Tecnología 4.0 para mejorar la conservación del medio ambiente

Posted by aclimaadmin | martxoa 22, 2019 | Aclima bloga

Los avances tecnológicos están cambiando significativamente la forma en la que vivimos, trabajamos, disfrutamos de nuestro ocio y nos relacionamos entre nosotros o con el mundo exterior. La tecnología impregna todos los sectores industriales, empresariales, académicos y, en definitiva, sociales para convertirse en el factor clave impulsor de los adelantos más significativos en estas respectivas áreas. Por eso, es necesario aprovechar las nuevas tecnologías para optimizar los recursos existentes y mejorar la protección ambiental, ya que pueden ser una herramienta realmente eficaz y resolutiva.

Nuevas tecnologías para proteger la biodiversidad

La tecnología 4.0 tiene un gran margen de actuación para mejorar la gestión y protección de los espacios naturales más sensibles y su biodiversidad. Su potencial deriva de su capacidad de crear herramientas y aplicaciones multidisciplinares, actualizables, que integren datos variados, capaces de manejar volúmenes masivos de información y conseguir de esta manera resultados apreciables.

Por ejemplo, se pueden orientar al control de especies invasoras en la fauna, a la detección de actividades irregulares o ilegales (cazadores furtivos, vertidos en los ríos, abandono de residuos, etc.), a la prevención o localización temprana de incendios o inundaciones, control de acceso a zonas especialmente sensibles, seguimiento de especies protegidas, verificación de la calidad del aire y el agua en espacios de ocio, etc.

En la actualidad, ya se emplean drones para la monitorización y extinción de incendios. Estos aparatos están equipados cámaras de alta resolución y termográficas, mediante las que pueden monitorizar los posibles focos de fuego, detectar puntos calientes y su proximidad a zonas de alto riesgo, o realizar seguimientos nocturnos o en condiciones de poca visibilidad. Se utilizan tanto en incendios forestales como en industriales y de viviendas, y son capaces de realizar otras funciones auxiliares, como transportar kits de primeros auxilios u otros elementos.

La empresa Basoinsa ha desarrollado dos herramientas, Eeiko e Ingunet. Por medio del proyecto Eeiko, se pueden recopilar los datos aportados por los ciudadanos respecto al registro de especies invasoras. Esa información, tras ser validada por técnicos expertos, es accesible a través del portal nacional e internacional de la Global Biodiversity Information Facility. De esta forma, se consigue prevenir y gestionar más eficientemente la introducción y propagación de estas especies exóticas, mediante un sistema de alerta. La aplicación web Ingunet permite monitorizar incidencias y datos ambientales en tiempo real y disponer de una base de datos espacial y normalizada que posibilita gestionar óptimamente las acciones sobre el campo.

La aplicación de la tecnología GPS también es cada vez más común en el sector medioambiental. Especialmente orientados a las aves, al tratarse de seres de gran movilidad, algunos dispositivos permiten mantener localizados y registrados todos sus movimientos, hasta un máximo de 60 coordenadas al día. De esta forma se puede prever la aproximación de las aves a zonas de peligro, así como su rutina diaria.

Otra medida novedosa para la protección de las aves es el proyecto IdentiFlight, que funciona en algunos parques eólicos de los Estados Unidos y Europa gracias a un sistema que sitúa cámaras inteligentes en las torres eólicas para prevenir la colisión de pájaros contra las cuchillas giratorias. La combinación de sensores de imagen de última generación, sensores estereoscópicos de gran aumento y un software que procesa las imágenes para determinar la posición 3D, la velocidad, la trayectoria y las especies de interés protegidas, permite que las turbinas se apaguen si se detecta un ave próxima.

En zonas protegidas se están utilizando herramientas como SMART (Spatial Monitoring and Reporting Tool), capaz de monitorizar, evaluar y adaptar las vigilancias de las patrullas de guardabosques en la medida que se detecte el desarrollo de actividades ilegales. E incluso los sistemas de detección telefónica pueden ser útiles, como demuestra la experiencia del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama, en el que se gestionan la cantidad de visitas recibidas diariamente, su permanencia y vía de acceso mediante medios telefónicos. De esta forma se pueden prever los daños ocasionados por las visitas al recinto y dar solución a los problemas que puedan generar.

Pero, si bien los avances tecnológicos abren un abanico de posibilidades por sus múltiples aplicaciones en el campo ambiental, lo realmente necesario es un cambio de mentalidad a nivel global que nos permita ponderar y valorar en su justa medida la capital importancia de la naturaleza y la biodiversidad en nuestra existencia. En definitiva, si no aplicamos un cambio en el modelo de producción y consumo que practicamos llegará un momento, cada vez más cercano, en el que los bosques, los océanos y el clima se verán sobrepasados y colapsarán. La pérdida de biodiversidad y la degradación, sobreexplotación y polución del hábitat son tragedias a las que podemos poner freno, pero para ello se hace imprescindible un compromiso global y una apuesta firme por la sostenibilidad y el respeto al medio ambiente.

Add a comment

*Please complete all fields correctly

Posts Relaccionados

Posted by aclimaadmin | 29 uztaila 2019
El sector de los Aparatos Eléctricos y Electrónicos (AEE) figura entre los 10 sectores de actividad que más ventas registra on line en España. Teniendo en cuenta que, según datos...
Posted by aclimaadmin | 19 uztaila 2019
Aunque a veces no nos lo parezca, los mares y océanos suponen el 99% del espacio vital de nuestro planeta y el 67% de su superficie. En ellos podemos encontrar...
Posted by aclimaadmin | 11 uztaila 2019
La preocupación por la sostenibilidad y la minimización de los impactos ambientales ha llegado también al sector turístico. Debido a una cada vez mayor concienciación de los turistas, el sector...
X