PAYT: la experiencia de Zamudio

Posted by aclimaadmin | ekaina 21, 2019 | Aclima bloga

Ayer, en el marco de la Asamblea de Aclima celebrada en la sede de Tecnalia, se ha organizado una jornada dedicada a dar a conocer el caso de éxito en la gestión de residuos en Zamudio. Esta experiencia pionera se engloba dentro del proyecto Waste4think, en el que cuatro municipios europeos (Halandri, Seveso, Cascais y Zamudio) han impulsado medidas novedosas para la optimización de la gestión de residuos.

Ainhoa Alonso, Directora de la Unidad de Energía de DeustoTech, ha presentado el proyecto Waste4Think, cuyo objetivo principal es aplicar la Economía Circular a las prácticas de gestión de residuos. Para ello, se han aliado 19 socios de 6 países europeos distintos. En concreto, se han impulsado en cuatro municipios europeos distintos una serie de acciones encaminadas a mejorar las tasas de recogida selectiva de los residuos, que en todos los casos se han ido alcanzando.

En el proyecto, que se encuentra en su fase final, se están validando un conjunto de 20 soluciones eco-innovadoras que cubren toda la cadena de valor de residuos. De esta manera, se ha podido comprobar en entornos reales la eficacia de los cambios en la gestión de residuos implementados, al integrar los resultados en una plataforma global para poder analizar los datos obtenidos. Los cuatro municipios han sido Halandri en Grecia, Seveso en Italia, Cascais en Portugal y Zamudio.

En el consorcio, la participación vasca está representada por DeustoTech entidad coordinadora, el Ayuntamiento de Zamudio, la pyme VirtualWare y Aclima. Los objetivos de este plan experimental se alinean con las pautas marcadas por el Plan de Prevención y Gestión de Residuos de la CAPV 2020, Estrategia Vasca de Cambio Climático KLIMA 2050y la estrategia de especialización inteligente RIS3,  en concreto con Territorios de Oportunidad: Ecosistemas medioambientales y hábitat urbano teniendo como objetivo último posicionar a los municipios de Euskadi como referentes en materia de prevención de la generación y gestión de residuos urbanos.

Entre esas 20 soluciones aplicadas, destaca el llamado PAYT (Pay As You Throw). Si bien tradicionalmente se ha considerado el pago por generación de residuos como una manera de aumentar los impuestos públicos, lo cierto es que la experiencia práctica ha demostrado su eficacia a la hora de desincentivar la generación de residuos y optimizar una correcta gestión de estos por parte de la población y las empresas, consiguiendo además un ahorro de los gastos públicos. Además, la adopción de este sistema va en consonancia con los principios reflejados en las Directivas Europeas 2004/35/CE y 2008/98/CE de conseguir que los que más contaminen más acaben pagando, y ofrecer incentivos económicos para premiar las buenas conductas ambientales.

Los datos de la UE reflejan la necesidad de una mejora en la gestión de residuos, ya que el 26% de los residuos municipales se envían a vertederos, el 27% son incinerados, y solo el 47% acaban siendo reciclados o compostados. Nada menos que 80 millones de toneladas de materiales reciclables se desperdician cada año en Europa.

El alcalde de Zamudio, Igotz López, ha expuesto los resultados de la apuesta por el PAYT en la primera experiencia en la localidad. Partiendo de un porcentaje de recogida selectiva de residuos del 12% se estimaba poder alcanzar el 30%, y lo cierto es que ese límite se ha incluso superado, demostrando la eficacia del PAYT como recurso, en el piloto llevado a cabo en uno de los barrios del municipio.

A finales de año se realizará la implantación completa del sistema en la localidad, siendo Zamudio el primer municipio en el Estado español en aplicar el sistema PAYT basado en contenedores. El método elegido para asegurar la trazabilidad de los residuos ha sido el cierre de los contenedores mediante cerraduras electrónicas, que se abren mediante tarjetas identificativas en poder de los vecinos.

El caso concreto de Zamudio es peculiar, ya que se trata de una localidad en la que la presencia industrial y empresarial es muy alta (dentro de su territorio se enclava el Parque Tecnológico de Bizkaia además de siete áreas industriales) y la generación de residuos industriales representa el 68% del total de residuos generados en el municipio. Por tanto, hubiera sido ilógico aplicar solamente el sistema PAYT a los ciudadanos. Por ello, se ha abordado la gestión de residuos tanto ciudadanos como empresariales, de hostelería y de comercios.

En el sistema se paga por volumen, pero cuenta con la novedad del incremento de pago por la no separación de residuos, en el caso de los ciudadanos, y por la recogida, en el caso de las empresas.

En el área residencial se han diferenciado las viviendas con más y menos de 5 miembros y en la gestión de residuos industriales se ha combinado la recogida puerta a puerta con los contenedores en las zonas de oficinas. Para las residencias y oficinas se ha implementado la monitorización de todos los contenedores, un sistema de cajón volumétrico para la fracción resto para limitar el volumen por apertura, no facilitar la recogida de la fracción resto e instalar un Garbigune de cercanía. En el caso de las zonas industriales, se ha apostado por mejorar el sistema puerta a puerta, la identificación, pesaje y grabación de los residuos de la fracción resto y habilitar islas para la monitorización y separación de residuos.

Todas estas actuaciones se han complementado con acciones y herramientas sociales y educativas, como campañas de sensibilización, materiales didácticos para escolares y ciudadanos, eventos informativos etc.

Con esta primera prueba del sistema PAYT en Zamudio, ha quedado demostrado que cuenta con algunos retos (cierta complejidad tecnológica, costes de mantenimiento medios) pero son compensadas de sobra por sus beneficios: el sistema provoca una mejora efectiva de los porcentajes de recogida de residuos, los datos obtenidos son fiables, se acortan los tiempos de recogida, es un sistema poco invasivo para los hábitos de los ciudadanos, y se reducen el gasto público dedicado a las recogida y gestión de residuos.

Según el baremo impositivo aplicado, los ciudadanos pueden llegar a ahorrarse más de 40 euros al año en sus tasas de basuras, al igual de los establecimientos de hostelería, comerciales y empresas.

Desde Aclima se está colaborando en el desarrollo de este proyecto, mediante el que la experiencia adquirida y las sinergias entre todos los participantes permitirán aplicar nuevos modelos de gestión y de negocio en torno a la Economía Circular.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 11 urria 2019
Organizado por ATEGRUS (Asociación Técnica para la Gestión de Residuos, Aseo Urbano y Medio Ambiente), el ISWA World Congress es el cónclave más importante del mundo en el campo de...
Posted by aclimaadmin | 04 urria 2019
Euskadi espera ser para el año 2050 un territorio neutro en emisiones de carbono. Este ambicioso objetivo contrasta con la situación que nuestra región presentaba tan sólo hace unas pocas...
Posted by aclimaadmin | 26 iraila 2019
Este lunes se ha celebrado la Cumbre de Acción Climática organizada por la ONU en Nueva York, con la intención de recapitular los esfuerzos llevados a cabo por los distintos...
X