niveles de 1990.

Otras señales en este sentido son las nuevas tasas para los coches diésel y gasolina impuestas por la ciudad de Londres y el anuncio de la futura creación de una Oficina de Protección del Medio Ambiente (OEP) que velará por el cumplimiento de alcanzar la neutralidad de emisiones para 2050.

¿Qué ocurre con la COP26?

La próxima Conferencia de las Partes, el órgano supremo de la Convención de Naciones Unidas para el Cambio Climático, se celebrará en Glasgow del 9 al 19 de noviembre de 2020 bajo la presidencia del gobierno del Reino Unido. En ella, los países integrantes del Acuerdo de París deben renovar sus compromisos para limitar el aumento de la temperatura media mundial por debajo de los 2°C. El principal condicionante son las informaciones de la ONU explicando que las reducciones de emisiones previstos no resultan suficientes y que el esfuerzo de las naciones debe triplicarse para lograr el objetivo del acuerdo. Se trata de una cumbre decisiva, después de la COP25, en la que no se alcanzaron acuerdos satisfactorios.

Claire O’Neill, la ex ministra de Energía y Crecimiento Limpio que presidía la COP26 ha presentado la dimisión de su cargo, justo el día en que se consumó el Brexit. Además, ha publicado una carta dirigida al primer ministro británico donde adujo una falta de compromiso del gobierno con la COP26. De todas maneras, se espera que el gobierno del Reino Unido manifieste públicamente en la cumbre su compromiso con la sostenibilidad y la reducción de emisiones.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 27 marzo 2020
La epidemia de coronavirus (COVID-19) es sobre todo una crisis de salud y seguridad humana, pero los efectos que está acarreando han provocado también cambios en la economía y el...
Posted by aclimaadmin | 18 marzo 2020
La Comisión Europea ha adoptado el nuevo Plan de Acción de Economía Circular, uno de los elementos clave de la estrategia europea para el desarrollo sostenible articulada en el Pacto...
Posted by aclimaadmin | 12 marzo 2020
Recientemente la Comisión Europea ha presentado el borrador de la futura Ley del Clima. Su objetivo, articular legalmente el objetivo marcado de que Europa sea un continente climáticamente neutro para...
X