La Economía Circular, clave para avanzar hacia la descarbonización de Europa y Euskadi

Posted by aclimaadmin | December 3, 2021 | Aclima Blog

La aplicación de modelos circulares acarrea no solo una mejora en la sostenibilidad y el desarrollo económico, también es indispensable para conseguir una economía descarbonizada, que consiga reducir las emisiones de GEI, mitigando de esta manera las consecuencias del cambio climático. Según un estudio de la Fundación EllenMcArthurla descarbonización de la generación energética y en el fomento de la eficiencia podrían abordar como máximo el 55% de las emisiones totales, mientras que el 45 % restante correspondería al ámbito de la Economía Circular. Afortunadamente, el sector ambiental de Euskadi cuenta con la experiencia y las herramientas necesarias para convertirse en elemento tractor para el impulso de la descarbonización de la economía vasca y su transición verde y digital.

El Pacto Verde compromete a Europa con el objetivo de ser un continente climáticamente neutro en 2050, lo que sería imposible de conseguir sin evolucionar hacia una economía descarbonizada mediante la aplicación de principios circulares. Así, el Plan de Acción de Economía Circular Europeo se postula como una de las herramientas más determinantes en este ámbito, promoviendo la sostenibilidad de los productos en la economía europea, posibilitando que duren más, sean más fáciles de reutilizar, reparar y reciclar, e incorporen en la medida de lo posible material reciclado.

Economía Circular y descarbonización en Euskadi

La Estrategia de Economía Circular de Euskadi 2030 detalla los avances del territorio en el ámbito de la circularidad, ya que la economía vasca ha crecido un 26% desde el año 2000, a la vez que ha reducido un 25% que el consumo de materiales, lo que indica un desacoplamiento del consumo de materiales y el crecimiento de la economía.

En esa misma estrategia se define que la economía vasca el 77% de las materias primas empleadas por la industria son importadas, por lo que existe una gran oportunidad para la Economía Circular, retornando al mercado el residuo generado transformado en material secundario e impulsar la resiliencia en la industria vasca, capaz de contar con materias secundarias de calidad en el entorno local, haciéndola menos dependiente de la importación y extracción de materiales. De este modo, se prevé que con soluciones innovadoras más circularesse conseguiría una reducción del 6% del consumo de materias primas en los próximos años, lo que supondría un ahorro de unos 2.000 millones de euros en la industria vasca.

Además, la Economía Circular tiene potencial para generar nuevos modelos de negocio y la creación de empleo verde.Actualmente, en la industria vasca los empleos relacionados con actividades circulares son unos 18.463, el 2% del total de empleos de Euskadi, y se estima que para 2030 se generen 3.000 nuevos puestos de trabajo. En este mismo sentido, se espera que la facturación generada por productos y servicios circularessupere los 10.000 millones de euros en 2030.

Pero también el efecto de la Economía Circular puede contribuir de manera rotunda a la reducción de las emisiones de CO2 y de los impactos ambientales. Principalmente hay cuatro ámbitos donde puede mejorar los procesos para conseguir estos objetivos:

Industria eficiente: incorporando innovaciones tecnológicas en los sectores industriales con mayor impacto ambiental ahorrar consumo de recursos. Las industrias vascas sujetas a la Directiva de Emisiones industrialesconsumen cerca del 50% de todos los materiales y generan más del 70% de los residuos de la CAPV. También permitiría alargar la vida útil de los productos impulsando la reparación avanzada, remanufactura y servitización.

Ecodiseño: se estima que el ecodiseño genera en torno a un 20% de ahorros de materias primas en la fabricación y una reducción del consumo de energía y de emisiones de entre un 3% y un 30%. El margen adicional de beneficio de los productos ecodiseñados es un 24% mayor.

Gestión sostenible de residuos:en 2018 en Euskadi se generaron 6.089.377 toneladas de residuos, de los cuales un 55%, corresponden a residuos no peligrosos industriales; un 20%, a residuos de construcción y demolición (RCD); otro 20%, a residuos municipales; y un 5%, a residuos peligrosos de origen industrial.Para favorecer el uso de materias primas secundarias se necesita estimular la competitividad del uso de materiales reciclados y promover innovaciones tecnológicas que aumenten la eficacia de los procesos.

Simbiosis industrial: interrelacionando diferentes industrias, sectores o ámbitos puede conseguirse el aprovechamiento de los residuoso efluentes líquidos de unos como recursos para los otros, por ejemplo, reciclando losefluentes líquidos urbanos para la industria. En este ámbito pueden desarrollarse nuevos modelos de negocio intermedios en el tratamiento de residuos y vertidos.

Economía Circular y la doble transición

La Economía Circular tiene la capacidad de apoyar la transición energética en tres ámbitos clave:el fin de vida de las nuevas infraestructuras energéticas renovables, los combustibles a partir de residuos, y la captura y almacenamiento de carbono.

Un informe de la Agencia Europea del Medioambiente (AEMA), destaca la importancia de la Economía Circular en la transición energética del continente. En la próxima décadalos residuos procedentes de las infraestructuras de energía limpia al final de su vida útil pueden multiplicarse por 30.Además, entre este tipo de materiales hay muchas sustancias incluidas en la lista de materias primas críticas de la UE. De esta manera, el reciclaje y la correcta gestión de residuos pueden permitir un ahorro económico y ambiental, reduciendo el consumo de materias primas escasas.

En lo relativo a los combustibles se vislumbran dos campos de oportunidad: los Combustibles Derivados de Residuos (CDR) y los biocombustibles. Los CDR obtenidos a través de residuos no peligrosos que no son aptos para ser recuperados, reciclados o reusadospueden ser empleados en la industria cementera, la siderúrgica e incluso para la generación térmica de energía eléctrica. La importancia de los biocombustibles, obtenidos mediante el tratamiento físico o químico de biomasa o de residuos orgánicos, queda clara si aportamos el dato de que la bioenergía basada en la madera es la principal fuente de energía renovable en Europa, y representa el 60 % del uso de energía renovable de la UE.

La captura y almacenamiento del CO2 en el subsuelo antes de que sea emitido a la atmósfera es otra de las tecnologías prioritarias a desarrollar. Agencia Internacional de la Energía estima que se deberían capturar y almacenar al menos 21.400 Mt de CO2 para el año 2030 si se pretende limitar el calentamiento global a 2º.En este punto destacar la visión de esta tecnología desde el punto de vista de la economía circular, con un enfoque empresarial integrador, mediante la captura del CO2 presente en los gases de emisión de una planta, para purificarlo y transformarlo en CO2 comercializable en sectores como el alimentario, el agrario, salud y otros.

Economía Circular y la twintransition, verde y digital

Y se debe destacar el papel relevante de la twintransition, la transición verde y digital, promovida desde el Pacto Verde Europeo con el objetivo deconseguir que las herramientas 4.0 se pongan a disposición de la transición ecológica para acelerar la consecución de los ambiciosos objetivos ambientales y el impulso de la economía circular. En la Estrategia Industrial Europease plantea el objetivo de que la industria europea sea competitiva, climáticamente neutra y digitalizada. Para ello, se pretende apoyar a la industria y que esta lidere las transiciones ecológicas y digitales y aumente sus niveles de competitividad.De hecho, en el ámbito ambiental, la incorporación de nuevas tecnologías digitales y el análisis de los datos permiten un mejor control y aprovechamiento de los recursos, así como una mayor colaboración e intercambio de conocimientos, generando de esta manera impactos positivos desde el punto de vista medioambiental, económico y social.

Si bien, en este contexto, se debe tener en cuenta que, la eficiencia material de las tecnologías digitales podría tener un impacto medioambiental aún mayor que la eficiencia energética ya que se está dando un crecimiento exponencial en el consumo de dispositivos electrónicos debido a la digitalización masiva de nuestra sociedad. Para ello es necesario impulsar modelos circulares en la implantación de las herramientas 4.0, en especial, en el tratamiento de los Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos, con un volumen cada vez mayor, fomentando su ecodiseño que permita reutilizar y reciclar los dispositivos; digitalizando la toda lacadena de valor del producto para aumentar la trazabilidad de los materiales y garantizar la reciclabilidad y reutilización de los componentes; y aplicando las soluciones digitales a usos innovadores y disruptivos como laminería urbana, posibilitando la extracción y valorización de materiales valiosos.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 21 January 2022
España tiene que resolver urgentemente la cuestión de los residuos. Mientras que los objetivos de reciclaje de residuos municipales marcados por la UE para 2020 eran del 50%, según datos...
Posted by aclimaadmin | 14 January 2022
Recientemente se ha dado a conocer la polémica propuesta de modificación de la taxonomía de la Unión Europea, por la que se plantea clasificar a la nuclear y al gas...
Posted by aclimaadmin | 23 December 2021
El Parlamento Europeo dio luz verde el pasado 24 de noviembre a un texto que insta a crear una estrategia común que promueva la autonomía y la sostenibilidad de la...
REJECT Cookies Options ACEPTAR REJECT REJECT REJECT
X