COP26 (Segunda parte): la urgencia de acelerar la descarbonización de la economía global

Posted by aclimaadmin | noviembre 12, 2021 | Blog Aclima

La 26.ª Conferencia de las Partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP26), que se ha celebrado en Glasgow, ha puesto de manifiesto una vez más la apremiante necesidad de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para mitigar el aumento global de temperatura y sus graves consecuencias para el medio ambiente y la salud humana. En el acuerdo alcanzado se pide por primera vez que se terminen las ayudas públicas al petróleo, el gas y el carbón, pero no se concreta la financiación para los países empobrecidos y los mercados de carbono. Una de las principales novedades de la cumbre es que los dos mayores emisores de GEI del mundo, China y Estados Unidos, han anunciado que se comprometen a trabajar para acelerar durante esta década la lucha contra el cambio climático.

Si bien el 92% de los países del mundo incluye en sus planes de acción climática medidas para atajar los daños a la naturaleza, faltan compromisos firmes para limitar el calentamiento global a 1,5º, según el Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF). De hecho, la ONU ha manifestado que los planes sobre la reducción de emisiones de los distintos países a menudo carecen de claridad y detalle. La urgencia de este tipo de medidas se explica con datos como los aportados por la plataforma científica Climate Action Tracker, que proyecta un aumento de temperatura global de al menos 2,4Cº a final de siglo respecto a los valores preindustriales. Por eso, la propuesta de la red internacional de organizaciones contra el cambio climático (CAN) de que los países presenten cada año, y no cada cinco, nuevos objetivos de reducción de emisiones puede ser una herramienta útil para acelerar la acción climática.

Principales avances

La COP26 se abría con unas prioridades previamente establecidas: mayores limitaciones de las emisiones, aumentar la financiación climática de los países pobres, alcanzar acuerdos para regular de manera más más estricta el mercado de emisiones de carbono, e impulsar la transición energética en todo el globo. Estos son los principales compromisos anunciados durante la cumbre:

Emisiones de GEI

La presidenta de la Comisión Europea ha anunciado que la UE empezará a gravar el CO2 de ciertos productos en sus fronteras de aquí a tres años. En este sentido, 46 países se han comprometido a reducir gradualmente el uso del carbón, entre ellos hay grandes consumidores de este combustible fósil, como Polonia, Vietnam y Chile, pero los principales (China, Estados Unidos, Australia e India) no se han sumado a este acuerdo. Además, más de 30 naciones, España entre ellas, han anunciado que dejarán de financiar en el exterior proyectos de combustibles fósiles para 2022. Entre ellas están EEUU, Reino Unido, Canadá y Dinamarca, además del Banco Europeo de Inversiones. Sin embargo, China y Japón han rechazado la iniciativa. También más de 100 entidades (entre las que están 31 países y fabricantes como Ford Motor, General Motors, Jaguar Land Rover y Mercedes Benz) han acordado frenar la venta de coches contaminantes para 2035. Otro punto sensible son las emisiones es de metano, tras conocerse que son responsables del 25% de la subida global de temperaturas. Durante la cumbre 104 países, entre ellos China, se han comprometido a reducir para 2030 un 30% sus emisiones de metano.

Acción climática en los países en desarrollo

El Gobierno español ha anunciado que aumentará un 50% su aportación al Fondo Verde del Clima hasta llegar a los 1.350 millones de euros anuales a partir de 2025. Por su parte, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ajustará todos sus préstamos y proyectos con el Acuerdo de París desde 2023, y elevará desde 2025 al 40% el umbral anual de fondos destinados a financiar proyectos relacionados con el clima. Diversas instituciones financieras y empresas agroalimentarias han comunicado que efectuarán inversiones por valor de 2.600 millones de euros en programas de ganadería y producción de soja para paliar la deforestación en Sudamérica, aunque su propósito es incrementar las mismas hasta los 8.600 millones de euros. Finalmente, el Gobierno estadounidense ha anunciado que destinará 3.000 millones de dólares anuales a la financiación de países vulnerables para ayudarles a adaptarse al incremento del nivel del mar, a las sequías, las inundaciones y otras consecuencias del calentamiento global.

Transición energética

Hasta 450 grandes firmas financieras de 45 países se han comprometido a invertir 112 billones de euros en la transición hacia una economía descarbonizada para 2050. Los participantes tendrán que diseñar planes de financiación verde basados en la ciencia y fijarse metas intermedias para 2030. En esa misma línea, Japón ha anunciado que destinará unos 8.635 millones de euros durante cinco años para promover la transición energética en Asia. Además, Australia ha anunciado que destinará 113 millones de euros para promover el uso de vehículos eléctricos y de hidrógeno, con el que espera alcanzar 1,7 millones de vehículos no contaminantes para el año 2030.

Protección de la biosfera

Más de 100 países, cuyos territorios albergan más del 85% de los bosques del planeta, han alcanzado un acuerdo para frenar y revertir la deforestación de cara al año 2030. Esto se traducirá en un fondo público por valor de 10.300 millones de euros entre los años 2021 y 2025, más una inversión privada de más de 6.200 millones de euros. Entre las regiones que han alcanzado este compromiso están la Unión Europea, Indonesia o República Democrática del Congo, aunque países como Brasil no se ha decidido todavía. Por su parte, los representantes estadounidenses han anunciado un plan para proteger los bosques a nivel global, que movilizará 9.000 millones de dólares (unos 7.756 millones de euros) hasta 2030 para proteger y restaurar la biodiversidad del planeta, además de tratar de atraer financiación del sector privado. La UE y EEUU han anunciado la creación de una plataforma para fomentar la agricultura sostenible en sus respectivos territorios, promoviendo el intercambio de conocimiento e información entre ambas regiones. Por último, Brasil ha anunciado que acabará con la deforestación ilegal para 2028, y que en 2030 reducirá en un 50 % las emisiones de GEI.

Sectores económicos más sostenibles

Más de 130 empresas y 40 organizaciones del sector de la moda han anunciado su intención de reducir en un 50% las emisiones en su actividad de aquí a 2030. También el mundo del deporte se ha implicado en alcanzar la neutralidad de emisiones, ya que más de 280 organizaciones (entre ellas la FIFA, la Fórmula 1, la Premier League y el COI) han suscrito un acuerdo por el que se comprometen a reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero a la mitad como tarde en 2030 y a alcanzar la neutralidad climática para 2040. Además, 47 países, entre ellos España, van a avanzar hacia una atención sanitaria climáticamente inteligente, en la que las instalaciones de salud reduzcan sus emisiones para alcanzar las cero emisiones netas de carbono antes de 2050.

Los riesgos para el planeta

A lo largo de estos días grupos de expertos y diversas organizaciones han aprovechado para hacer públicos distintos informes y estudios que revelan que la situación provocada por la limitada reducción de emisiones provoca efectos negativos en todo el planeta. Así, desde el Global Carbon Project se alerta que las emisiones mundiales de CO2 van aumentar de nuevo en 2022, tras la caída experimentada por los efectos de la pandemia del COVID-19. Tampoco son alentadoras las proyecciones sobre los efectos del calentamiento global en las ciudades del mundo, que causan el 70% de las emisiones de GEI a pesar de ocupar solo el 2% de la superficie terrestre. El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) ha alertado del riesgo de que la crisis climática eleve la temperatura de las ciudades casi 4,5 grados de media antes de finales de siglo.

Además, se conoce que de los 35 países más amenazados por el cambio climático 27 ya experimentan una inseguridad alimentaria extrema, según el informe “Cambio climático: Una crisis en ciernes “, elaborado por Acción contra el Hambre (ACF). Si no se revierte la situación alertan de que para 2040 hasta 3.900 millones de personas estarán expuestas a grandes olas de calor y el rendimiento de las cosechas caerá en un 50%. También los desplazados internos provocados por el cambio climático en países vulnerables pueden pasar de los 20-30 millones actuales a más de mil millones en el año 2050. Y es que los más pobres y vulnerables son las principales víctimas de la crisis climática, a pesar de ser los que menos emisiones producen. Según un estudio de Oxfam Intermón, para limitar el calentamiento a 1,5º sería necesario que para 2030 cada habitante de la Tierra emitiese un promedio de 2,3 toneladas de CO2 al año, lo que equivale a aproximadamente la mitad de lo que se registra actualmente. Sin embargo, al ritmo actual, para 2030 el 1% más rico de la población mundial emitirá 30 veces más CO2 del que le correspondería, y el 10% más rico 9 veces más. Estos niveles de emisiones provocarían que se superase el margen necesario para limitar el calentamiento a ,5 °C, independientemente de lo que haga el 90 % restante de la población mundial.

Euskadi se suma a la Alianza Industrial Mundial para las 0 emisiones en 2050

Euskadi ha acudido a la COP26 para explicar su modelo social, económico e industrial articulador de la acción climática, en el marco del Worl Economic Forum, y también para presentar su experiencia en la gestión de la energía offshore y del hidrógeno limpio en el encuentro oficial organizado por la DG Energía de la Comisión Europea. Además, en el transcurso de la cumbre nuestra región se ha adherido a la Alianza Industrial Mundial para alcanzar emisiones “cero neto” en 2050. Se trata de un paso más dentro de la estrategia de avanzar en las políticas climáticas dentro del sector industrial, que ha llevado a que la industria vasca haya logrado reducir en casi el 50% sus niveles de emisión de GEI entre el 2005 y el 2020. Por esta razón, la Alianza Climed Group sitúa a Euskadi como una de las 18 regiones del mundo líderes en ambición climática.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 21 enero 2022
España tiene que resolver urgentemente la cuestión de los residuos. Mientras que los objetivos de reciclaje de residuos municipales marcados por la UE para 2020 eran del 50%, según datos...
Posted by aclimaadmin | 14 enero 2022
Recientemente se ha dado a conocer la polémica propuesta de modificación de la taxonomía de la Unión Europea, por la que se plantea clasificar a la nuclear y al gas...
Posted by aclimaadmin | 23 diciembre 2021
El Parlamento Europeo dio luz verde el pasado 24 de noviembre a un texto que insta a crear una estrategia común que promueva la autonomía y la sostenibilidad de la...
X