Trump y el cambio climático: del empujón al primer ministro de Montenegro a la patada al Acuerdo de París

Posted by aclimaadmin | junio 2, 2017 | Blog Aclima
Fuente: Factor

El cambio climático es seguramente la problemática ambiental de más relevancia de los últimos años. Es uno de los retos más importantes que debe abordar la comunidad internacional y con la entrada en vigor del Acuerdo de París contra el cambio climático, en noviembre de 2016, esta importancia quedó demostrada. El Acuerdo definió un antes y un después en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Este pacto, que logró que 195 naciones acordaran el texto en la Cumbre de París en diciembre de 2015, es ya una realidad. En noviembre de 2016 se produjo su entrada en vigor tras lograr que al menos 55 países, que representaban el 55 por ciento de las emisiones mundiales, lo ratificaran a nivel nacional.

 

Sin embargo, tras el gran impulso que supuso su inesperada y rápida entrada en vigor, llegó la sorpresa con la elección en Estados Unidos del Presidente Donald Trump, quien prometió durante su campaña “cancelar” el Acuerdo de París y lo viene insinuado a lo largo de sus primeros meses de gobierno, hasta que el 1 de junio lo confirmaba. Las preguntas y las especulaciones sobre las implicaciones de la salida de EE.UU. son ahora el gran debate.

La comunidad política internacional, empresas, organizaciones y diversos personajes públicos han reivindicado su compromiso y la necesidad de no permitir “pasos hacia atrás” en materia de cambio climático. Algunos claros ejemplos son la determinación de China para asumir un “liderazgo moral” del Acuerdo o la postura de Arabia Saudí que ha definido al Acuerdo de París como “un camino de no retorno”.

Postura de la Unión Europea

Con respecto a la Unión Europea, líderes políticos como la canciller alemana Angela Merkel han mencionado que las naciones de la Unión Europea deben mantener amistades con EE.UU., pero también poner “su destino en sus propias manos” en materia de cambio climático.

Esta discrepancia respecto a la cuestión climática se mostró de forma clara en la pasada reunión del G7 celebrada en la localidad siciliana de Taormina. En palabras de la canciller alemana se vivió una situación de “seis contra uno”.  Por un lado, Canadá, Japón, Alemania, el Reino Unido, Francia e Italia, que se mantienen firmes ante los compromisos adquiridos en París. Por otro, Donald Trump reafirmándose en sus tesis negacionistas frente a toda la comunidad internacional (política y científica).

Por primera vez en la historia del G7, las potencias mundiales no logran un consenso en materia de cambio climático ya que EE.UU. “no está en posición de unirse al consenso en estos temas”, frente a los otros miembros del G7 que “no cambiarán un milímetro” su posición.

La salida de EE.UU.

Pero, ¿qué explica esta postura del Presidente estadounidense y cómo podrá materializarse esta salida?

Si bien, durante su campaña electoral su postura estaba plenamente alineada con los planteamientos más negacionistas, considerando la inversión climática como “un mal negocio” para EE.UU., es importante tener en cuenta que el Acuerdo de París no permite la retirada de ninguna de las partes que lo hayan ratificado, antes de 2019.  Así que, ¿cómo conseguirá dar el portazo y marcharse?

Además, existen alrededor de una decena de Estados de EE.UU. tomando iniciativa de oposición a los planes del Presidente Trump. Entre estos Estados se encuentran Washington, California, Oregón, Nueva Inglaterra o Vermont, que representan el 30% de la economía del país.

Por otro lado, el sector privado también ha presentado iniciativas sin precedentes para lograr una evolución hacia una economía baja en carbono. Muchas empresas multinacionales han establecido planes de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero y de incorporación de energías renovables.

Parece claro que para estas organizaciones, el lema “America first” no debe dejar de lado la cuestión climática y están proponiendo actuaciones medioambientales líderes a nivel internacional

Sin duda el cambio climático va a seguir estando presente en las agendas políticas y en los debates internacionales. Pero, entre tanto rifirrafe, ¿no se debería de empezar a conocer ya cómo se trasladarán estos compromisos internacionales al día a día de la economía y a los sectores de actividad, cuya aportación será clave para lograr una economía mundial baja en carbono?

 

Iria Flavia Peñalva

Socia y Responsable de Proyectos de Factor CO2

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 20 noviembre 2020
Actualmente, los consumidores valoran cada vez más la sostenibilidad como uno de los factores que determinan sus decisiones de compra. Además, las administraciones públicas impulsan de manera clara políticas que...
Posted by aclimaadmin | 13 noviembre 2020
En 2015 los líderes mundiales acordaron un conjunto de objetivos globales, recogidos en la Agenda 2030 sobre el Desarrollo Sostenible, para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la...
Posted by aclimaadmin | 06 noviembre 2020
Actualmente nos encontramos inmersos en la transición hacia una economía más circular y en los primeros pasos de la revolución digital. Para garantizar que sus consecuencias contribuyan a la sustentabilidad...
X